PASTELA DE POLLO

Hola a tod@s!!! Hoy toca nuestra cita mensual con el reto “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia de “Patty’s Cake”

El mes pasado mis “MARSHMALLOW CHIKS” ó Pollitos de Marshmallow” fueron los elegidos por mis compañeras en sus votaciones y por este motivo fui la encargada de elegir el cuento para este mes de octubre. El cuento elegido es “Ali Baba y los Cuarenta Ladrones”.

El cuento de hoy es conocido por todos, se trata de una de las historias incluidas en las “Mil y Una noches”, a continuación como siempre os hago un breve resumen.

Ali Baba era un pobre leñador que vivía con su mujer en un pueblecito dentro de las montañas, se ganaba la vida cortando arboles gigantescos para poder vender la leña en el mercado.

Un día que se disponía a entrar en el bosque para cortar leña, descubrió que unos bandidos, nada menos que cuarenta ladrones galopando con sus caballos, accedían a través de una piedra situada en una colina a lo que parecía una cueva, pronunciando: “Ábrete Sésamo…”.

Ali baba oculto entre los arboles, observa como los hombres salen de la misteriosa cueva cargados de sacos, y por descuido de uno de ellos que se le cae un saco al suelo, Ali baba descubre que están cargados de miles de joyas y monedas relucientes.

Ali baba, no se lo pensó dos veces y se dispuso a entrar en la cueva…

Ali Baba y los 40 Ladrones

Si quieres seguir leyendo el resto de la historia, pincha en el siguiente enlace.

Mi propuesta para este mes es una “Pastela de Pollo” se trata de una clase de hojaldre hecha con masa filo y rellena a base de cebolla, pollo, frutos secos y especias. Es una curiosa mezcla de dulce y salado. Parece ser que su origen es Marroquí y se suele preparar los días de celebraciones y fiestas.

Me pareció que esta receta era idónea para nuestro cuento. Y esta vez como novedad aunque este plato lleva notas dulces, se trata de una preparación salada, espero que os guste.

PASTELA DE POLLO

Ingredientes:
  • 1 paquete de pasta Filo (8-10 hojas)
  • 1 cebolla pequeña 
  • 1 pechuga de pollo
  • 15 gr. De Almendra marcona frita
  • 15 gr. De pistachos 
  • 45 gr. De Pasas 
  • 1 cucharadita de jengibre 
  • 1 cucharada de cúrcuma 
  • Sal 
  • 1 cucharada de aroma de azahar 
  • Unas ramitas de cilantro picado
  • 50 gr. De mantequilla derretida 
  • Azúcar glas 
  • Canela 
  • Una plantilla para la decoración final (opcional)
Preparación:

Os aconsejo que piquéis las almendras y los pistachos para que se integren mejor con el resto de los ingredientes,  yo no lo hice pero lo dejo aquí porque creo que queda mucho mejor. 

Cortamos y troceamos el pollo y lo salpimentamos.  Reservamos. Ponemos a pochar la cebolla en el aceite a fuego suave hasta que se dore. Después incorporamos las almendras y pistachos picados y rehogamos unos minutos.  

Añadimos el pollo las pasas y el resto de las especias, removemos bien todo y dejamos al fuego tapado durante unos 15 minutos,  removiendo de vez en cuando.  Transcurrido este tiempo,  destapamos y echamos el aroma de azahar y removemos.  

Retiramos del fuego y dejamos enfriar.  

El relleno podéis prepararlo el día antes, yo por cuestiones de tiempo lo hice todo el mismo  día. 

Una vez que se ha enfriado el relleno,  montamos la Pastela,  para ello usamos un molde de unos 20-25 cm. aproximadamente.  Derretimos la mantequilla en el microondas.  

Comenzamos a pincelar las hojas de pasta Filo con la mantequilla y las iremos poniendo superpuestas en la base del molde para que quede toda cubierta,  unas cuatro hojas,  después pondremos otra centrada e incluimos el relleno,  aplanado bien para que quede todo bien repartido y tapamos con más hojas de pasta Filo,  siempre bien untadas de mantequilla, se superponen dos hojas más por encima del relleno y luego cerramos sobre estas las que habíamos puesto inicialmente, después podéis añadir alguna hoja más,  es importante que quede bien cerrada. 

Una vez lista,  introducimos al horno precalentado a 200 grados y la dejamos unos 15-20 minutos hasta que se vea dorada. Llegado este punto, sacamos del horno y dejamos enfriar.  Después en frío espolvoreamos con el azúcar glas y la canela. 

A falta de tiempo no he podido preparar un tutorial para que veáis el proceso, podéis consultar en YouTube, encontraréis varios videos sobre ello.

Espero que os haya gustado, para mi siempre es un reto cocinar preparaciones fuera de los dulces, pero la verdad que esta es muy fácil, aunque tengo que deciros que tuve a mi marido como pinché, él es el que cocina en casa, jejeje!!

Aquí os dejo enlace con las elaboraciones que han preparado mis compañeras del reto, no dejeis de pasar a visitarlas. Click aquí.

Antes de irme os dejo con la anécdota de Valentina:

Como todos los niños, Valentina quiere tener una mascota en casa. Sumado a que nosotros no tenemos mucho tiempo ya que estamos fuera de casa la mayor parte del día, mi marido es alérgico a los gatos, que es la mascota que nos gustaría tener a las dos. Viendo las diferentes soluciones al impedimento de poder tener el animal, Valentina propuso: Ya sé, le tapamos la boca a Papá y así no le da la alergia!!! Me parto!! 😂😂😂

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…

Dulces Postres!!!

MARSHMALLOW CHIKS

Después de un par de meses de descanso, hoy retomamos nuestra cita mensual con el reto “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia de “Patty’s Cake”.  La tarea de elegir el cuento de este mes fue de Ana Rodlop del blog “El Rincón de Ana” que fue la ganadora del reto anterior con su “Pastel de zanahoria e ideas para Peter Rabbit” , Ana es una experta en tema de manualidades, no dejéis de pasar a visitarla. El cuento elegido para este mes es, “El Cielo se esta cayendo”.

No sabía de la existencia de este cuento que me ha parecido un tanto gracioso y peculiar, os dejo un breve resumen:

“Erase una vez una gallina que tenía sus doce pollitos a los que le gustaba mucho salir al bosque y escarbar y escarbar en la tierra hasta encontrar gusanos. Un día de esos mientras jugaban a escarbar, el más pequeño de los pollitos se alarmo al caerle un trocito de hoja en la colita. Sofocado fue a buscar a su mamá y le dijo: Mamá, mamá, el cielo se está cayendo a trocitos!!! La gallina pregunto: Como sabes eso hijito?? A lo que el pollito respondió: Porque ves me ha caído un trocito en la colita!!!. La gallina alterada dijo: Hay que ir a contárselo al gallo: Gallo, gallo, el cielo se está cayendo a trocitos!!! El gallo pensativo, preguntó: Como sabes eso gallina? La gallina respondió: El pollito me lo dijo!! El gallo pregunto al pollito: Como sabes eso pollito? El pollito respondió: Lo he visto con mis propios ojos, me ha caído un trocito en la colita, ves? El gallo exclamó seriamente: Habrá que informar de esto al pato. Así que fueron a contárselo al pato y así sucesivamente el pato se lo contó al búho, el búho al perro, hasta que llegó a oídos de la zorra…”

Si quieres conocer el final del cuento aquí te dejo enlace.

