Chessecake Flor de Cerezo Japonés

Ay que calor que estamos pasando aquí en Madrid!!! Se está haciendo dura la llegada de las ansiadas y necesitadas vacaciones, y vosotros ya estáis de vacaciones??
Pues como a mi aún me queda y me gusta torturarme, yo sigo encendiendo el horno, aunque esta vez de horno lleva muy poquito, es una receta más bien fresquita así que podéis animaros a hacerla, la mayor parte del proceso se lo lleva el frigorífico….jejeje
El año pasado finalizado el verano, me regalaron un libro que tenía muchas ganas de tener, “Tartas de Queso” de Hannah Miles, me encantó esta receta pero pensé que era adecuada para la época de calor y al final como el tiempo pedía otro tipo de recetas, no me puse, pero este año he decidido empezar a sacarle el jugo.
Este receta me gustó sobre todo por la estética de la tarta y desde luego está riquísima, solo le cambiaría un pequeño detalle que luego os contaré…

Se trata de un Chessecake que lleva una base fina de bizcocho, y como ingrediente principal en su interior compota de cerezas!!! Te va gustando la idea?? Pues vamos con los ingredientes…
Ingredientes (Para la base de bizcocho):
  • 55 gr. de mantequilla pomada
  • 55 gr. de azúcar
  • 1 Huevo
  • 2 cucharaditas de Té Matcha en polvo (Opcional)*
  • 1 cucharada generosa de Crème Fraiche
  • 55 gr. de Harina Leudante tamizada**

(*) Os pongo opcional y aquí es donde os cuento el pequeño detalle al que os hacia referencia. Es la primera vez que utilizaba Té Matcha en una receta, es más es la primera vez que lo probaba y para ser sincera no le he encontrado nada especial, la verdad es que con la de recetas que se ven ahora y que utilizan este ingrediente, a mi no me ha cautivado, que le vamos a hacer para gustos los colores, si te pasa igual que a mi, pues o no lo pones o puedes sustituirlo por cacao en polvo.

(**) La harina leudante es muy fácil de hacer, se obtiene de mezclar harina, levadura en polvo y sal, os anoto las cantidades que yo hice:

  • 150gr. de Harina
  • 1 y 1/2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal

Tamizamos todos los ingredientes y mezclamos, después puedes conservarlo en un bote, anotando la fecha de caducidad, que será la fecha de caducidad que tenga la levadura que has usado.

Preparación de la Base:

Preparamos un molde desmoldable de unos 23 cm, engrasamos y forramos la base con papel de hornear y reservamos. Precalentamos el horno 180º.

Batimos la mantequilla y el azúcar hasta que la mezcla blanquee y sea homogénea, sin dejar de batir añadimos el huevo. Disolvemos el Té Matcha en una cucharada de agua caliente y lo añadimos a la mezcla, junto con la cucharada de Creme Fraiche, finalmente incorporamos la harina leudante que habremos preparado anteriormente, mezclamos bien para que todo quede integrado y vertemos en el molde. Horneamos durante unos 15-20 minutos aproximadamente. Una vez transcurrido este tiempo lo sacamos y lo dejamos enfriar sin desmoldarlo, mientras podemos ir preparando el Chessecake.

Ingredientes Chessecake:

  • 4 láminas de gelatina
  • 200 gr. de queso crema
  • 250 gr. de queso ricotta
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • 100 gr. de azúcar
  • 150 ml. de nata para montar
  • 400gr. de compota de cerezas*

(*) En primer lugar prepararemos la compota de cerezas, os aconsejo lo hagáis con bastante anterioridad, yo la hice una semana antes que la tarta.

Ingredientes para la Compota:

  • 400gr. de cerezas deshuesadas (yo use unos 750 gr. de cerezas aproximadamente)
  • 120ml. de zumo de naranja
  • 50 gr. de azúcar avainillado
  • Ralladura de un limón

Preparación de la Compota:

Lavamos y deshuesamos las cerezas

En una olla o cazo ponemos el zumo de naranja, el azúcar y la ralladura de limón a fuego alto para que se disuelva el azucar. Después agregamos las cerezas, y cocemos a fuego medio hasta que adquieran una textura blanda pero sin romperse, unos 15-20 minutos.

