PANECITOS BRÖTCHEN

Hola a tod@s!!!  Hoy toca nuestra cita mensual con el reto “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia de “Patty’s Cake”.  La tarea de elegir el cuento de este mes ha sido para nuestra compañera Belén Mollá de “Mossets de Plaer”,  ya que fue la ganadora del reto anterior con sus preciosas galletas cisne, os dejo enlace y os aconsejo que paseis a visitarla porque es una verdadera artista. El cuento elegido para este mes,  es “Mariuca la Castañera“.

Os dejo breve resumen del cuento:

Trata de Mariuca, una niña huerfana, que es acogida en casa de Doña Paca, esta le advierte que ella es pobre y que para ganarse el cobijo y la comida debe trabajar vendiendo castañas asadas.

Mariuca con su paraguas, la silla y el fogón se pone bajo a un árbol para hacer su cometido.

Pronto empiezan a venir varios niños que se llevan alguna cosa barata, después aparece un niño que parece tener apetito, Mariuca se apena al verlo y le da un buen montón de castañas. Más tarde, aparecen más alertados por el primero y Mariuca les da igualmente su montón a cada uno.

Cuando regresa a casa, Doña Paca, la reprende ya que no ha traido tanto dinero como cabía esperar. Ella le cuenta que se lo ha dado a los chiquillos que tenían hambre. Doña Paca le dice que si se repite, no vuelva a casa, que lo importante es el negocio.

Mariuca preocupada por lo que le había dicho Dña. Paca, decide que al día siguiente será mas dura y no hara caso de las peticiones…

Pero al día siguiente, la bondad de la niña se apodera de ella y no es capaz de dejar a los niños hambrientos, apenada y pensando en lo que le había dicho Doña Paca, no regresa a casa y se queda dormida en el puesto de castañas bajo su paraguas y la lluvia.

Cuando despierta no puede salir de su asombro al ver…

Si quieres conocer el resto del cuento, dejo enlace del cuento completo, aquí.

Ya lo sé, hay infinidad de recetas para hacer con castañas, este mes lo teníamos muy fácil, pero yo decidí que las castañas irian en la foto unicamente (era el objeto elegido que debiamos incluir en la foto). Las castañas asadas estan  muy buenas y la verdad es que no he hecho postres con castañas, pero en esta ocasión me sugería preparar algo acorde con el otoño, y el hecho de que ya podemos encender más el horno y decidí preparar alguna receta de pan.

Encontré estos “Panecitos Brötchen” y me parecieron ideales para esta ocasión, son muy tiernos y blanditos como la protagonista del cuento.

Fuente: Os dejo enlace de la receta aqui

Ingredientes (14 bollitos aprox):

  • 400 gr. de Harina de Fuerza
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 y 1/2 cucharadita de levaruda seca de panadería.
  • 260 ml de agua templada
  • 20 gramos de mantequilla pomada

Preparación:

Amasamos todos los ingredientes menos la mantequilla durante 5 minutos,  bien con batidora /amasadora o de forma manual en su defecto.

Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y amasamos 5 minutos más, transcurrido este tiempo obtenemos una masa agradecida, suave y nada pegajosa. Formamos una bola y la metemos en un bol que habremos engrasado previamente con un poquito de aceite.  

Dejamos que doble su volumen,  una hora aproximadamente,  en mi caso fue hora y media. 
Una vez haya levado,  sacamos y aunque la receta Fuente no lo indica,  yo he quitado un poco de aire a la masa durante unos minutos.  

Dividimos la masa formando bolas, a ser posible que pesen similar,  las mías oscilaban entre 47-50 gramos. Dejamos reposar 15 minutos,  después les hacemos el dibujo,  si tenéis un cortador Káiser (os dejo foto aquí)  y si no con el canto de una cuchara de servir sopa, hay que marcar bien la cuchara pero sin llegar a cortar, para que no se le vaya el dibujo con el levado, yo lo hice con la cuchara y bueno desde luego el resultado no es el mismo que si dispones del cortador,  pero están igual de ricos eso sí!! Jejeje

Colocamos los panecillos en la bandeja del horno que habremos forrado con papel de horno o vegetal, espolvoreamos un poco de harina por encima y dejamos levar unos 40-45 minutos más.

Después metemos al horno precalentado a 200 grados, unos 15-20 minutos. Una vez listos sacamos y dejamos enfriar sobre rejilla.

Me ha encantado esta receta,  me parece muy fácil, los tiempos de levado no son muy largos, y el resultado es un pan muy tierno que podemos comer tanto en el desayuno como la merienda. 

Esta delicioso,  y a mi me encanta hacer masas levadas,  siempre lo digo, pero si no hago más es por falta de tiempo. Me la quedo como habitual ya que se prepara en seguida y puedes congelar los panecillos y así lo tienes a mano. 

Espero que os guste tanto como a mi, y que os animéis a prepararla,  os va a encantar!!!

Ahora os dejo enlace con el resto de recetas que han preparado mis compañeras, click aquí.

Por ultimo antes de despedirme, os dejo con la anecdota de Valentina:

Ayer el coche me dejo tirada en medio de un cruce, el embrague se hundió y ya no quiso salir. Valentina estaba con mis padres, les llamé para avisarles de lo sucedido y de que llegaría más tarde a recogerla. Mi padre le comentó a mi madre: “Marisa,  se ha quedado tirada con el coche” a lo que Valentina que estaba escuchando todo, preguntó: “Porque está tirada mi mamá?” Donde esta tirada? Ay mi niña que no entendía nada y pensaba que yo estaba por ahí tirada… 😍😍😍 Que pena que nos hagamos mayores y perdamos esa inocencia tan bonita!! 

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

Dulces Postres!!!

Cisnes de Pasta Choux

Hola a tod@s!!!  Este mes de septiembre retomamos de nuevo el reto mensual  “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia de Patty’s Cake.  La elección del último cuento la hizo la ganadora del reto anterior en junio,  Victoria Martínez con unos deliciosos “Sandwiches para el té”.

Vamos ahora con un breve resumen del cuento:

Trata de un rey que tiene once hijos varones y una única hija. Al fallecer su esposa,  vuelve a desposarse con la hija de una bruja. Temiendo que su recién estrenada esposa hiciera uso de sus dotes mágicas,  se llevó  a sus hijos a un castillo lejano para protegerlos. 
Pero su esposa lo descubre y hace un conjuro sobre los onces hijos convirtiéndoles en once cisnes salvajes… 

Quieres conocer el desenlace final…? Te dejo link aquí para que puedas verlo.

Ahora vamos con mi propuesta,  como no pude participar la vez anterior, tenía muchas ganas de hacerlo ahora en esta nueva etapa. 
La inspiración la encontré en Pinterest,  y me encantó la idea. Es la primera vez que preparo pasta Choux!!!  esto no es difícil,  pero lo que más me preocupaba era darle la forma a las cabezas de los cisnes, creo que no ha ido mal,  por esta vez. En mi caso no tengo tiempo para pruebas así que siempre me arriesgo.

Vamos con la receta!!! 

Ingredientes:

  • 250 ml de agua 
  • 100 gr. Mantequilla 
  • 1 cucharadita de azúcar 
  • 1 pizca de sal
  • 160 gr. De Harina 
  • 4 Huevos L 
  • Azúcar glas para decorar 
  • 150 ml. De nata montada 

Preparación:

En una olla, calentamos el agua y la mantequilla hasta que hierva. 
Una vez llegue a ebullición,  echamos la harina tamizada, mezclada con el azúcar y la sal. La echamos toda de una vez,  retiramos del fuego y mezclamos bien con una espátula o cuchara de madera, se irá formando una masa, y poco a poco se irá despegando de las paredes de la olla, llegado este punto,  dejamos reposar unos minutos.  