Mi propuesta para el reto son estos MARSHMALLOW CHIKS o pollitos de Malvavisco en castellano, casi que en inglés queda mejor verdad….?

No es más que las conocidas esponjitas recubiertas de chocolate, en este caso Candy Melts que nos da la posibilidad de ponerle el color amarillo pollito.

La idea, la encontré como no, en mi red de referencia Pinterest, os dejo enlace a la receta original, haz click aquí.

Vamos con la receta:

Ingredientes:
  • Una bolsa de Candy Melts color amarillo
  • Una bolsa de Marshmallows
  • Algunos M&M tamaño pequeño, o también podéis usar Lacasitos, para la nariz.
  • Sprinkles tipo flor para los pies
  • Fideos de azúcar para los pelillos de la cabeza.
  • Rotulador negro comestible o fondant negro para los ojos.
  • Brochetas pequeñas
Preparación:

Preparamos nuestras esponjitas, las insertamos en las brochetas, con cuidado de no traspasarlas por arriba. Y las disponemos en un soporte para Cake Pops o Porespan. Reservamos.

Derretimos los Candy Melts en el microondas, siguiendo las indicaciones de la bolsa.

Una vez que el chocolate haya adquirido la consistencia adecuada, mojamos las esponjitas en el de forma que queden cubiertas, golpeamos un poco para quitar el exceso y volvemos a colocarlas en el soporte o porespan donde estaban inicialmente y dejamos que el chocolate se enfríe y con ello adquiera la consistencia de cobertura.

Un consejo, en el caso de los fideos amarillos que usaremos para simular los pelitos de la cabeza de nuestros pollitos, añádelos antes de que el chocolate se seque, nada más colocar las nubes en el soporte de esta manera sera más fácil que se queden adheridos y no se caerán.

Una vez el chocolate haya secado, añadimos el resto de las decoraciones. La nariz será con medio M&M partido por la mitad, tened cuidado al colocarla porque al presionar se puede rajar el chocolate de nuestros pollitos.

Los pies serán los sprinckles en forma de flor. En cuanto a los ojos podemos hacerlos con un rotulador comestible de color negro o bien con fondant de color negro. A mi me gustó mucho más el resultado con el fondant, añadiendo que mi rotulador se quedó sin tinta.

Estaréis de acuerdo conmigo que son muy fáciles de hacer, grado de complicación 0. Y quedan tan bonitos y graciosos!!! Bueno ya tenéis garantizado el triunfo en lo que se refiere a los peques de la casa. Ideales para cualquier celebración con temática como la nuestra.

No dejes de pasar a ver las propuestas que han preparado el resto de mis compañeras del reto, haz click > Enlace

Antes de irme os dejo con la anécdota de Valentina:

Hoy más que una anécdota, os cuento un momento para recordar, al fin después de varios meses se le ha caído su primer diente, no el que esperábamos, porque hay otro que se le debe caer, para dejar paso al de sustitución que ha salido por detrás, pero bueno, la verdad que tardaron en salir y ahora tardan en caer. La pobre solo le preocupaba si saldría mucha sangre, y no fue así!!😍😍😍

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…

Dulces Postres!!!

CUPCAKES CONEJITO

Hola a tod@s!!! Hoy toca nuestra cita mensual con el reto “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia de “Patty’s Cake”.  La tarea de elegir el cuento de este mes ha sido de Patricia Blanco Budia que fue la ganadora del reto anterior con sus “Cupcakes Cheesecake de Chocolate y Oreo” una autentica pasada, no dejéis de pasar a visitarla. El cuento elegido para este mes es, “El Cuento de Peter Rabbit, el conejo travieso”

Este cuento lo conozco más por la película que han hecho actualmente aunque no la he visto, como siempre os dejo resumen:

Peter es un conejito que viste ropa de humanos y anda sobre sus dos patas, vive con su madre y sus hermanas en una madriguera bajo un abeto. A pesar de que su madre les tiene prohibido entrar en el jardín del Sr. McGregor, Peter es muy curioso y desobedece las ordenes de su madre. Se cuela en el jardín y se come todas la verduras que encuentra lo que hace que enferme. Es perseguido por el Sr. McGregor y después de varios enfrentamientos y aventuras, logra escapar y regresar junto a su madre y sus hermanas.

Os dejo enlace por si queréis saber más sobre el cuento.

Esta vez no era nada complicado preparar algo para esta historia, hay gran variedad de posibilidades en torno a la temática del cuento.

Mi propuesta son estos “Cupcakes Conejito” me encanta como quedan y lo fáciles que ha sido prepararlos, ideales si queréis hacerlos con los niños, ellos quedarán encantados.

Vamos con la receta:

CUPCAKES DE ZANAHORIA

Ingredientes:
  • 4 zanahorias > 190 gr. aprox.
  • 150 gr. de Harina
  • 120 gr. de  panela
  • 100 ml. Aceite girasol 
  • 60 gr. Nueces 
  • Buttermilk ( 40 ml. Leche + 1/4 cucharadita de zumo de limón) 
  • 2 huevos L
  • 1 cucharadita de levadura 
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico 
  • 1 cucharadita de canela 
  • 1 pizca de sal 
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado 
Preparación:

Lavamos, pelamos y rallamos o picamos las zanahorias. Reservamos.

Troceamos y picamos las nueces.

Preparamos el buttermilk, a la leche le añadimos el zumo de limón y dejamos reposar mientras preparamos el resto de ingredientes.

Tamizamos los ingredientes secos harina, levadura, bicarbonato y canela y reservamos en un bol junto con la sal.

Precalentamos el horno 180 grados.

Comenzamos batiendo el azúcar (panela y vainillado) con los huevos, cuando hayamos incorporado los huevos uno a uno, añadimos el aceite mientras seguimos batiendo.

Cuando la mezcla sea homogénea, incorporamos el buttermilk y batimos hasta que se incorpore.

Agregamos la harina y el resto de ingredientes secos y batimos hasta que la mezcla se integre.

Preparamos el molde e introducimos las capsulas de los cupcakes.

Por último ya sin batir, agregamos la zanahoria y las nueces y mezclamos bien con una espátula.

Rellenamos con la mezcla 2/3 de las capsulas y metemos al horno 25 minutos o hasta que al pinchar con un palito salga seco.

Cuando estén listos sacamos del horno y dejamos enfriar en el molde unos minutos. Después sacamos los cupcakes y dejamos enfriar sobre rejilla.