Una vez listo lo pasamos a un bote hermético y lo dejamos enfriar muy bien antes de meter en el frigorífico.

Preparación del Chessecake:

En primer lugar ponemos las hojas de gelatina en un bol o recipiente con agua para que se ablanden, yo las he puesto por separado.

En un bol o recipiente batimos el queso crema, el queso ricotta, la vainilla y el azúcar, hasta que la mezcla quede suave, reservamos.

Ponemos la nata en un cuenco resistente y sobre un cazo de agua hirviendo para calentarla, se trata de templarla un poco, agregamos las láminas de gelatina escurridas una a una y vamos removiendo hasta que se disuelvan por completo.

Seguidamente colamos la nata para deshacernos de posibles restos de gelatina no disueltos y añadimos la nata a la mezcla de queso mientras batimos.

Trituramos la compota de cerezas hasta que se convierta en un puré. Echamos un tercio del puré en la parte central de la base de bizcocho dejando libres borde. El resto del puré se lo añadimos a la mezcla de queso y removemos pero no demasiado para conseguir un efecto veteado.

Vertemos la mezcla sobre la base de bizcocho y extendemos con una lengua o paleta para que quede liso. Metemos al frigorífico mínimo tres horas, yo os aconsejo que la dejéis hasta el día siguiente.

Decoración:

  • 15 gr. Chocolate negro derretido
  • 1 manga desechable
  • 1 boquilla pequeña redonda
  • Flores de azúcar

Derretimos el chocolate en el microondas, un poquito para no pasarnos, después lo dejamos atemperar para que coja la consistencia adecuada para poder hacer el dibujo.

Introducimos el chocolate en la manga con la boquilla, yo lo hice sin ella, y dibujamos sobre la tarta, las ramas simulando un cerezo, creo que no ha quedado mal aunque se puede mejorar…

Si la tarta esta fria, el chocolate enseguida se endurecerá, después disponemos las flores de azúcar, podemos pegarlas con el chocolate derretido restante.

Que opinas? Te animas a intentarlo? Si es así me encantaría ver el resultado

Vamos con la anécdota de Valentina:

Una tarta como esta merece una dulce anécdota, ahí va, durante un viaje en el coche, era de noche y Valentina empezó a preguntar por la Luna que la íbamos viendo, esa noche era llena y muy bonita!! Y la Luna vive en el cielo? Le conteste: Si y ella siguió preguntando: Y el sol? Yo dije: También. Y me dice: Y donde esta el sol? Contesté: Durmiendo y me dice: Entonces hay que hablar bajito para que no se despierte…jejeje

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

_20150831_010046

Red and Blue Velvet Layer Cake

Esta tarta la hice con mucho cariño para una familia muy especial para mí.
Conocí a Silvia y Alvaro cuando tenían cuatro y seis añitos, fue uno de mis primeros trabajos, estar a cargo de su cuidado.  Hoy día son dos jóvenes excepcionales,  y a pesar de que ya no necesitan niñera, yo sigo manteniendo relación con esta familia, a la que a través de esta entrada, quiero agradecer el cariño y la bondad que siempre han tenido conmigo.
Tenía muchas ganas de hacer esta tarta y que mejor momento que la visita de Silvia que se encuentra estudiando en Estados Unidos. Es por este motivo que me pareció una ocasión ideal el publicar esta receta hoy día 4 de julio, El Día de la Independencia en los Estados Unidos. Quería hacer algo relacionado con esta festividad,  y que se reflejará de algún modo en el dulce. Aunque no lleve a cabo mi idea inicial (esa me la guardo para otra ocasión) mi intención era reflejar los colores de la bandera Americana
Debo decir, que es una de las tartas que mas me ha gustado, la combinación del bizcocho red velvet, con chessecake es deliciosa y queda muy suave…os la recomiendo sin duda, ahora vamos con la receta!!!
Lo primero que vamos a preparar es el relleno de la tarta que en este caso se trata de un Chessecake, este debéis hacerlo un día antes que los bizcochos.
Ingredientes (molde 20 cm.)
  • 75 gr. de Chocolate blanco
  • 625 gr. de Queso crema (tipo Philadelphia)
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 Huevo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

En primer lugar derretimos el chocolate blanco y lo dejamos enfriar.