Cuando la masa se haya atemperado,  añadimos los huevos de uno en uno,  mezclando bien,  para que se integren. 
Una vez tengamos lista la masa de pasta,  la ponemos en una manga pastelera con una boquilla rizada. Reservamos un poco de la mezcla que pondremos en otra manga,  para hacer las cabezas y cuellos de los cisnes. Podéis usar una boquilla fina o cortando la manga. 

Horneado:

Precalentamos el horno  180 grados.  
En la bandeja con papel de horno o vegetal,  vamos formando los cuerpos de los cisnes que haremos similares a una lágrima. Hay que dejar algo de separación entre ellos para que tengan su espacio,  ya que en el horno aumentan su tamaño.  

Según recetas que he visto por la web la temperatura del horno es 250-200 grados los primeros minutos de horneado, y después la van bajando. Yo hice una primera hornada a 250 y a los 15 minutos tuve que sacarlos o se quemaban. 
Así es que en mi horno los he hecho a 180 grados en media hora de duración y han salido correctos,  ya sabéis que aquí depende de cada horno. 
Cuando estén listos abrimos el horno y dejamos la puerta abierta,  y los vamos sacando de uno en uno a una rejilla para que enfríen. 

Decoración:

Preparamos las cabezas y cuellos,  esto es cuestión de practica, pero vamos enseguida le coges el truco. Cogemos la manga y empezamos haciendo el pico, seguimos y formamos una pequeña bola simulando la cabeza y después continuamos con el cuerpo que haremos como si fuera un número 2. Yo he utilizado una boquilla demasiado fina, quizás una mas ancha de mejor resultado, asi evitais que se os rompan.

Al hornear los cuellos y cabezas,  ojo!! A mi la primera hornada se quemó. Horno 180 grados,  unos cinco minutos y ojo avizor, en cuestión de minutos se doran demasiado y no quedan bonitos!

Sacamos del horno y reservamos

Cuando se hayan enfriado los cuerpos,  (como suena esto…) los cortamos por la mitad (pues esto no suena mejor…jajaja),  a su vez la parte de arriba,  la dividimos en dos,  lo que serán las alas de nuestros cisnes. 
Disponemos la nata montada en una manga y cubrimos la base de nuestros cisnes, después colocamos las alas por encima. Por último les pondremos la cabeza insertando el cuello en la nata ( madre mía,  porque lo acompaño de fotos que si no!!! Jajaja).

Por último espolvoreamos con azúcar glas…et voila!!!

Espero que os animéis a prepararlos, quedan tan bonitos!!! Y están deliciosos!!! 

Os dejo aho enlace para que podáis ver las propuestas de mis compañeras,  click aquí.

Y por último os dejo con la anécdota de Valentina:

Cuando estaba Horneando esta misma receta, viene a la cocina, y me dice: Mamá he uelido muy bien a bollitos!!!! Habla bastante bien, pero algunas palabras aún se le resisten!!! Fue la primera en degustar los cisnes, lo mejor, ver su carita sonriente cuando lo vio puesto en el plato!!! 

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

Dulces Postres!!!

RED VELVET CON TOPPERS DE BAILARINA

Este mes de abril se me ha pasado volando, a vosotros no? De nuevo por aquí un mes más para unir nuestras propuestas en un bonito cuento, en el reto “Una galleta un cuento” que organiza nuestra querida Patricia de Patty’s Cake. La  ganadora del reto anterior Blanca del blog “Tu ves y yo hago” que nos deleito con una preciosa tarta, fue la encargada de decidir el nuevo cuento, en esta ocasión “Las Doce Princesas Bailarinas”. Te dejo toda la información del reto pinchando en la siguiente imagen.

Vamos con el cuento, como siempre os dejo un pequeño resumen y enlace por si queréis leerlo.

Trata de un rey que tenía doce hijas princesas, todas dormían en la misma habitación en sus doce camas, y curiosamente cada mañana los zapatos de todas ellas amanecían destrozados. El rey no se explicaba el motivo y quería desvelar el secreto de sus hijas, donde iban todas las noches para destrozar de esta manera los zapatos?

Ofreció como recompensa, aquel que logrará conocer el secreto de las doce princesas, se casaría con una de ellas.

Fueron varios los pretendientes sin éxito, que intentaron desvelar el misterio, pero tan solo uno fue capaz, con la ayuda de los consejos de una anciana.

El muchacho finalmente logro descubrir que hacían las princesas toda la noche…

Si quieres conocer el desenlace del cuento, haz clic aquí.

Mi propuesta para el cuento de este mes, es doble, por un lado unos “Toppers de bailarina” para cupcakes,  que van ideales para el cuento y que me ha sorprendido el resultado, son muy fáciles y quedan muy bonitos, quizás me ha ilusionado más hacerlos esta vez que la repostería en si, ya que normalmente no suelo hacer manualidades, además en esta ocasión os dejo un tutorial con fotos del paso a paso para que veáis lo fácil y rápido que es hacerlos, espero que os guste.

La segunda parte, son unos “Cupcakes Red Velvet” con una crema de queso y mantequilla para la cobertura, ideales para presentar nuestro toppers. Me encanta el red velvet tanto el bizcocho como los cupcakes es delicioso y tienen ese sabor tan especial que lo diferencia del resto…

TOPPERS DE BAILARINA PARA CUPCAKES

Utensilios que vas a necesitar:

TUTORIAL PASO A PASO

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Vamos ahora con la receta de Red Velvet (Fuente: Receta de Alma Obregón del libro “Objetivo Cupcake Perfecto”)

Ingredientes (para unos 12 cupcakes)

  • 60 ml. Aceite de oliva suave (yo uso de girasol)
  • 160 gr. de Azúcar
  • 1 Huevo L
  • 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 cucharadita de colorante rojo en pasta (Extra Red de Sugargflair)
  • 1 cucharadita y media de extracto de vainilla
  • 125 ml. Leche entera
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 150 gr. de Harina
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1 cucharadita de vinagre blanco

Preparación:

Tamizamos la harina junto con el cacao

Mezclamos la leche y el zumo de limón para preparar un buttermilk,  reservamos mientras preparamos el resto de ingredientes.

Precalentamos el horno 180 grados

Batimos el azúcar con el aceite hasta que se integren,  añadimos el huevo y el extracto de vainilla y seguimos batiendo.  Añadimos los ingredientes secos alternando adicciones del buttermilk que hemos preparado. Disolvemos el bicarbonato en el vinagre y lo echamos sobre la mezcla mientras burbujea. Por último agregamos el colorante en pasta y batimos un poco más para coja el color deseado.

Preparamos la bandeja de cupcakes con las capsulas y rellenamos dos tercios (esta mezcla es algo más liquida que la de otras recetas, no las lleneis mucho , que luego suben bastante , yo siempre me paso y me han salido con un copete)

Horneamos unos 25-30 minutos

Una vez listos dejamos enfriar sobre rejilla.

Vamos con la crema…

Ingredientes Crema de Queso y Mantequilla:

  • 170 gr. de mantequilla punto pomada
  • 300 gr. De azúcar glas tamizado
  • 170 gr. De queso Philadelphia
  • 200 ml. De nata liquida (yo he usado Nata Vegetal Ambiante)

Preparación:

Mezclamos la mantequilla con el azúcar con el accesorio pala, a velocidad baja, el azúcar lo vamos incorporando poco a poco hasta que la mezcla sea homogénea,  añadimos el queso y seguimos batiendo, por último incorporamos la nata ( yo la he añadido ya montada y la he mezclado con movimientos envolventes con cuidado que no baje la mezcla) podéis echar la nata sin montar y que monte mientras se mezcla con el resto de ingredientes. Conservamos en nevera hasta la decoración.

Decoración :

Rellenamos una manga con la crema se queso y la boquilla que más nos guste y decoramos los cupcakes,  por último les insertamos los toppers.

Espero que os haya gustado mi propuesta y os animéis a hacerlos , están deliciosos!!!