CREMA DE QUESO

Ingredientes:
  • 200 gr. de quedo crema tipo Philadelphia
  • 100 gr. de azúcar glas
  • 160-180 ml. De nata montada
Preparación:

Mezclamos el queso y el azúcar glasé en la batidora o con varillas. Después ya sin batidora, de forma manual incorporamos la nata que habremos montado previamente y mezclamos hasta que este todo integrado y a la nevera hasta su uso.

Decoración:

Ingredientes para la decoración:
  • MARSHMALLOWS Para las orejas
  • Azúcar
  • Colorante en polvo
  • La crema de queso
Montaje:

Untamos los cupcakes con la crema de queso ayudándonos de una espátula.

Después preparamos las orejas de conejito, según paso a paso que os dejo en fotos:

Así de fácil tenemos nuestros cupcakes conejito.

Aquí os dejo enlace donde podéis ver lo que han preparado el resto de mis compañeras del reto. Click aquí

Antes de irme os dejo la anécdota de Valentina:

A Valentina le encanta llevarse algo de casa de sus abuelos, cada vez que vamos algo se trae. El caso es que yo suelo ir cargada con varias cosas y le insisto que lo que se lleve no me lo puede cargar a mi. Ella te dice muy convencida que si pero luego a medio camino dice que se cansa (estamos a cinco minutos de casa de mis padres jejeje). Una tarde de esas cuando me dice que se lo lleve yo, le digo: Has visto que Mamá va muy cargada (Bolso a la espalda, su mochila del cole, carpeta, etc… seguro que os suena) me sobraba una mano y me salta: Y esta manita que tienes libre?? Hay que ver…menuda lista!! 😂😂😂

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…

Dulces Postres!!!

CUPCAKES MARIPOSA DE CHOCOLATE

Hola a tod@s!!! Hoy toca nuestra cita mensual con el reto “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia de “Patty’s Cake”.  La tarea de elegir el cuento de este mes en esta ocasión ha sido para Mercedes del Sol del blog Merce’s Cake que fue la ganadora del reto anterior con su “Brazo de Gitano de Gansos” no dejéis de pasar a visitarla. El cuento elegido para este mes es, “El Zapatero y los Duendes”.

Este cuento no lo conocía y la verdad es que me ha gustado bastante, me parece muy bonito, os dejo un breve resumen:

Erase una vez un zapatero muy humilde que por razones del destino,
su situación se había empobrecido de tal manera que hablando con su mujer, le comentaba que ya no les quedaba dinero para poder comprar material para hacer más zapatos, y que de seguir así no tendrían para comer. Únicamente le quedaba cuero para hacer un par de zapatos más, dejo todo preparado para hacer la tarea al día siguiente.

A la mañana siguiente, para su sorpresa en el lugar donde había dejado el cuero, encontró un par de zapatos muy elegantes y bien terminados, que nada más entrar un cliente a la tienda, se los llevo por más dinero del que pensaba venderlos.

El humilde zapatero se puso muy contento y fue a contárselo a su mujer. Con el dinero ganado podría comprar material para hacer dos pares de zapatos más…

A la mañana siguiente, la situación se volvió a repetir, está vez había dos pares de zapatos nuevos cosidos y terminados. Ese mismo día fueron vendidos por una buena suma.

Día tras día, el milagro volvía a suceder y con ello el zapatero iba acrecentando su fortuna y su prestigio, su zapateria se hizo un negocio conocido por todos.

Un día cercano a la Navidad, su mujer le propuso esconderse esa misma noche para poder ver quien era su bondadoso ayudante. Así lo hicieron se escondieron en un armario y cuando sonaron las doce campanadas en el reloj, el humilde zapatero y su mujer no daban crédito a lo que vieron….

Si quieres conocer el desenlace de la historia, aquí te dejo link con cuento entero.

Vamos con mi propuesta para el cuento, estos Cupcakes Mariposa de Chocolate, me parecieron idóneos para nuestra fiesta. Hay diversas recetas por Pinterest, que fue mi fuente de inspiración, pero finalmente escogí una receta de un libro de recetas de chocolate que me regalaron y me encanta. El relleno es una butterswiss de limón que le va perfectamente en contraste con el chocolate, la receta de los cupcakes muy muy sencilla…

CUPCAKES

Ingredientes:
  • 125 gr. de mantequilla punto pomada
  • 125 gr. de Azúcar Glass
  • 150 gr. de Harina de trigo, todo uso, la receta original lleva Harina de Fuerza.
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 2 Huevos L
  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • 25 gr. de chocolate negro fundido
Preparación:

Fundimos los 25 gr. de chocolate y reservamos.

Tamizamos la harina, el cacao y la levadura y reservamos.

Precalentamos el horno 200 grados.

Batimos la mantequilla con el azúcar glas durante cinco minutos hasta que la mezcla blanquee.

Añadimos los huevos uno a uno y seguimos batiendo hasta que la mezcla sea homogénea.

Agregamos la harina y el resto de ingredientes secos y vertemos el chocolate fundido en forma de hilo mientras batimos hasta que todo quede bien integrado. Terminamos de mezclar con la espátula para no sobrebatir.

Preparamos la bandeja de cupcakes con las capsulas y servimos la 2/3 de la mezcla en cada una de ellas.

Bajamos la temperatura del horno a 180 grados y metemos la bandeja de los cupcakes durante unos 20-25 minutos aproximadamente.

Una vez listos, sacamos la bandeja del horno y dejamos reposar unos minutos, después desmoldamos los cupcakes y dejamos enfriar sobre rejilla.

BUTTERSWISS DE LIMÓN

Ingredientes:
  • 250 gr. de mantequilla punto pomada
  • 3 huevos L (solo las claras)
  • 200 gr. de azúcar Blanquilla
  • 1 cucharadita de extracto de limón (también podéis sustituirlo por zumo de limón)
  • La ralladura de un limón
Preparación:

En un bol o recipiente de cristal ponemos las claras junto con el azúcar para que este se disuelva en ellas sin llegar a cocinarse. Si dispones de un termómetro de azúcar, la temperatura no debe rebasar los 65ºC. Removemos de vez en cuando con la cuchara. Sabremos que esta listo, al tomar una pequeña cantidad con los dedos, si no notamos gránulos es que se habrá disuelto correctamente. Retiramos y dejamos enfriar un poco.

Vertemos las claras y el azúcar que hemos preparado en el bol de nuestra batidora/amasadora y batiremos durante unos 7 minutos hasta que se hagan picos firmes. Comenzaremos con la velocidad más baja e iremos subiendo progresivamente hasta alcanzar la máxima.

Cuando tengamos listo el merengue,  añadimos la mantequilla poco a poco sin dejar de batir, al igual que con las claras, empezaremos con velocidad baja para después ir subiendo. La mezcla irá adquiriendo consistencia como de helado.

Añadimos la ralladura y el extracto de limón y seguimos batiendo un poco más hasta que todo quede bien mezclado.

MONTAJE

Una vez en frío cortamos la chepa de nuestros cupcakes.

Después cortaremos el capazo de cada uno en dos mitades para hacer las alas de Mariposa.

Decoramos los cupcakes con la Butterswiss de Limón ayudándonos de manga y boquilla.