Precalentamos el horno a 160ºC.

Batimos el azúcar con el queso hasta que este bien mezclado, después incorporamos la vainilla y el chocolate fundido y batimos. Por ultimo añadimos el huevo y batimos todo, hasta que la mezcla sea homogénea.

Vertemos la mezcla en el molde, previamente engrasado y forrado el fondo, y horneamos a 160º unos 30-40minutos aproximadamente.

Cuando haya transcurrido este tiempo, sin abrir el horno, lo apagamos y dejamos el chessecake dentro, unas 8 horas aproximadamente, yo lo hice por la noche hasta el día siguiente. Después a la nevera.

Ingredientes Bizcochos (2 Moldes 20cm.) La receta es del libro de Alma Obregón.
  • 120ml. de aceite de oliva suave (en mi caso aceite de girasol)
  • 320 gr. de azúcar
  • 2 huevos L
  • 2 cucharadas rasas de cacao sin azúcar
  • 3 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 250 ml. de leche
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 300 gr. de Harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 2 cucharaditas de vinagre blanco
  • 1 cucharadita de colorante en pasta rojo (Extra red de Sugarflair)
  • 1 cucharadita de colorante en pasta azul*

*El teñido azul no salió del color esperado,  más bien tirando a turquesa,  verdoso, os aconsejo para conseguir un tono más azul, echar también un poquito de color violeta.

Preparación:

En primer lugar preparamos buttermilk casero, a los 250ml. de leche le añadimos el zumo de limón y dejamos reposar.

Tamizamos los ingredientes secos, la harina y el cacao y reservamos.

Precalentamos el horno 180ºC, calor arriba y abajo.

En un bol o recipiente, batimos bien el azúcar con los huevos y el aceite, hasta que todo quede bien integrado. Después añadimos la harina y el cacao,  alternando con la buttermilk que hemos preparado al principio. Iremos añadiendo un tercio de la harina y luego buttermilk, así hasta terminar por ultimo con la harina. A esta mezcla incorporamos el resultado de añadir al vinagre la cucharadita de bicarbonato de soda, hara reacción y comenzará a burbujear, en este momento hay que echarlo a la mezcla sin dejar de batir. Por ultimo añadimos el extracto de vainilla. Pero aún no vamos a teñir la mezcla, primero he pesado la masa y la he dividido por igual en dos recipientes, después teñimos cada mezcla de un color y vertemos en dos moldes individuales que habremos engrasado y forrado (solo la base) previamente.

Metemos los moldes al horno, y horneamos 45-50 minutos, en mi caso fueron algunos más, ya sabéis que ahí dependerá sobre todo de vuestro horno.

Transcurrido el tiempo de horneado, una vez hayamos comprobado que el palito sale limpio, sacamos del horno y una vez que podamos desmoldarlos, yo dejo pasar unos 10 minutos aproximadamente, lo dejamos enfriar sobre rejilla.

Montaje y Decoración:

  • 300 gr. de Nata para montar (Yo he usado Nata Vegetal)
  • Frambuesas, fresas y arándanos
  • Bizcocho desmigado
  • Azúcar glas

En primer lugar igualamos los bizcochos y la chessecake en caso de que haya diferencias con el diámetro. Después montamos los bizcochos y el chessecake dejando este ultimo en el medio, no es necesario poner relleno o crema adicional, ya que el chessecake es húmedo y se adhiere a los bizcochos sin problema.

Para terminar cubrimos la tarta con la nata, y decoramos con los frutos rojos. Y espolvoreamos el borde de la tarta (opcional) con restos del bizcocho desmigado.