Os dejo enlace con las demás propuestas que han preparado mis compañeras del reto, haz clic aquí.

Antes de despedirme os dejo la anécdota de Valentina:

El uniforme del colegio se compone de un pichi y leotardos,  a ella no le gustan nada , todos los días pregunta: Hoy tocan “leopardos” en lugar de leotardos!!! 😂😂 El otro día estaba mi sobrino con ella y cuando la iban a vestir , ella hizo la pregunta, mi sobrino al oírla le hizo gracia y la corrigió, y ella va y le dice enfadada , que ya lo se,  que yo digo leopardos porque soy pequeña,  pero se dice: Leotardos!! Los dejo locos a los dos, a mi padre y a él 😂😂😂

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

GALLETAS CON NARANJA Y ALMENDRA

De nuevo por aquí, un mes más; como se pasa el tiempo de rápido ya finalizando Marzo, cambio de hora, primavera, aunque este año está algo perezosa y todavía no ha salido a escena. El frío parece que se ha acomodado y le esta costando hacer las maletas, así que como se suele decir, al mal tiempo buena cara.

Dejando el tiempo a un lado, vamos con el reto de este mes, reto organizado por Patricia Blanco Budia de Patty’s Cake. Nuestra compañera Mercedes del Blog Merce’s Cake fue la ganadora del reto anterior, con su Calavera de Chocolate, y por ello encargada de elegir el siguiente cuento, “El traje nuevo del Emperador”. A continuación te dejo toda la información sobre el reto pinchando en la imagen.

“El traje nuevo del emperador” tengo un vago recuerdo de este cuento, me parece haberlo leído alguna vez, pero no es de los que tengo más presentes, os dejo un breve resumen:

Trata de un rey hace muchos años, que era bastante comedido sobre todo en lo relativo a su vestimenta. Un día escuchó la conversación de dos de los modistos, los muy picaros, hablaban a sabiendas de que les escuchaban, de una sorprendente tela que tenía la capacidad de ser invisible, de esta manera ellos se agenciaban los ricos materiales que solicitaban. Ante tales afirmaciones, el rey mandó a dos de sus hombres de confianza para que hicieran las comprobaciones, y de esta manera asegurarse.

Ambos hombres con miedo a reconocer que eran incapaces de ver la prenda, aseguraron que el traje era espectacular. En el reino no se hablaba de otra cosa que del nuevo traje del Emperador, todo el mundo estaba deseoso de verlo. Llegado el día de estreno, los picaros sastres ayudaron al Rey a vestirse con el supuesto traje, tampoco él fue capaz de reconocer que no veía el traje.

Así pues emprendió su desfile por todo el reino….

Si quieres conocer el resto de la historia, aquí te dejo enlace.

Mi propuesta para este mes, son unas galletas de mantequilla con Naranja y Almendras a las que les he dado forma de botón. Mi fuente de inspiración, fue una imagen que vi en Pinterest y pensé que irían genial para la puesta en escena de nuestra fiesta.

Vamos ahora con la receta, en esta ocasión, pensé que unas galletas de mantequilla eran las ideales para poder cortar y darle la forma adecuada, pero me apetecía añadir algún que otro ingrediente, así es que he incluido la naranja y la almendra, a la receta básica que ya hice en otra ocasión, te dejo enlace aquí.

Ingredientes (Para unas 20 galletas aproximadamente):

  • 125gr. de mantequilla sin sal
  • 62 gr. de Icing Sugar (Azúcar Glas en su defecto)
  • 1 Huevo L
  • 240 gr. de Harina
  • 60 gr. de Harina de Almendras (Almendra molida fina)
  • Ralladura de una naranja
  • El zumo de media naranja de la que hemos rallado (45ml. )

Preparación:

Antes de empezar, deciros que los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, la mantequilla debe tener consistencia de pomada. Yo la almendra a pesar de que es molida, la que he picado y tamizado para dejarla lo más fina posible.

En primer lugar, con el accesorio pala de nuestra batidora, batimos la mantequilla y el azúcar a velocidad baja durante un minuto.

Después añadimos el huevo, la ralladura y el zumo de naranja y volvemos a batir otro minuto a velocidad baja, transcurrido el minuto, paramos y raspamos las paredes del bol con una lengua o espátula, batimos de nuevo otro minuto más, esta vez subimos un punto la velocidad.

Seguidamente añadimos las harinas y batimos de nuevo a velocidad baja hasta que la masa quede adherida a la pala, esto es cuestión de dos o tres minutos, después paramos y seguiremos amasando pero con las manos.

Espolvoreamos con un poco de harina (poquito) la superficie donde vayamos a trabajar la masa, y amasamos un poco, hasta que adquiera una consistencia suave y lisa, no es necesario amasar mucho, si esta algo pegajosa, echáis un poquito de harina, pero con cuidado de no pasaros.

Una vez lista, dejamos reposar 15 minutos. Y mientras cortamos papel de horno que usaremos para estirar la masa.

Transcurrido el tiempo de reposo, ponemos la masa sobre el papel y aplanamos un poco con la mano, ponemos encima otro papel de horno y alisamos con el rodillo, hasta que consigamos el grosor deseado (yo he usado un rodillo con aros para nivelar el grosor) yo tiendo a dejarlas finitas, es cuestión de practicar.

Lo siguiente será meter la masa al frigorífico al menos cuatro horas, yo las deje toda la noche y creo que es la mejor opción.

Una vez haya pasado el tiempo de refrigerado, cortamos las galletas y las disponemos en una bandeja y las metemos al frigorífico 15 minutos más.

Mientras precalentamos el horno, 180º , calor arriba y abajo.

Metemos al horno, durante unos 10 minutos aprox., con cuidado de que no se os tuesten demasiado. Cuando estén doradas por los bordes, las sacamos y dejamos la bandeja sobre una rejilla unos minutos. Después pasamos las galletas directamente a la rejilla para que terminen de enfriar.

Utensilios Decoración:

  • Cortadores circulares y de flor, yo he usado dos medianos, uno un poco más grande que el otro y luego uno muy pequeño para los agujeros del botón.
  • Una esteca punzón para los puntitos del borde.

Decoración:

Sacamos la masa del frío y cortamos las galletas, con el cortador para simular un botón, el mío es un cortador para flores.

Después marcamos el interior un poco con los dos círculos consecutivos en tamaño. Seguidamente hacemos los agujeros del botón, con el cortador circular pequeño o cualquier otro utensilio circular que haga las veces.

Por último marcamos con el punzón todo el borde de puntitos.

Un consejo, las galletas enseguida empiezan a coger temperatura una vez fuera del frigorífico y se reblandecen, cada decoración lleva su tiempo, por ello es mejor ir cortando de una en una, aunque el proceso sea más laborioso, pues de lo contrario es muy fácil que se os rompan.

Espero que os gusten, quedan muy bonitas y la receta no es nada complicada, de sabor están muy buenas, la almendra es un ingrediente que me encanta en las recetas, le da un sabor especial y añadido a la naranja, quedan muy ricas.

Puedes ver el resto de propuestas, pinchando en este enlace.

Antes de irme os dejo con la anécdota de Valentina:

Le regalaron una pequeña cajita de metal con dibujos y ella estaba tan contenta con ella, se la quería llevar a todos los sitios. Me pidió unas monedas para llevarlas dentro. Y se fue tan contenta. Más tarde cuando estábamos en casa de mis padres, les mostró su cajita y las monedas y les dice: “Mama, me ha dado estas monedas, si vosotros queréis tener también monedas como yo, tenéis que pedírselas a mama, que ella os las da” Jajajaja!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

DEVIL’S FOOD CAKE {TARTA DEL DIABLO}

Como cada mes, nos reunimos las participantes del reto “Una galleta un cuento” organizado por Patricia de Patty’s Cake. Podéis ver toda la información en los enlaces que os dejo en cada nombre.