Colocamos las alas de Mariposa en cada uno de los cupcakes.

Espolvoreamos con azúcar glas

Espero que os haya gustado mi propuesta, a mi me ha gustado prepararlos, menudo olor a chocolate desprendían!!!

Ahora os dejo enlace para que podáis ver lo que han preparado mis compañeras del reto. Clic aquí

Antes de irme os dejo con la anécdota de Valentina:

Una tarde que la llevamos al parque de bolas a ella y a su primo. El abuelo les dijo que mejor no se pintarán la cara, que luego era difícil andar quitándoles la pintura. Yo para convencer a Valentina, le dije: Si Valentina, mejor que no te pinten que sino luego te tengo que meter al baño!! A ella le quedó bastante claro el tema, así que según llega al parque de bolas le dice a la chica: “Hoy no me pintas, que si no me bañan!!! 😂😂😂” Madre mía!!! Que pensaría la muchacha!!!

En esta época que aún no hace calor, alternamos el baño día si, día no. Ese día no tocaba.

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

RATONES DE GALLETA

Hola a tod@s!!!  De nuevo retomamos nuestra cita mensual con el reto “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia de “Patty’s Cake”.  La tarea de elegir el cuento de este mes en esta ocasión me ha correspondido a mi,  ya que fui la ganadora del reto anterior con mi “Pez escamado de Hojaldre“. El cuento elegido para este mes,  es “El Ratoncito Pérez“.

Creo que esta es una de las historias que todos conocemos, además de haberse convertido en una tradición sobre todo para los más pequeños.

No obstante, os dejo resumen del cuento:

Pepito Pérez era un pequeño Ratón que vivía con su familia en el agujerito de la pared de un edificio. Allí estaban a gusto y tenían todo lo necesario para vivir él y su familia. Un buen día se percató de que en el piso de arriba, habían abierto una clínica dental, así que desde ese momento Pepito subía todos los días a visitar al nuevo vecino el Doctor Jose Mª y de paso aprendía un montón de cosas sobre la profesión, tanto que se aficionaba con su familia y les solucionaba los problemas dentales. En poco tiempo, Pepito se hizo con una clientela fija de ratones que acudían a visitarle y le pedían ayuda en cuanto a sus dientes.

El problema vino cuando empezó a recibir la visita de Ratones ancianos que necesitaban dientes nuevos para poder comer turrón, nueces y todo lo que les gustaba…

Que podía hacer Pepito para ayudarles…?

Si queréis conocer el resto de la historia o volver a recordarla leyendosela a los más peques, aquí os dejo enlace de una versión del cuento que a mi me ha encantado.

Ahora vamos con mi propuesta para el cuento, tenía claro que quería hacer algo relacionado con los ratones, así es que finalmente me decidí a hacer estos “Ratones de Galleta” o Mice Cookies. Me pareció genial para nuestra fiesta en torno a este popular cuento y nada difícil os lo aseguro, podéis hacerlos con los más pequeños de la casa y les encantará prepararlos.

Vamos con la receta, en esta ocasión he escogido la receta de Martha Stewart a la que le he hecho alguna pequeña modificación, aquí te dejo la original.

Ingredientes:
  • 330 gr. Harina todo uso
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 170 gr. de azúcar
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 huevo L o XL
  • Almendra laminada para las orejas
  • Regaliz negro o en su defecto rojo para los rabitos
  • Pepitas de chocolate para ojos y nariz
Preparación:

En primer lugar pesamos y tamizamos la harina y reservamos.

Batimos la mantequilla con el accesorio pala, durante unos dos minutos aproximadamente y vamos incorporando el azúcar a la mantequilla sin dejar de batir, echándolo de forma gradual. Batimos durante tres minutos más hasta que la mezcla adquiera un color blanco y este esponjosa. Añadimos el extracto de vainilla, la sal y el huevo y seguimos batiendo.

Bajamos la velocidad y vamos incorporando la harina poco a poco a la mezcla mientras seguimos batiendo. Una vez adquiera la consistencia de masa sacamos y terminamos de de darle forma sobre una superficie. Formamos un disco de bastante grosor y lo envolvemos en papel film. Después lo llevamos al frigorífico para que enfríe unas horas (mínimo 4 horas) o hasta el día siguiente si lo hacéis por la tarde.

Transcurrido este tiempo, sacamos la masa del frigo y la dejamos que se temple unos minutos. Después con ayuda de una cuchara vamos tomando porciones de ella, formamos una bola pequeña a la que iremos dando una forma ovalada simulando el cuerpo de nuestros ratoncitos. Presionando con los dedos para hacer las cuencas de los ojos.

Vamos disponiendo los ratones en la bandeja donde vayamos a hornearlos. Precalentamos el horno 175º C. Una vez formados todos, añadiremos el resto de decoraciones. Con las laminas de almendra les pondremos las orejitas, las pepitas de chocolate serán los ojos y la nariz.

Prepararemos el regaliz, pero no lo incluiremos hasta después del horneado. Yo he comprado regaliz enrollado y he formado varias tiras con el y las he recortado.

Metemos al horno durante 25-30 minutos aproximadamente. Después cuando estén listos nada más sacar del horno, en caliente es cuando debemos ponerles el rabito, con cuidado de no quemarnos, con un palito o brocheta, hacemos un agujerito en la parte de atrás de cada ratoncito y metemos el rabito para que se quede sellado. Yo los agujeros los hice antes del horneado, pero se cierran y hay que volver a hacerlos.

Cuando todos los ratones tengan su colita, dejamos enfriar sobre rejilla y listos.

Espero que os hayan gustado, a los niños les encantan!!!

Os dejo enlace para que podáis ver lo que han preparado mis compañeras del reto. Clic aquí.

Antes de irme os dejo con la anécdota de Valentina:

Como la cosa va de ratones esta vez, os contaré que desde hace poquito tenemos un nuevo integrante en la familia, un hamster de esos pequeñitos, ya que Valentina insistió mucho en quería un animalito. Para finalizar el año, el mismo día 31 de Diciembre, Valentina abrió la jaula para jugar un poco con él, el hamster se debió de asustar y se salió!!! Valentina estaba con su padre, pero en lugar de decírselo a él, viene a la cocina con cara de susto y me dice que lo siente que se ha escapado el bichito. No os podéis imaginar la tarea para encontrarlo, menos mal que el campo de búsqueda era el salón y de ahí no salió, al final le toco a mi marido intentar atraparlo. Yo solo podía pensar en la chica de la tienda donde lo compre que conta-ba que el suyo se escapo y tardo dos meses en encontrarlo!!! Madre mía!!! Menos mal que todo terminó bien!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

Dulces Postres!!!

PEZ ESCAMADO DE HOJALDRE RELLENO DE PATE DE JAMÓN, QUESO Y ATÚN


Hola a tod@s!!!  Hoy toca nuestra cita mensual con el reto “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia de “Patty’s Cake”.  La tarea de elegir el cuento de este mes ha sido para nuestra compañera Victoria Martínezdel blog “Hoy cocina Vivi”,  ya que fue la ganadora del reto anterior con sus “Galletas de castañas”, os dejo enlace para que paséis a visitarla, a mi me encantaron. El cuento elegido para este mes,  es “El pescador y el pececillo de oro“.