 

Que te animas?? Quizás pueda parecer más complicada por el tema de andar haciendo el chessecake, pero os puedo asegurar que es muy sencilla y lo mejor es después cuando te la comes…!!! Jejeje

Antes de irme os dejo la anécdota de Valentina:

Ahora estamos en la etapa del porque?  Así que pregunta muchísimo el porque de todo,  hay cosas que son fáciles de aclarar y otras no tanto, la última ha sido esta mañana,  estaba viendo los dibujos en la televisión,  en concreto la película “El Rey León” y me pregunta: Mamá,  porque es León?  no se me ha ocurrido otra respuesta que: Porque nació León,  y parece que le ha servido,  jejeje!!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

 

 

 

 

 

 

Apple and Strawberry Pie

O “Pastel de Manzana y Fresa” tenía muchas ganas preparar este tipo de Tarta, llevo un tiempo viendo la gran variedad que hay de ellas y que mejor ocasión que para celebrar el día de la madre.

Tengo que confesar que el resultado me ha sorprendido,  pues el proceso es bastante laborioso y al ser la primera vez…ya se sabe, pero me ha encantado hacerla, lo bonita que queda en las fotos en crudo, y lo que mas me gusta sobre todo el tema de las decoraciones, echaba de menos el fondant, que por tiempo últimamente lo tengo aparcado.

Creo que tanto para la decoración como para el relleno,  estas tartas dan mucho juego,  pues prácticamente puedes utilizar y hacer las combinaciones de ingredientes que te apetezca. En el caso de la masa yo lo tenía claro,  he utilizado la misma receta que hice para estos Corazones de masa quebrada y la verdad que es un acierto. Vamos con la receta!!!

Ingredientes para la masa (Esta es la receta base, hay que doblar estas cantidades):

250 gr de Harina

15 gr de azúcar (la mitad avainillada)

120 gr de mantequilla sin sal en dados fríos

1 huevo

1 pizca de sal

3 cucharadas de agua muy fría

Ingredientes para el relleno:

1/2 kg de fresas

2 manzanas pequeñas (260 gr. Aprox.)

90 gr. de azúcar

25 gr. de Harina

1/2 tsp de canela

Decoración y acabado 

2 Tbsp de azúcar para rociar antes de meter al horno

Huevo batido para sellar y pincelar

Colorante en pasta (en mi caso Wilton)

Expulsores y cortadores varios

Preparación de la masa:

Echamos todos los ingredientes en el bol y batimos con varillas hasta que la consistencia sea de tierra, cambiamos al accesorio gancho, si lo hacéis con amasadora, dejamos que amase hasta que forme una bola, sin sobrebatir demasiado, enseguida tendremos una masa compacta y suave. Envolvemos la masa en papel film sin amasar con las manos nos ayudaremos del papel film para irlo cerrando compactando la masa en forma de paquete que llevaremos al frigorífico.

Preparación del relleno:

Cortamos las manzanas y las Descorazonamos, troceamos las manzanas y las fresas y las ponemos en un bol junto con el azúcar,  removemos bien y lo metemos en el frigorífico.

Preparación Decoraciones y acabado

Sacamos la masa que tenemos en el frigorífico y la partimos en dos,  un trozo más grande que el otro para la base de la tarta,  nos quedamos con este y la otra parte volvemos a meterla a refrigerar.

Alisamos nuestra masa base con un rodillo, es mejor que la masa este cubierta por arriba y abajo de papel film y pasemos el rodillo por encima alisando y dándole forma circular del tamaño del molde que vamos a utilizar. Una vez tengamos la forma y tamaño adecuados, volcamos la masa encima del molde y vamos aplanando y ajustando la masa dándole la forma de los bordes e intentando que sobresalga un poco de masa por arriba para poder disponer después los adornos…. en mi caso el molde que he utilizado no me daba mucho margen, en fin no ha salido mal del todo…

Una vez dispuesta la masa en el molde tapamos con papel film y de nuevo al frigorífico.

Ahora le toca el turno a las decoraciones, cogemos la otra parte de la masa que habíamos reservado y seguimos el mismo proceso que con la base, dejaremos una parte para las tiras que cubren la tarta…aquí me quedé corta, por ello mejor doblar la receta, así más vale que sobre…la meteremos al frigo, y nos centraremos en las decoraciones.