“Bien sabido es, que la avaricia rompe el saco” creo que este refrán define muy bien a uno de los personajes de nuestro cuento “Los tres pelos de oro del diablo”. Este es el cuento que ha elegido nuestra compañera Patricia Pilar Ramirez (Pat&Co) ganadora del Reto anterior con sus preciosas ovejitas, aquí os dejo enlace donde podéis verlas.

Este cuento para mi es nuevo no lo había oído, pertenece a los cuentos de los Hermanos Grimm, a continuación os hago un breve introducción:

Una familia humilde concibió un hijo que nació de pie, esto según las gentes del lugar, significaba que tendría buena suerte y todo le saldría bien, su porvenir auguraba que se casaría con la hija del rey.

Como el rey tenía muy mal carácter no le gustó nada la idea y fue a conocer a los padres del niño a los que ofreció una suma por llevárselo con él, finalmente a pesar de que no les gustaba la idea, accedieron a la petición del rey pensando que sería bueno para su hijo.

El Rey se llevo al niño y se deshizo de él metiendolo en una caja y echándolo al río, pensando que de esta manera se libraría de las predicciones, pero lo que no sabía es que se equivocaba, ya que la caja flotó hasta llegar a orillas donde vivía un molinero que la recogió…

Si queréis conocer el resto de la historia aquí os dejo enlace, la verdad es que este cuento me ha parecido bastante curioso e interesante…

Vamos ahora con mi propuesta, esta vez no era muy complicado dado que el diablo da mucho juego. Yo decidí preparar esta “Tarta del Diablo o Devil’s Food Cake” y es que el nombre le va que ni pintado, porque es un pecado lo buena que esta, jejeje…venga vamos con la receta.

BIZCOCHO

Ingredientes para el Bizcocho (con estos ingredientes salen tres placas de bizcocho de 20 cm):

  • 240 ml. de agua caliente
  • 65 gr de cacao en polvo
  • 230 gr. de Harina
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de Bicarbonato sódico
  • 16 gr. de Levadura en polvo Royal
  • 200 gr. de azúcar blanca
  • 150 gr. de azúcar moreno integral moskovado (podéis usar azúcar moreno normal)
  • 150 gr. de mantequilla punto pomada
  • 3 Huevos L
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 290 ml. de leche

Preparación:

Como siempre recordar que la mantequilla, leche y huevos deben estar a temperatura ambiente.

Tamizamos la harina, y el cacao y los mezclamos con todos los ingredientes secos, sal, bicarbonato y levadura. Reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar (blanca y moreno) muy bien hasta que la mezcla se integre por completo, después vamos incorporando los huevos uno a uno para que se mezclen bien, después añadimos la cucharadita de vainilla, mezclamos.

Lo siguiente será añadir los ingredientes secos a la mezcla, vamos incorporando poco a poco e intercalamos con los líquidos, agua y leche, añadimos la mezcla seca y la liquida en varias adicciones hasta terminar, y que la mezcla se homogénea. Terminamos de mezclar con la espátula no es necesario sobrebatir.

Vertemos la mezcla, en los moldes, yo he usado tres moldes de 20 cm, a los que les he puesto una base de papel de horno y los he engrasado con spray desmoldante.

Metemos al horno precalentado a 180 grados, sobre rejilla. En mi caso he horneado primero dos y después el tercero, no me gusta meterlos todos juntos porque no caben bien y se desnivelan.

El tiempo de horneado unos 20-30 minutos aproximadamente.

Una vez listos, los sacamos y dejamos enfriar sobre rejilla.

EL RELLENO

Ingredientes para el relleno:

  • 300 gr. de azúcar glasé
  • 60 gr. de cacao en polvo
  • 180 gr. de mantequilla punto pomada
  • Un chorro de Baileys al gusto
  • 225 ml. de Nata Liquida (Yo he usado Nata Vegetal Ambiante, si usáis este tipo de nata, hay que bajar la cantidad de azúcar glasé para que no quede muy dulce)

Preparación:

Tamizamos el azúcar glasé con el cacao y batimos con la mantequilla y la nata, echamos el chorro de Baileys y batimos muy bien hasta adquirir la consistencia adecuada. Reservamos en el frigo hasta que la vayamos a usar para el relleno.

ALMIBAR

Yo he preparado un almíbar, esto es opcional, porque el bizcocho es bastante esponjoso y jugoso y en principio no lo necesita.

Ingredientes:

  • 1 Taza y media de agua
  • 1 Taza y media de azúcar
  • 2 cucharaditas de café soluble descafeinado

Preparación:

En un cazo llevamos a ebullición el azúcar con el agua unos 2-3 minutos.

Retiramos del fuego y disolvemos el café en el almíbar y dejamos enfriar.

COBERTURA DE CHOCOLATE

Ingredientes:

  • 300 gr. de chocolate para fundir (Yo uso Nestle Postres)
  • 300 gr. de Nata Liquida (en este caso he usado President)
  • 75 gr. de Mantequilla fría

Preparación:

Fundimos el chocolate en la nata, cuando ambos estén bien mezclados añadimos la mantequilla y dejamos que se funda dando vueltas, veremos que adquiere brillo, retiramos del fuego y dejamos enfriar.

MONTAJE:

En primer lugar mojamos las capas de bizcocho con el almíbar, no lo he usado todo es mucho, podéis incluso hacer una taza en lugar de taza y media, os aconsejo mojar solo la capa superior y la inferior dejando la del medio sin humedecer, esto evitara que se os desmonte, ya que como os digo anteriormente el bizcocho es bastante esponjoso, y corre el riesgo de romperse.

Ponemos la capa base en una oblea y vamos incorporando el relleno, montamos la siguiente capa y lo mismo hasta llegar a la superior.

Lo siguiente sera cubrir la tarta con la cobertura, en primer lugar hay que asegurarse que la temperatura es la adecuada, no este muy caliente ni tampoco se enfríe ya que endurecerá. Una vez tengamos lista la cobertura con la temperatura adecuada, vertemos la mezcla sobre la tarta para que vaya cubriéndola todo el chocolate, yo he puesto la tarta sobre una rejilla y debajo de la rejilla un recipiente grande donde va cayendo el chocolate. La verdad es que es bastante escandaloso tanto chocolate por todas partes jajajaja, pero que rico!!!!

DEGUSTACIÓN:

Podéis serviros….jejejeje

Puede parecer un tanto empalagosa con tanto chocolate, pero la verdad es que esta muy buena y su sabor resulta suave, el Baileys le da un toque especial al relleno, os la recomiendo sin duda, ahora si comer con moderación por favor!!! esto es un bomba calorica!!! yo ya estoy repartiendo trozos….

Aquí podrás ver el resto de propuestas que han preparado mis compañeras.

Antes de irme os dejo la anécdota de Valentina:

El jueves pasado que estuvo en casa de mis suegros pasando el día con ellos. Le dice a mi suegra: Abuela, tu mandas en esta casa? Y ella le dice: Si Claro! Y a su vez ella le pregunta: Y en tu casa, quien manda? Y Valentina dice: Mi Mamá, a esto que mi suegra le dice: Y tu Papá no? Y dice: No, manda mi Mamá, mi Papa no manda porque no es una mamá… (me parto, aunque no le quito razón, si que mando yo…jejeje (risa maliciosa))

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

Nevaditos

Hola a tod@s!!! He estado un poco desconectada tras las navidades, pero me alegra estar de vuelta y que sea para retomar de nuevo el reto Una galleta un cuento organizado por Patricia de Patty’s Cake. Para este mes nuestra cita es con Heidi, cuento elegido por la ganadora del reto anterior Mar Ang del Blog Recetas ABC, con su Dulce de Mango y Piña.