Os dejo un breve resumen del cuento:

Un anciano pescador vivía junto al mar con su mujer. Obtenían alimento a través de la pesca. Un día en una de sus redes apareció un hermoso pececillo dorado, que para su sorpresa hablaba y le suplicó que lo soltara. El anciano así lo hizo, y se marchó a su casa sin pedir nada a cambio. A su regreso se lo contó a su mujer que le reprendió muy enfadada y le obligó a volver para que le pidiera una recompensa. El hombre así lo hizo, y el pececillo le dijo que no se preocupará que cumpliría sus deseos. El hombre regreso a su casa y encontró a su mujer con una nueva tina. A partir de este momento la mujer se hace cada vez más avariciosa exigiendo a su pobre marido que fuera a por mas recompensas al mar, llegando incluso a querer sustituirle..

Si quieres conocer el resto de la historia aquí te dejo enlace.

En esta ocasión mi idea era hacer algo con forma de pez, y curioseando por Pinterest encontré este gracioso “Pez de Hojaldre” que me pareció una idea fantástica sobre todo para una fiesta de cumpleaños o cualquier tipo de celebración. De cara a las navidades puede quedar muy bien en vuestras mesas y los invitados quedarán encantados. Por no decir los más peques, porque ofrece muchas posibilidades de relleno.

Lo ideal para los niños es rellenarlo de Nutella, les encantará, pero esta vez quería cambiar y hacer algo más nutritivo e igual de rico. Así que escogí un pate de jamón york, quesitos y atún que suelo hacer para la merienda y que está muy rico. Otra idea sería preparar un relleno con una base de salmón.

Lo mejor, es lo fácil que es prepararla, no os vais a creer que hice receta y fotos ayer por la mañana, así que no tenéis ninguna excusa para no prepararla y los ingredientes muy sencillos, esta vez no traigo nada complicado.

Como objeto común en la foto, debíamos poner algo similar a una red de pesca, así que el salvamanteles navideño dorado que veis en la foto me pareció buena idea.

Vamos con la receta, que será la primera de tipo salado que incluyo en el blog…

Ingredientes:

  • 2 Láminas de masa para Hojaldre redondas
Para el paté:
  • 200 gr. de Jamón Cocido de York
  • 8 porciones de quesitos
  • 1 lata de atún en aceite de oliva virgen
  • 50 gr. de queso rallado
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra (opcional)
  • 1 huevo batido

Preparación:

En primer lugar preparamos el paté, para ello picamos bien el jamón de york, después troceamos los quesitos, desmenuzamos el atún sin desechar el aceite y mezclamos bien todos los ingredientes con un batidor o simplemente con la espátula, mezclando muy bien, hasta que quede una consistencia untuosa, tipo pate. Si queda muy pastosa podéis añadir un chorrito de aceite de oliva para que quede más suave.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Disponemos las laminas de hojaldre, podéis hacerlo de dos formas, (abajo os dejo enlace a un video que he encontrado en youTube para que podáis verlo mejor, ya que no he podido haceros un paso a paso). Yo lo he hecho de la siguiente manera, he dispuesto una lámina, después he untado parte de la mezcla, (las cantidades que os doy, son más que suficientes, os sobrará para poder preparar sándwiches para la merienda, lo metéis en el frigo y listo) sobre la primera lámina, dejando el borde libre, sobre todo concentrando el relleno en la parte central. Con ayuda de un pincel, mojado un poquito en agua, untamos todo el borde para que actúe de pegamento.

Después cubrimos con la segunda lámina, haciendo que coincidan ambas y pegamos bien los bordes. Con un cuchillo vamos haciendo la silueta de nuestro pez, una vez listo, retiramos los restos de masa, nos aseguramos de que los bordes estén bien sellados y dibujamos el resto de decoraciones. El ojo lo he hecho con dos boquillas de distinto tamaño.

Una vez hechos los cortes, rizamos haciendo este tipo de bucles que ves en la imagen (Ver video más abajo).

Por último, pincelamos nuestro pez con huevo batido y lo metemos al horno.

Horneamos 30 minutos y listo. Dejamos enfriar un poco y…

Ya esta!!! Así de facil!!

Os dejo video de la preparación:

Espero que os haya gustado mi propuesta y que por supuesto os animéis a prepararla, ahora os dejo enlace con las propuestas que han preparado mis compañeras, haz clic aquí.

Antes de despedirme, os dejo con la anécdota de Valentina:

Ayer mientras hacia las fotos, Valentina estaba alrededor jugando y de fondo estaba la televisión en la que salía una embarazada que estaba a punto. Valentina la debió ver tan gorda que me dice: “Le van a sacar el bebé? Yo no quiero que me saquen un bebé” Le digo: No cariño, tu eres muy pequeña…y me dice: “Es que yo ya he salido de tu tripa…” jajajaja!!!!  me lo dijo como aclarando que con eso ya era suficiente, jejeje!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

Dulces Postres!!!

PANECITOS BRÖTCHEN

Hola a tod@s!!!  Hoy toca nuestra cita mensual con el reto “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia de “Patty’s Cake”.  La tarea de elegir el cuento de este mes ha sido para nuestra compañera Belén Mollá de “Mossets de Plaer”,  ya que fue la ganadora del reto anterior con sus preciosas galletas cisne, os dejo enlace y os aconsejo que paseis a visitarla porque es una verdadera artista. El cuento elegido para este mes,  es “Mariuca la Castañera“.

Os dejo breve resumen del cuento:

Trata de Mariuca, una niña huerfana, que es acogida en casa de Doña Paca, esta le advierte que ella es pobre y que para ganarse el cobijo y la comida debe trabajar vendiendo castañas asadas.

Mariuca con su paraguas, la silla y el fogón se pone bajo a un árbol para hacer su cometido.

Pronto empiezan a venir varios niños que se llevan alguna cosa barata, después aparece un niño que parece tener apetito, Mariuca se apena al verlo y le da un buen montón de castañas. Más tarde, aparecen más alertados por el primero y Mariuca les da igualmente su montón a cada uno.

Cuando regresa a casa, Doña Paca, la reprende ya que no ha traido tanto dinero como cabía esperar. Ella le cuenta que se lo ha dado a los chiquillos que tenían hambre. Doña Paca le dice que si se repite, no vuelva a casa, que lo importante es el negocio.

Mariuca preocupada por lo que le había dicho Dña. Paca, decide que al día siguiente será mas dura y no hara caso de las peticiones…

Pero al día siguiente, la bondad de la niña se apodera de ella y no es capaz de dejar a los niños hambrientos, apenada y pensando en lo que le había dicho Doña Paca, no regresa a casa y se queda dormida en el puesto de castañas bajo su paraguas y la lluvia.