Bueno creo que el cuento de Heidi lo conocemos todos, pero como siempre os dejo un breve resumen:

Heidi es una niña huérfana, llena de vida, alegre y bondadosa que vive en las montañas con su abuelo. Ella es muy feliz y ademas tiene a su amigo Pedro, que es pastor de ovejas y con él vive infinidad de aventuras. Pero un día el destino de la niña cambia, su tía quien la había encomendado al cuidado de su abuelo, se la lleva a la ciudad ya que considera que la vida que lleva en el campo no es lugar para una niña y debe aprender modales y estudiar. Heidi esta muy triste, aunque allí conoce a Clara una niña que pasa sus días en casa  a consecuencia de su invalidez, y entre ambas se crea una gran amistad, pero esto no hace que Heidi se olvide de su vida anterior echa mucho de menos a su abuelo y a Pedro. En su actual residencia, tendrá que lidiar con la quisquillosa Srta. Rottenmeier…

Si queréis más información sobre el cuento y la autora os dejo enlace, haz clic aquí.

Ya lo se, no se me ha ido la pinza,  se que se han pasado las navidades,  pero la receta de estos Nevaditos era ideal para Heidi,  ella que vive rodeada de montañas y de nieve,  me pareció lo más acertado.

Había que darle ambiente así que aunque estemos a finales de enero,  creo que aún estamos a tiempo de disfrutar de una receta un tanto navideña.
Si habéis echo polvorones,  veréis que ambas recetas son parecidas,  pero he de decir que aunque me encantan los polvorones,  me ha gustado mucho más hacer los Nevaditos,  la masa es más fácil de trabajar,  porque no se desmiga tanto y el toque del vino de jerez les da un aroma y un sabor especial.  Así que ya tenéis una receta para las próximas navidades,  que además de ricos,  son ideales por si quieres hacer un regalo,  se pueden envolver en el mismo papel de polvorones o si no dispuestos en una cajita,  les van a encantar.
Vamos con la receta…hay muchas recetas por la web y todas muy parecidas. Os dejo enlace de la que yo he tomado referencia,  con alguna pequeña modificación.
Ingredientes (Con estas cantidades os pueden salir unos 12-16, a mi me salieron 8 porque los hice muy gruesos):
  • 100 gr. de manteca de cerdo
  • 250 gr. de Harina de trigo
  • 60 ml. de Vino blanco fino de jerez
  • Un poco de ralladura de limón
  • 40 gr. de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar glas para decorar

Utensilios:

  • Rodillo
  • Cortador circular
  • Colador o tamiz para decorar

Preparación:

En primer lugar, la manteca de cerdo debe estar a temperatura ambiente, debe tener consistencia de pomada como la mantequilla, os aconsejo sacarla un buen rato antes de poneros con la receta.

En un recipiente o bol, mezclamos la manteca de cerdo, con la ralladura de limón, el azúcar y la sal y mezclamos bien, después incorporamos poco a poco la harina intercalando adicciones de vino de forma que se vaya mezclando y formando la masa, yo lo he hecho de esta manera ya que fui incapaz de hacerlo según lo que indica la receta. Finalmente obtenemos una masa que envolveremos en papel film y dejaremos reposar en el frigorífico, yo deje la masa toda la noche.

Al día siguiente, o en un periodo no menor a dos horas, sacamos la masa y la dejamos atemperar, yo como había estado toda la noche, la deje una hora aproximadamente.

Precalentamos el horno 180º C, calor arriba y abajo.

Una vez lista, estiramos la masa con un rodillo, dejando el mismo papel film en el que esta envuelta entre medias del rodillo y la masa para evitar que se pegue.

Cuando hayamos obtenido el grosor que queremos, comenzamos a cortar la masa con el cortador de circulo y los vamos disponiendo en la bandeja donde los vayamos a hornear, yo utilizo una bandeja para galletas.

Horneamos durante 20 o 30 minutos, en mi caso 30 minutos, hasta que veáis que se doran los bordes.

Después los dejamos enfriar sobre rejilla y cuando hayan enfriado, espolvoreamos bien de azúcar glas.

El resultado es una masa tipo hojaldre de rico sabor,  si sois de los que os gusta este tipo de Dulces, con un café están muy buenos, eso sí como son caseros conviene consumirlos cuanto antes si no se is quedarán duros, aunque no creo que lleguen, en mi casa volaron en el mismo día, no dio tiempo.

Como veis es una receta muy sencilla y fácil de hacer, no he usado batidoras, no es necesario y no lleva mucho tiempo únicamente respetar el tiempo de frío en el frigorífico, ya que es necesario para obtener una buena masa.

A continuación os dejo enlace para que podáis ver lo que han preparado mis compañeras del reto, haz clic aquí.

Para terminar como siempre os dejo la anécdota de Valentina:

Estas navidades los Reyes le dejaron a Valentina una especie de zoológico mitad parque jurásico ya que había de todo,  animales y dinosaurios,  estaba todo montado simulando un parque con sus zonas de agua para los “hipototamos” como dice ella 😂😂😂.  Hemos dejado el ficticio parque ocupando la mesa del salón hasta la semana pasada,  le explique que había que recogerlo y que podría jugar con los animales y el fin de semana podríamos ponerlo de vez en cuando,  accedió aunque no le gusto mucho la idea. Una tarde se puso a jugar con los animales y la oigo decir: “Bienvenidos al parque, aunque no hay parque…”😂😂😂

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

 

 

 

Galletas de Jengibre y Canela

Hola de nuevo a tod@s y felices fiestas!!!  Por los pelos llego para participar en el extra de Navidad de “Una galleta un cuento” que como ya sabéis organiza Patricia de Patty’s Cake.  Está entrada es especial porque es la última del año y el cuento ha sido elegido a votación por todas las participantes así es que no quería perdérmelo.
En  esta ocasión el protagonista de nuestra historia es Rudolf el reno de la nariz colorada Rudolfph:
Rudolfph es uno de los 9 renos que tiran del trineo de Papá Noel para repartir los regalos el día 24 de diciembre Rudolfph se incorpora al resto de los renos el último y según cuentan el resto de los renos hace burlas y chistes sobre su nariz colorada y luminosa esta situación cambia cuando una noche con mucha nieve y Papá Noel no puede seguir con su trayecto gracias a la nariz de Rudolfph consiguen llegar a todos los hogares desde este momento Papá Noel pone al frente de los demás renos a Rudolfph para que esté les guíe.
Hace un par de semanas no sabría si podría participar llevo cosa de un mes con problemas en la mano derecha y he estado de baja, ante esta situación como no podía cocinar me dedicaba a ver Canal Cocina para consolarme. Y de ahí es de donde saque la idea y la receta que hoy he escogido para el reto me encanta Lorraine Pascale y en uno de los programas especiales de Navidad descubrí su receta de galletas de jengibre y canela y pensé que era ideal para el reto.
He tenido que adaptarla un poquito, al no disponer de algunos de los ingredientes que ella utiliza, pero igualmente han quedado muy ricas, así que yo contenta por haber podido hacerlas, aunque ello haya supuesto que hoy estoy de nuevo con dolor de mano, pero es que es muy difícil estarse quieta cuando te apasiona tanto algo y encima en estas fechas, seguro que muchas me entendéis…
Vamos con la receta:
Ingredientes (Para unas 24 galletas aproximadamente):
  • 100 gr de mantequilla
  • 100 gr de azúcar moreno molido (yo he usado panela)
  • 2 cucharadas de sirope ( yo he usado miel)
  • 1 cucharada de melaza ( yo he usado sirope de arce)
  • 1 cucharada de jengibre
  • 1 cucharada de canela
  • 1 buen pellizco de clavo en polvo ( espolvoreé cuatro veces el bote)
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 250 gr de Harina

Preparación:
Ponemos en un cazo mediano la mantequilla,  el azúcar moreno molido, el sirope, la melaza,  el jengibre la canela y el clavo en polvo,  calentamos a fuego lento,  dejamos que se disuelva todo de 3 a 4 minutos removiendo,  retiramos del fuego y añadimos el bicarbonato y la harina poco a poco,  hasta obtener una masa suave pero firme.  Una vez lista dejamos que la masa se enfríe a temperatura ambiente durante 5 minutos no más.
Enharinamos la mesa y alisamos con un rodillo y volteamos todo el rato la masa, dejamos un cm de espesor.
Cortamos y desalizamos las galletas sobre la bandeja de hornear.
Introducimos en el horno precalentado a 180 grados,  10 minutos , incluso os díria que menos tiempo de horneado, estas galletas de por si quedan algo duras, es importante no excederse con el horno ya se pueden quedar demasiado duras.
Decoración:
En este caso he decidido hacer con las galletas adornos para colgar en el árbol de Navidad, creo que es una idea muy original e ideal para regalar a vuestros familiares en estas fechas para ello he utilizado lo siguiente:
  • Sprinkles de color rojo para la nariz
  • Cortador en forma de reno
  • Mermelada para usar como pegamento
  • Pincel fino para la mermelada
  • Cordel para colgar la campanilla
  • Campanillas pequeñas (yo las he comprado en Teddy)
  • Cordón plateado para colgarlo del árbol
  • Esteca con esfera, para marcar la nariz
  • Esteca tipo punzón para hacer el agujero (el agujero lo he hecho antes de hornearlas, aunque después del horneado se había cerrado un poco y lo he tenido que remarcar después,  cuidado no os cargueis la galleta, lo digo porque yo si rompí una)
  • Soportes de aluminio para colgar adornos navideños. También podéis encontrarlo en Teddy,  yo los he usado para simular las astas.

Espero que os hayan gustado, no había probado estas galletas y de sabor quedan deliciosas!!!

A continuación os dejo enlace donde podéis ver el resto de propuestas que han preparado mis compañeras del reto, haz clic aquí.

Y ahora me despido, hoy en lugar de anécdota quiero aprovechar para desearos un Feliz Año Nuevo, deseo de todo corazón que el nuevo año os traiga todo lo mejor, sobre todo salud y bienestar, Felices Fiestas!!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

Cupcakes de Limon con Lemon Curd

Hola de nuevo a tod@s!!! Como cada mes nos reunimos para nuestra cita con el reto “Una galleta un cuento”  organizado por Patricia de Patty’s Cake . El mes pasado mis “Galletas de Mantequilla Presumidas” fueron las elegidas por mis compañeras en sus votaciones y por este motivo fui la encargada de elegir el cuento para este mes de octubre. El cuento elegido es “Piel de Asno”.

Os diré que no me sonaba nada este cuento, al parecer se trata de una fabula de Charles Perrault,  pero me gustó la historia, aunque no alguno de los detalles. A continuación os dejo como siempre resumen de la historia.

Erase una vez un rey que estaba muy enamorado de su esposa la reina, su amor era algo especial como no había otro en todo el reino. Ambos tenían una hija, la princesa y eran muy felices. Desafortunadamente, la reina cayo enferma y finalmente falleció no sin antes hacerle prometer a su esposo que se volvería a casar, pero la nueva desposada tendría que ser más bella que ella, como condición.

Llegado el día, el rey decidió que ya estaba preparado para volverse a casar así que reunió a varias de las damas más bellas del reino y condados cercanos, aún así, el rey no encontró ninguna aspirante que superará la belleza de su difunta esposa, así que un día mientras contemplaba a su joven y bella hija, la princesa, cayo en la cuenta que se casaría con ella, aunque esta idea fuese monstruosa.

La princesa desolada ante la idea de su padre fue a pedir consejo a su hada madrina. Esta le quito importancia al asunto y la aconsejo que debía pedirle a su padre las cosas más extrañas que se le ocurrieran de esta manera su padre al no poder satisfacer sus deseos cesaría en su intento de casarse con ella.

Pero a pesar de todo, el Rey le trajo a la princesa todas las cosas que le pidió, por lo que finalmente, el hada madrina aconsejo a la princesa que debía marcharse a otro reino, hasta que a su padre se le quitará la idea de la cabeza…

Quieres continuar con la historia, aquí te dejo enlace de una versión del cuento para niños, “Piel de Asno”.

Para esta ocasión, he preparado unos cupcakes de limón rellenos de Lemon Curd con cobertura de Butterswiss de Frambuesa y aunque he tenido algún que otro contratiempo de última hora que os contaré mas adelante, he podido asistir a la cita.

Vamos con la receta de los cupcakes:

Ingredientes (para 12-14 cupcakes aproximadamente)

  • 190 gr de Harina
  • 2 cucharaditas de Levadura en polvo
  • 1/2 tsp de sal
  • 115 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 200 gr de azúcar
  • 2 Huevos L
  • 2 tsp de extracto de vainilla
  • 120ml de leche entera
  • La ralladura y el zumo de dos limones medianos
Preparación Cupcakes:
En un recipiente o bol mezclamos la harina con la Levadura (previamente tamizadas) y la sal. Reservamos.
Precalentamos el horno 180º C, calor arriba y abajo.
Batimos el azúcar con la mantequilla unos minutos hasta que la mezcla blanquee.
Incorporamos a la leche el zumo de limón y la ralladura y mezclamos bien. Reservamos
Añadimos el huevo y el extracto de vainilla. Rasgados un poco la pared del bol con la espátula y seguimos mezclando.
Lo siguiente será incorporar los ingredientes secos. Harina,  levadura y sal.
Por último agregamos la leche con el zumo y la ralladura,  batimos un poco más hasta que le mezcla sea homogénea,  sin sobrebatir,  es mejor terminar de mezclar con la espátula.
Rellenamos las capsulas* unos 2/3 de su capacidad y las metemos la horno, 20-25 minutos aproximadamente.  En mi caso 30 minutos.
Dejamos enfriar.
(*) Tuve un incidente con las capsulas,  preparé los cupcakes un par de días antes para adelantar,  y al día siguiente los papelillos se habían despegado del bollo totalmente,  no me había pasado antes y la verdad las capsulas no son de mala calidad (House of Marie), así que buscando posibles causas en Internet,  encontré algunos motivos, os los dejo por si alguna vez os pasa:
  1. Si la mezcla es muy húmeda con frutas o líquido.
  2. Una vez rellenas las capsulas,  no dejarlas mucho tiempo hasta meter en el horno.
  3. Capsulas de mala calidad.
  4. Al sacarlas del horno,  no dejar más de dos-tres minutos en el molde de cupcakes,  sacarlas para enfriar en rejilla, este pudo ser mi error.
Solución: repetir la receta (mitad de cantidades), poner dobles capsulas y desmoldar a los dos minutos de sacarlas del horno!!!
Vamos con el relleno de Lemon Curd, la receta la he tomado del libro de Linda Lomelino.
Ingredientes:
  • 160 gr de azúcar
  • 6 yemas de huevo
  • Ralladura fina de dos limones
  • 100 ml de zumo de limón (2 limones aprox.) recién exprimido
  • 100 gr. De mantequilla con sal en dados
Preparación Lemon Curd:
En un cazo ponemos las yemas de huevo,  el azúcar,  la ralladura y el zumo de limón (recién exprimido)  y calentamos a fuego medio removiendo,  sin dejar que llegue a hervir,  una vez espese retiramos del fuego y añadimos la mantequilla fría en dados,  y removemos hasta que se deshaga del todo dentro de la mezcla, después lo colamos y lo dejamos enfriar. Es la primera vez que lo hago y la verdad es que es un peligro,  esta muy bueno!!!
Para la cobertura, he optado por una butterswiss de frambuesa porque me parece que combina muy bien con la acidez del limón…
Ingredientes Butterswiss:
  • 3 claras de huevo
  • 250 gr. De mantequilla son sal
  • 200 gr. De azúcar
  • 1/2 tsp de extracto de frambuesa
  • Colorante (la punta de una cucharilla) Claret de Sugarflair
Preparación del Butterswiss de Frambuesa:
En un recipiente ponemos el azúcar con las claras de huevo, al baño maría,  para que el azúcar se disuelva en las claras, esa es la idea,  no deben llegar a cocinarse, por ello, el fuego será medio y si dispones de un termómetro de azúcar,  la temperatura no debe superar los 65 grados C.
De vez en cuando removemos la mezcla, y sabremos que esta lista, cogiendo una pequeña cantidad con los dedos, si no hay gránulos de azúcar que se noten,  esta lista.
Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
Después batimos la mezcla durante aproximadamente 7 minutos,  en los que iremos subiendo la velocidad gradualmente,  el resultado será un merengue que forme picos definidos. En este punto añadimos la mantequilla a temperatura ambiente,  a velocidad media y vamos subiendo hasta la máxima,  hasta que adquiera consistencia de helado,  por último añadimos la esencia o extracto y el colorante y batimos un poco para que terminen de incorporarse a la mezcla.
Yo en este caso, he teñido solo una pequeña cantidad para el cupcake princesa.
Como veréis en esta receta necesitamos yemas por un lado y claras por otro, yo no suelo comprar claras pasteurizadas,  por eso esta vez para no desperdiciarlas,  las claras que han sobrado de los 6 huevos del Lemon Curd, 3 de ellas las he usado para el Butterswiss y las otras tres las he congelado, dentro de un bote tapado, para otra ocasión.
Para finalizar vamos con la Decoración, como ya habréis observado hacer decoraciones de fondant, me encanta!!!
Decoración:
  • Fondant gris y rosa para las orejas
  • Cortador tipo pétalo de flor, aunque después hay que ir dándole la forma de oreja
  • Palillos
  • Mangas desechables
  • Boquillas 2D, y 233
  • Descorazonador para cupcakes
  • espátula