Cuando despierta no puede salir de su asombro al ver…

Si quieres conocer el resto del cuento, dejo enlace del cuento completo, aquí.

Ya lo sé, hay infinidad de recetas para hacer con castañas, este mes lo teníamos muy fácil, pero yo decidí que las castañas irian en la foto unicamente (era el objeto elegido que debiamos incluir en la foto). Las castañas asadas estan  muy buenas y la verdad es que no he hecho postres con castañas, pero en esta ocasión me sugería preparar algo acorde con el otoño, y el hecho de que ya podemos encender más el horno y decidí preparar alguna receta de pan.

Encontré estos “Panecitos Brötchen” y me parecieron ideales para esta ocasión, son muy tiernos y blanditos como la protagonista del cuento.

Fuente: Os dejo enlace de la receta aqui

Ingredientes (14 bollitos aprox):

  • 400 gr. de Harina de Fuerza
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 y 1/2 cucharadita de levaruda seca de panadería.
  • 260 ml de agua templada
  • 20 gramos de mantequilla pomada

Preparación:

Amasamos todos los ingredientes menos la mantequilla durante 5 minutos,  bien con batidora /amasadora o de forma manual en su defecto.

Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y amasamos 5 minutos más, transcurrido este tiempo obtenemos una masa agradecida, suave y nada pegajosa. Formamos una bola y la metemos en un bol que habremos engrasado previamente con un poquito de aceite.  

Dejamos que doble su volumen,  una hora aproximadamente,  en mi caso fue hora y media. 
Una vez haya levado,  sacamos y aunque la receta Fuente no lo indica,  yo he quitado un poco de aire a la masa durante unos minutos.  

Dividimos la masa formando bolas, a ser posible que pesen similar,  las mías oscilaban entre 47-50 gramos. Dejamos reposar 15 minutos,  después les hacemos el dibujo,  si tenéis un cortador Káiser (os dejo foto aquí)  y si no con el canto de una cuchara de servir sopa, hay que marcar bien la cuchara pero sin llegar a cortar, para que no se le vaya el dibujo con el levado, yo lo hice con la cuchara y bueno desde luego el resultado no es el mismo que si dispones del cortador,  pero están igual de ricos eso sí!! Jejeje

Colocamos los panecillos en la bandeja del horno que habremos forrado con papel de horno o vegetal, espolvoreamos un poco de harina por encima y dejamos levar unos 40-45 minutos más.

Después metemos al horno precalentado a 200 grados, unos 15-20 minutos. Una vez listos sacamos y dejamos enfriar sobre rejilla.

Me ha encantado esta receta,  me parece muy fácil, los tiempos de levado no son muy largos, y el resultado es un pan muy tierno que podemos comer tanto en el desayuno como la merienda. 

Esta delicioso,  y a mi me encanta hacer masas levadas,  siempre lo digo, pero si no hago más es por falta de tiempo. Me la quedo como habitual ya que se prepara en seguida y puedes congelar los panecillos y así lo tienes a mano. 

Espero que os guste tanto como a mi, y que os animéis a prepararla,  os va a encantar!!!

Ahora os dejo enlace con el resto de recetas que han preparado mis compañeras, click aquí.

Por ultimo antes de despedirme, os dejo con la anecdota de Valentina:

Ayer el coche me dejo tirada en medio de un cruce, el embrague se hundió y ya no quiso salir. Valentina estaba con mis padres, les llamé para avisarles de lo sucedido y de que llegaría más tarde a recogerla. Mi padre le comentó a mi madre: “Marisa,  se ha quedado tirada con el coche” a lo que Valentina que estaba escuchando todo, preguntó: “Porque está tirada mi mamá?” Donde esta tirada? Ay mi niña que no entendía nada y pensaba que yo estaba por ahí tirada… 😍😍😍 Que pena que nos hagamos mayores y perdamos esa inocencia tan bonita!! 

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

Dulces Postres!!!

Cisnes de Pasta Choux

Hola a tod@s!!!  Este mes de septiembre retomamos de nuevo el reto mensual  “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia de Patty’s Cake.  La elección del último cuento la hizo la ganadora del reto anterior en junio,  Victoria Martínez con unos deliciosos “Sandwiches para el té”.

Vamos ahora con un breve resumen del cuento:

Trata de un rey que tiene once hijos varones y una única hija. Al fallecer su esposa,  vuelve a desposarse con la hija de una bruja. Temiendo que su recién estrenada esposa hiciera uso de sus dotes mágicas,  se llevó  a sus hijos a un castillo lejano para protegerlos. 
Pero su esposa lo descubre y hace un conjuro sobre los onces hijos convirtiéndoles en once cisnes salvajes… 

Quieres conocer el desenlace final…? Te dejo link aquí para que puedas verlo.

Ahora vamos con mi propuesta,  como no pude participar la vez anterior, tenía muchas ganas de hacerlo ahora en esta nueva etapa. 
La inspiración la encontré en Pinterest,  y me encantó la idea. Es la primera vez que preparo pasta Choux!!!  esto no es difícil,  pero lo que más me preocupaba era darle la forma a las cabezas de los cisnes, creo que no ha ido mal,  por esta vez. En mi caso no tengo tiempo para pruebas así que siempre me arriesgo.

Vamos con la receta!!! 

Ingredientes:

  • 250 ml de agua 
  • 100 gr. Mantequilla 
  • 1 cucharadita de azúcar 
  • 1 pizca de sal
  • 160 gr. De Harina 
  • 4 Huevos L 
  • Azúcar glas para decorar 
  • 150 ml. De nata montada 

Preparación:

En una olla, calentamos el agua y la mantequilla hasta que hierva. 
Una vez llegue a ebullición,  echamos la harina tamizada, mezclada con el azúcar y la sal. La echamos toda de una vez,  retiramos del fuego y mezclamos bien con una espátula o cuchara de madera, se irá formando una masa, y poco a poco se irá despegando de las paredes de la olla, llegado este punto,  dejamos reposar unos minutos.  

Cuando la masa se haya atemperado,  añadimos los huevos de uno en uno,  mezclando bien,  para que se integren. 
Una vez tengamos lista la masa de pasta,  la ponemos en una manga pastelera con una boquilla rizada. Reservamos un poco de la mezcla que pondremos en otra manga,  para hacer las cabezas y cuellos de los cisnes. Podéis usar una boquilla fina o cortando la manga. 

Horneado:

Precalentamos el horno  180 grados.  
En la bandeja con papel de horno o vegetal,  vamos formando los cuerpos de los cisnes que haremos similares a una lágrima. Hay que dejar algo de separación entre ellos para que tengan su espacio,  ya que en el horno aumentan su tamaño.  

Según recetas que he visto por la web la temperatura del horno es 250-200 grados los primeros minutos de horneado, y después la van bajando. Yo hice una primera hornada a 250 y a los 15 minutos tuve que sacarlos o se quemaban. 
Así es que en mi horno los he hecho a 180 grados en media hora de duración y han salido correctos,  ya sabéis que aquí depende de cada horno. 
Cuando estén listos abrimos el horno y dejamos la puerta abierta,  y los vamos sacando de uno en uno a una rejilla para que enfríen. 

Decoración:

Preparamos las cabezas y cuellos,  esto es cuestión de practica, pero vamos enseguida le coges el truco. Cogemos la manga y empezamos haciendo el pico, seguimos y formamos una pequeña bola simulando la cabeza y después continuamos con el cuerpo que haremos como si fuera un número 2. Yo he utilizado una boquilla demasiado fina, quizás una mas ancha de mejor resultado, asi evitais que se os rompan.

Al hornear los cuellos y cabezas,  ojo!! A mi la primera hornada se quemó. Horno 180 grados,  unos cinco minutos y ojo avizor, en cuestión de minutos se doran demasiado y no quedan bonitos!

Sacamos del horno y reservamos

Cuando se hayan enfriado los cuerpos,  (como suena esto…) los cortamos por la mitad (pues esto no suena mejor…jajaja),  a su vez la parte de arriba,  la dividimos en dos,  lo que serán las alas de nuestros cisnes. 
Disponemos la nata montada en una manga y cubrimos la base de nuestros cisnes, después colocamos las alas por encima. Por último les pondremos la cabeza insertando el cuello en la nata ( madre mía,  porque lo acompaño de fotos que si no!!! Jajaja).

Por último espolvoreamos con azúcar glas…et voila!!!

Espero que os animéis a prepararlos, quedan tan bonitos!!! Y están deliciosos!!! 

Os dejo aho enlace para que podáis ver las propuestas de mis compañeras,  click aquí.

Y por último os dejo con la anécdota de Valentina:

Cuando estaba Horneando esta misma receta, viene a la cocina, y me dice: Mamá he uelido muy bien a bollitos!!!! Habla bastante bien, pero algunas palabras aún se le resisten!!! Fue la primera en degustar los cisnes, lo mejor, ver su carita sonriente cuando lo vio puesto en el plato!!! 

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

Dulces Postres!!!

NUDE CAKE DE ZANAHORIA CON CREMA DE QUESO CANELA Y ARCE

Hola de nuevo a tod@s!!! Para este último viernes de mayo, traemos nueva receta para homenajear al protagonista de este mes, en el reto “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia del Blog Patty’s Cake. Como os decía este mes tenemos un protagonista especial que la misma Patricia eligió el mes pasado al quedar ganadora del reto anterior con su preciosa tarta “Naked Cake de Camomila con mouse de fresa y mermelada de fresa casera” os aconsejo que os paseis a visitar esta delicia que nos preparó Patricia, yo quede prendada y ya la tengo anotada en mi lista de pendientes… Bueno ahora si os desvelo el cuento de este mes que no es otro que el tierno y dulce “Bambi”.

Quien no conoce este cuento? Creo que todos tenemos recuerdos de el durante nuestra infancia, aún así os dejo una breve introducción como siempre:

Bambi es un cervatillo recien nacido, en el bosque todos estaban impacientes por su llegada, así que es un día muy especial, porque por fin le van a conocer.

Durante el primer año de su vida, Bambi vive con su mamá y sus amiguitos de otras especies como el conejito llamado “Tambor” en lo profundo del bosque, y es muy feliz.

Su madre le enseña todo lo relacionado con la vida en el bosque, y poco a poco va dejando que Bambi empiece a cuidar de si mismo, para ello un buen día lo lleva una parte del bosque, que es preciosa y el nunca había visitado, allí le habla por primera vez de los humanos y del peligro que conlleva esta por allí solo…

Os dejo enlace con más información sobre el cuento aquí.

P1150373_r

Ahora vamos con mi propuesta para “Bambi”, en esta ocasión he preparado uno de mis bizcochos favoritos, el de zanahoria, me encanta , es uno de los más ricos y junto con una buena crema de queso, resulta delicioso.

P1150378_r

He usado un molde de 15 cm. Con estas cantidades, me ha salido el bizcocho que veis en las imagenes, he horneado el bizcocho y luego lo he cortado en tres capas dejando la primera capa sin nivelar para darle un aspecto mas rustico. Si quereis que os salga más grande y mas alto, tendreis que que doblar o triplicar las cantidades.

La crema de queso la he adaptado de otra de mis recetas, y me ha sorprendido el resultado, sobre todo el toque que le da la canela y el sirope de Arce, creo que es la que más me ha gustado de las que he hecho.

BIZCOCHO DE ZANAHORIA

Ingredientes: (Molde 15-18 cm. aprox.).

  • 250 gr. de Harina
  • 2 cucharaditas de Levadura en polvo
  • 2 cucharaditas de canela
  • 1 cucharadita de jenjibre en polvo
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 100 gr. de azucar moreno claro
  • 175 ml. de aceite de girasol
  • 3 Huevos
  • 340 gr. de zanahoria picada o rallada
  • 70 gr. de nueces troceadas o picadas
  • Pizca de sal

P1150387_r

Preparacion:

Tamizamos los ingredientes secos, harina, levadura y especias. Reservamos.
Rallamos o picamos la zanahoria y troceamos las nueces. Reservamos.
Precalentamos el horno 180 grados.
Comenzamos batiendo el azúcar con los huevos y la pizca de sal, vamos añadiendo los huevos uno a uno hasta que se integren en la mezcla, batimos durante unos minutos.
Después añadimos el sirope de arce y seguimos batiendo. A continuación echamos el aceite poco a poco mientras seguimos batiendo unos minutos más.
Ahora integramos los ingredientes secos a la mezcla, vamos añadiendolos gradualmente, nos ayudamos de la espátula para raspar la harina adherida a las paredes del bol, no es necesario sobrebatir, terminaremos mezclando con la espátula. Añadimos la zanahoria y mezclamos muy bien y después las nueces y mezclamos de nuevo hasta que la mezcla sea homogénea.
Vertemos la mezcla en el molde previamente engrasado, yo le pongo una base de papel vegetal en el fondo del tamaño de la base del molde.
Horneamos a 180 durante 45-50 minutos aproximadamente.
Una vez listo, sacamos y dejamos enfriar dentro del molde unos diez minutos, después desmoldamos y dejamos enfriar el resto sobre rejilla.
Mientras enfría preparamos la crema de queso.
CREMA DE QUESO CON CANELA Y ARCE
Ingredientes:
  • 200 gr. Queso Philadelphia
  • 250 gr. Queso Mascarpone
  • 100 gr azucar glace
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de sirope de arce
  • 1/4 cucharadita de Gellespessa*

(*) La Gellespessa es un espesante alimenticio para salsas y cremas, podéis encontrarlo en tiendas de Repostería o en algunos comercios, si no me equivoco creo que Carrefour, si que lo tiene.