En primer lugar, una vez los cupcakes se hayan enfriado del todo, los descorazonamos para introducir el relleno, yo lo hago con  una manga, es más fácil. Después untamos los cupcakes de butterswiss con una espátula, cubriendo con una fina capa para tapar el agujero con el relleno.

Después introducimos la crema sin teñir en la manga y decoramos con la boquilla 233 para los cupcakes con orejas de burro. Esta boquilla es ideal para simular césped o en este caso pelo de los burritos. Para el cupcake princesa he utilizado la boquilla 2D.

Lo pongo en último lugar, aunque esto debería hacerse unos días antes, modelamos las orejas simulando como si fueran las de un burrito (la próxima prometo hacer fotos con el tutorial) e introducimos un palillo en su base para poder pincharlas luego a los cupcakes.

Creo que no me dejo nada, lo que si os dejo es enlace donde podéis ver lo que han preparado el resto de mis compañeras, haz clic aquí.

Antes de irme os dejo con la anécdota de Valentina:

Una tarde que estábamos en el parque,  cuando me gire para ver que hacía, me la encuentro hablando con una mujer que estaba embarazada,  ya debía estar a punto,  tenía la tripa como un balón. Valentina se viene hacia mi y me dice: Ahí dentro tiene un bebé!!! Le dije: Siiii!!! Y me dice: Y que hace? Digo: Pues no se,  dormir o lo mismo está despierto! Y me salta y toma tetita? Digo: No, eso luego cuando salga. Ahí quedo conforme.  Después en casa por la noche,  me pregunta señalándome a la tripa: Tu tiene un bebé ahí??  Y digo: Nooo!!!  Jajajaja

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

 

 

 

Galletas de Mantequilla presumidas

Hola a tod@s!!!  nos volvemos a reunir de nuevo tras el verano y retomamos el reto “Una galleta un cuento”  organizado por Patricia de Patty’s Cake , esta vez la cita es con el cuento “La Ratita Presumida” elegido por la anfitriona del reto y ganadora del reto anterior Lidia de “Nunca es Demasiado Dulce”.

El nuevo logotipo que ha creado Patricia es una pasada!!! Me encanta!!!

Ahora vamos con el cuento, os dejo un breve resumen:

Erase una vez, una ratita muy presumida que barriendo su casita se encontró una moneda de oro, se puso tan contenta que empezó a pensar que se compraría con la moneda, finalmente decidió que se compraría un lazito para su colita, así que se vistió, perfumó y salió de su casa en busca de su lazo.

Una vez hizo su compra, regresó a su casa y se sentó en su balcón para que todo el que pasaba, viera lo bella que estaba!!!

El primero que pasó por allí fue un pato, que se quedo prendado de la belleza de la ratita y le dijo: Ratita, que linda estas hoy, te casaras conmigo? La Ratita le pregunto: Y que haras por las noches? y el pato contestó: Cua Cua Cua…Uy no que horror!!! dijo la ratita, entonces no podré dormir…el pato se fué desilusionado

Poco después se acerco un cerdo, que corrió la misma suerte que su amigo el pato y después el ratoncito vecino de la Ratita, al que ni siquiera miró a pesar de que este último estaba enamorado de ella.

Finalmente pasó un apuesto Gato, elegante y cautivador que a la pregunta de la Ratita, contesto: Dormir Ratita dormir, ella encantada le invito a pasar a tomar un poco de pastel, y…

El resto, os dejo enlace con una versión que me ha gustado bastante, para el que quiera acabar el cuento…jejeje

Ahora vamos con mi propuesta, esta vez aunque las tengo un poco de respeto, he decidido hacer unas galletas, no sé el motivo, me encantan los bizcochos, los cupcakes, pan, roscones, etc… pero desde que empecé con mi pasión por los dulces, las galletas han sido mi asignatura pendiente, y por ello está es la primera receta de galletas que publico, y creo que no será la última o eso espero!!!

Se trata como veis de unas galletas de mantequilla, y lo que me ha ayudado es seguir al pie de la letra los consejos del post que he tomado como fuente para hacer la receta, creo que es genial, y esta muy bien explicado, esta chica es una experta en galletas, así que creo que es el mejor referente para hacerlas, si quieres echar un vistazo, haz clic aquí

Vamos con la receta…

Ingredientes (Yo he dividido las cantidades de la receta original a la mitad porque no necesitaba tantas galletas):

  • 125 gr. de mantequilla sin sal
  • 62 gr. de Icing sugar (en su defecto azúcar glas)
  • 1 Huevo L (64gr.)
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla de Madagascar
  • 240 gr. de Harina

Preparación:

Antes de empezar, creo que no es necesario decir que los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, pero por si acaso ahí lo dejo…

En primer lugar, con el accesorio pala de nuestra batidora, batimos la mantequilla y el azúcar a velocidad baja durante un minuto.

Después añadimos el huevo y el extracto de vainilla y volvemos a batir otro minuto a velocidad baja, transcurrido el minuto, paramos y rascamos las paredes del bol con una lengua o espátula, batimos de nuevo otro minuto más, esta vez subimos un punto la velocidad.

Seguidamente añadimos la harina y batimos de nuevo a velocidad baja hasta que la masa quede adherida a la pala, esto es cuestión de dos o tres minutos, después paramos y seguiremos amasando pero con las manos.

Espolvoreamos con un poco de harina (poquito) la superficie donde vayamos a trabajar la masa, y amasamos un poco, hasta que adquiera una consistencia suave y lisa, no es necesario amasar mucho, si esta algo pegajosa, echáis un poquito de harina, pero con cuidado de no pasaros.

Una vez lista, dejamos reposar 15 minutos. Y mientras cortamos papel de horno que usaremos para estirar la masa.

Transcurrido el tiempo de reposo, ponemos la masa sobre el papel y aplanamos un poco con la mano, ponemos encima otro papel de horno y alisamos con el rodillo, hasta que consigamos el grosor deseado (yo he usado un rodillo con aros para nivelar el grosor) creo que esto es cuestión de práctica…lo digo porque las que veis son las que mejor quedaron, otras me salieron muy finitas.