Preparación:

En el bol de la batidora que habremos metido previamente a la nevera una media hora antes de la preparación, echamos los quesos, el azucar glas, la canela y la Gellespessa, batimos con el accesorio pala. Según mezclamos vamos subiendo la velocidad, paramos y echamos el sirope de arce, seguimos batiendo un poco más hasta llegar a la velocidad máxima, y que todo este bien mezclado y listo.
MONTAJE
Una vez tengamos lista nuestra crema cortamos el bizcocho, en tres capas, yo utilizo una lira para dejarlos bien nivelados. Ponemos la base del bizcocho en una blonda de su medida o directamente en el stand donde vayamos a servirla, y disponemos la crema con una espátula, y montamos la siguiente capa del mismo modo. Una vez montada podemos espolvorear la superficie con azúcar glas con azúcar glas y decorarla con algunas flores, yo esta vez me he animado a ponerle estas florecillas, se llaman “Paniculata”, creo que le dan un toque muy bonito a la tarta.
Espero que os haya gustado mi propuesta, queda una tarta deliciosa, y la crema de queso esta riquísima, os animo a prepararla.
Si quieres ver el resto de propuestas que han preparado mis compañeras del reto, haz clic aquí.
Antes de irme os dejo con la anécdota de Valentina:
Una tarde que estaba con sus primos y estaban dando todos mucha guerra , mi hermano les dijo: Anda venga tenéis que jugar a algo, al escondite inglés, así que se pusieron todos a jugar. A Valentina el juego no debió hacerle mucha gracia ya que dos días después, me dice: Mamá, yo no quiero jugar al escondite inglés con los primos, yo quiero jugar al escondite español!!! 😂😂😂
Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!
¡¡¡Dulces Postres!!!

RED VELVET CON TOPPERS DE BAILARINA

Este mes de abril se me ha pasado volando, a vosotros no? De nuevo por aquí un mes más para unir nuestras propuestas en un bonito cuento, en el reto “Una galleta un cuento” que organiza nuestra querida Patricia de Patty’s Cake. La  ganadora del reto anterior Blanca del blog “Tu ves y yo hago” que nos deleito con una preciosa tarta, fue la encargada de decidir el nuevo cuento, en esta ocasión “Las Doce Princesas Bailarinas”. Te dejo toda la información del reto pinchando en la siguiente imagen.

Vamos con el cuento, como siempre os dejo un pequeño resumen y enlace por si queréis leerlo.

Trata de un rey que tenía doce hijas princesas, todas dormían en la misma habitación en sus doce camas, y curiosamente cada mañana los zapatos de todas ellas amanecían destrozados. El rey no se explicaba el motivo y quería desvelar el secreto de sus hijas, donde iban todas las noches para destrozar de esta manera los zapatos?

Ofreció como recompensa, aquel que logrará conocer el secreto de las doce princesas, se casaría con una de ellas.

Fueron varios los pretendientes sin éxito, que intentaron desvelar el misterio, pero tan solo uno fue capaz, con la ayuda de los consejos de una anciana.

El muchacho finalmente logro descubrir que hacían las princesas toda la noche…

Si quieres conocer el desenlace del cuento, haz clic aquí.

Mi propuesta para el cuento de este mes, es doble, por un lado unos “Toppers de bailarina” para cupcakes,  que van ideales para el cuento y que me ha sorprendido el resultado, son muy fáciles y quedan muy bonitos, quizás me ha ilusionado más hacerlos esta vez que la repostería en si, ya que normalmente no suelo hacer manualidades, además en esta ocasión os dejo un tutorial con fotos del paso a paso para que veáis lo fácil y rápido que es hacerlos, espero que os guste.

La segunda parte, son unos “Cupcakes Red Velvet” con una crema de queso y mantequilla para la cobertura, ideales para presentar nuestro toppers. Me encanta el red velvet tanto el bizcocho como los cupcakes es delicioso y tienen ese sabor tan especial que lo diferencia del resto…

TOPPERS DE BAILARINA PARA CUPCAKES

Utensilios que vas a necesitar:

TUTORIAL PASO A PASO

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Vamos ahora con la receta de Red Velvet (Fuente: Receta de Alma Obregón del libro “Objetivo Cupcake Perfecto”)

Ingredientes (para unos 12 cupcakes)

  • 60 ml. Aceite de oliva suave (yo uso de girasol)
  • 160 gr. de Azúcar
  • 1 Huevo L
  • 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 cucharadita de colorante rojo en pasta (Extra Red de Sugargflair)
  • 1 cucharadita y media de extracto de vainilla
  • 125 ml. Leche entera
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 150 gr. de Harina
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1 cucharadita de vinagre blanco

Preparación:

Tamizamos la harina junto con el cacao

Mezclamos la leche y el zumo de limón para preparar un buttermilk,  reservamos mientras preparamos el resto de ingredientes.

Precalentamos el horno 180 grados

Batimos el azúcar con el aceite hasta que se integren,  añadimos el huevo y el extracto de vainilla y seguimos batiendo.  Añadimos los ingredientes secos alternando adicciones del buttermilk que hemos preparado. Disolvemos el bicarbonato en el vinagre y lo echamos sobre la mezcla mientras burbujea. Por último agregamos el colorante en pasta y batimos un poco más para coja el color deseado.

Preparamos la bandeja de cupcakes con las capsulas y rellenamos dos tercios (esta mezcla es algo más liquida que la de otras recetas, no las lleneis mucho , que luego suben bastante , yo siempre me paso y me han salido con un copete)

Horneamos unos 25-30 minutos

Una vez listos dejamos enfriar sobre rejilla.

Vamos con la crema…

Ingredientes Crema de Queso y Mantequilla:

  • 170 gr. de mantequilla punto pomada
  • 300 gr. De azúcar glas tamizado
  • 170 gr. De queso Philadelphia
  • 200 ml. De nata liquida (yo he usado Nata Vegetal Ambiante)

Preparación:

Mezclamos la mantequilla con el azúcar con el accesorio pala, a velocidad baja, el azúcar lo vamos incorporando poco a poco hasta que la mezcla sea homogénea,  añadimos el queso y seguimos batiendo, por último incorporamos la nata ( yo la he añadido ya montada y la he mezclado con movimientos envolventes con cuidado que no baje la mezcla) podéis echar la nata sin montar y que monte mientras se mezcla con el resto de ingredientes. Conservamos en nevera hasta la decoración.

Decoración :

Rellenamos una manga con la crema se queso y la boquilla que más nos guste y decoramos los cupcakes,  por último les insertamos los toppers.

Espero que os haya gustado mi propuesta y os animéis a hacerlos , están deliciosos!!!

Os dejo enlace con las demás propuestas que han preparado mis compañeras del reto, haz clic aquí.

Antes de despedirme os dejo la anécdota de Valentina:

El uniforme del colegio se compone de un pichi y leotardos,  a ella no le gustan nada , todos los días pregunta: Hoy tocan “leopardos” en lugar de leotardos!!! 😂😂 El otro día estaba mi sobrino con ella y cuando la iban a vestir , ella hizo la pregunta, mi sobrino al oírla le hizo gracia y la corrigió, y ella va y le dice enfadada , que ya lo se,  que yo digo leopardos porque soy pequeña,  pero se dice: Leotardos!! Los dejo locos a los dos, a mi padre y a él 😂😂😂

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!