Lo siguiente será meter la masa al frigorífico al menos cuatro horas, yo la deje toda la noche y creo que es la mejor opción.

Una vez haya pasado el tiempo de refrigerado, cortamos las galletas y las disponemos en una bandeja o en la de hornear (esto ultimo si os cabe en el frigo) pues eso, las metemos al frigorífico 15 minutos más.

Mientras precalentamos el horno, 180º , calor arriba y abajo.

Metemos al horno, durante unos 10-15 minutos, en mi caso han sido los 15. Cuando estén doradas por los bordes, las sacamos y dejamos la bandeja sobre una rejilla unos minutos. Después pasamos las galletas directamente a la rejilla para que terminen de enfriar.

Cuando estén completamente frías podemos decorarlas.

Decoración:

  • Fondant Rosa, Gris y negro (marca funcakes)
  • Sprinkles Rosas (tipo perlas)
  • Rotulador negro comestible
  • Estecas, cortador y expulsor en forma de corazón
  • Mermelada como pegamento para pegar el fondant a la galleta
  • agua para pegar las partes de fondant

La Decoración ya va en función de lo que más o guste. Yo en este caso, he cortado un corazón de fondant al igual que la galleta y luego he cortado, para separar las orejas, a las que les he incrustado un corazoncito de fondant rosa, el lazito lo he hecho a mano. Los ojos con bolitas de fondant negro y con el rotulador las pestañas. Para terminar la nariz con los sprinkles de tipo perlas rosas. Antes de colocar el fondant he pincelado cada galleta con mermelada, también podéis usar agua.

Espero que os haya gustado, yo estoy contenta con el resultado, creo que he vencido un poco el miedo que les tenía, al final no ha sido tan difícil, quizás lo más laborioso la decoración, para mí la parte que más me gusta…

Es difícil hacer fotos con una nena detrás, que se quiere comer mis galletas…jejeje

Si queréis ver el resto de propuestas que han preparado mis compañeras del reto os dejo enlace aquí

Antes de irme os dejo la anécdota de Valentina:

La última moda son unas bicis pequeñitas y bajitas sin ruedines, así que llevamos toda la semana pasada bajando a dar paseos con la bici, Valentina esta encantada y tan contenta que la otra tarde en el parque, iba por el carril bici y se para en medio y me dice: Mamá, que me quiero bajar!! Yo sorprendida le pregunte: Y eso? Y me dice: Es que te quiero abrazar!!! con tal que me la comí a besos, que cosas tiene esta niña…jejeje

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

 

 

 

 

Johnnycake

El mes de junio se ha caracterizado por un calor intenso que hace que te plantees encender el horno, pero no quería faltar a la cita del reto “Una galleta un cuento”  organizado por Patricia de Patty’s Cake , en esta ocasión Lidia de “Nunca es Demasiado Dulce” ha sido la anfitriona  y el cuento que ha elegido es “Pocahontas”.

La historia de “Pocahontas” nada tiene que ver con lo que hemos visto en la película de Disney por eso para el reto de este mes, nos hemos basado en las costumbres y cultura de los indios americanos.

“Pocahontas nació en el año 1595, su verdadero nombre “Matoaka” hija del jefe “Powhatan” jefe de la confederación algonquina del pueblo de los “Powhatan”. Su encuentro con el inglés John Smith fue cuando tenía 12 años y la tribu liderada por su padre lo apreso, ella quiso protegerle de que fuera ejecutado, pero no se conoce que hubiera relación entre ellos, ella tan solo era una niña. Al parecer la única relación conocida fue con John Rolfe con quien contrajo matrimonio, muy joven, después ella murió a la edad de 22 años durante un viaje de regreso a su hogar en un barco, por causas no muy claras…”

Os dejo enlace donde podéis ampliar más información.

Mi propuesta para el reto, fue algo que encontré revisando un poco la historia de los indígenas americanos, la verdad que me ha gustado y es bastante interesante, me parece una cultura  fascinante, os dejo este otro artículo que me ha gustado mucho.

Ahora vamos el Johnnycake.

Os hago una pequeña introducción que he sacado de la web: El origen que tiene el nombre “Johnnycake” nada tiene que ver con el nombre de John. Se les llamaba pasteles de viaje porque podían ser transportados en alforjas y horneados en el camino. Algunos historiadores piensan que al principio se llamaban Shawnee y que posteriormente los colonos arrastraron las palabras pronunciando como “Johnnycakes”. También se cree que “janiken” una palabra india americana que significaba “pastel de maíz” podría ser el origen. Los colonos de Nueva Inglaterra aprendieron a hacer este pan o pastel de los indios Pawtuxet locales, que mostraban a los peregrinos como moler el maíz para comer, se cree que el “Johnnycake” es originario de los habitantes nativos de América del Norte.

He encontrado un par de recetas, pero la que he hecho en este caso no lleva harina de maíz, el resultado se asemeja mas bien a un pan con cierto regustillo a mantequilla y salado que puede ser ideal para un aperitivo, aunque también se puede acompañar de mermelada o algo dulce.

Ahora si, vamos con la receta, que es mucho más sencilla que su historia…

Ingredientes (9-12raciones):

  • 330 gr. de harina sin tamizar
  • 1 cucharada de levadura
  • 1 cucharadita de sal
  • 55gr. de azúcar
  • 115 gr. de mantequilla fría en cubos
  • 160 ml de leche a temperatura ambiente

Decoración:

  • Plantilla
  • azúcar glas

Preparación:

La preparación se asemeja un poco a cuando hacemos una masa quebrada, con la diferencia de que en este caso hay que amasar la mezcla.

En primer lugar mezclamos todos los ingredientes secos sin tamizar en un bol o recipiente.

A la mezcla seca le añadimos la mantequilla fría cortada en cubos y se trabaja la mezcla, yo he usado la maquina pero se puede hacer manual, he batido con el accesorio varillas los ingredientes hasta conseguir que la mezcla formara consistencia de tierra o gruesa, añadimos la leche y después con el accesorio gancho o a mano amasamos un poco hasta que se convierta en una masa suave, terminamos de amasar en una superficie enharinada. Formamos una bola y lo dejamos reposar en un bol unos diez minutos, yo lo deje un poco más veinte minutos más o menos, el tiempo que precalentamos el horno, a 175ºC.

En un molde de unos 23 cm. aproximadamente, engrasamos y cubrimos el fondo con papel de hornear y disponemos la masa aplanandola para extenderla por el molde.

Metemos al horno durante 20-25 minutos aproximadamente, yo lo deje 30 minutos.

Una vez listo lo dejamos enfriar sobre rejilla.

Yo lo he decorado espolvoreando azúcar glas sobre una plantilla decorativa.

Tengo que confesar que mi primer pensamiento es que había hecho una galleta gigante y que iba a saber a eso, pero me ha sorprendido que por dentro estaba tierno, así que he quedado contenta con el resultado. Espero que os haya gustado, a mi sobre todo me ha gustado conocer la historia.

A continuación os dejo enlace para que podáis ver lo que han preparado mis compañeras del reto.

Y para finalizar hoy en lugar de la habitual anécdota de Valentina, quiero aprovechar este pequeño espacio para hacer un homenaje a Marga Álvarez o como la conocían en Facebook Margarita Repostera, conocí a Margarita en el año 2012, y a través de ella descubrí la Repostería Creativa. Marga, agradecerte que hayas compartido tú talento, contigo inicie lo que para mi a día de hoy es mi pasión, gracias por haber formado parte en ello y haberme enseñado un poco de ese don que llevabas dentro, es seguro que allá donde estés ahora huele a bizcocho de esos tan ricos que solo tu hacías!!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

 ¡¡¡Dulces Postres!!!