Alisamos la masa y con los cortadores que hayas elegido vais haciendo las formas, recordad que está masa es mejor no manipularla con las manos,  durante todo el proceso me he ayudado del papel film y del rodillo, pues corremos el riesgo de que se vuelva demasiado elástica y cuando la cortas encoge, esta quizás sea la parte más engorrosa de toda la elaboración pero merece la pena ver el resultado.

Ponemos las decoraciones en una tabla o plato llano y al frigo también tapadas con film.

Opcional

Si os animáis podéis coger una parte de la masa y teñirla con colorante en pasta del color que más os guste, yo a pesar de que no las tenía todas conmigo escogí un color rosado y teñi una pequeña parte para el centro de las flores, tengo que reconocer que el resultado me gustó bastante, lo que hice fue mojar un poquito un palillo con tinte,  hundirlo en la masa y mezclarla bien con el tinte para que cogiera todo el color, después lo dejé unos minutos en la nevera, transcurrido este tiempo podéis hacer las formas que queráis con la masa teñida siguiendo siempre el proceso anterior, yo en este caso hice las bolitas a mano para el centro de las flores, otra opción en lugar de teñir la masa, sería hacer las formas y pintarlas posteriormente con un pincel…esto tengo que probarlo en otra ocasión

Lo siguiente será preparar las bandas que cubrirán la tarta,  alisamos con el rodillo, yo me he ayudado de una regla y podéis usar un cortador de pizza o Una esteca para ir cortando las tiras, yo las hice de un centímetro aproximadamente, ahí ya según gustos y la idea que tengáis, las que he podido ver en Pinterest, suelen hacerlas mucho más anchas.

Precalentamos el horno a 200 grados y mientras sacamos la base y el relleno.

Quitamos el líquido que se ha generado en la mezcla de fresas y manzana e integramos la harina y la canela, removemos bien todo y vertemos la mezcla dentro de la base,  extendemos bien.

Pincelamos el borde del molde y ponemos las tiras que hemos preparado intercalándolas en diagonal y cruzandolas o como más os guste,  finalmente disponemos las decoraciones en el borde de nuestro molde y para terminar pincelamos todo con el huevo batido, espolvoreamos con azúcar y al horno unos 35-40 minutos,  en mi caso fue un poquito más.

 Cuando veáis que empieza a dorarse la masa y el relleno burbujea estará lista,  la sacamos, la dejamos enfriar y lista…si os la tomáis templadita esta deliciosa, también ideal acompañarla con helado…

Quien se anima?? Si lo haces,  hazme llegar la foto!!!

Antes de irme os dejo la anécdota de Valentina:

El sábado pasado viene con su padre toda contenta,  y me dice: Mamá hemos hecho un regalo para ti,  hemos estado decorando una tarjeta y te vamos a hacer un regalo!!! Jajajaja a mi marido se le quedó una cara de poker, me parto, que graciosa!!! Me encanta la naturalidad e inocencia con la que lo hizo…lástima que con la edad lo perdamos, para mi el mejor regalo su carita diciendomelo jejeje

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

 ¡¡¡Dulces Postres!!!

Tarta Mort Subite

Antes cuando todavía no me había dado la locura por la Repostería,  pero ya me picaba el gusanillo,  me guardaba muchas recetas en recortes o trozos de papel anotadas (hablo de hace unos años, cuando aún la tecnología de los móviles e Internet no eran los protagonistas de nuestro día a día)  luego se quedaban en el olvido por falta de tiempo o de interés, archivadas en cualquier cajón , aún así no me he desecho de ellas. El caso es que desde la mudanza hace ya un año, todavía tengo desubicadas ciertas cosas, pero curiosamente el otro día, buscando una de ellas, rescate la receta que hoy os traigo.
Me alegre de encontrarla y me trajo muy buenos recuerdos, pues uno de los ingredientes es la cerveza de frambuesa, yo la probé por primera vez, pese a que ya se comercializa desde hace años en nuestro país, cuando fuimos a Brujas en 2012,  un viaje muy bonito os los recomiendo.
Yo no soy muy de cervezas, pero esta me encantó, así que me puse tan contenta de poder seguir disfrutandola aquí…
Vamos con la receta…
Ingredientes:
– 250ml. de cerveza de frambuesa (la más conocida es la cerveza Mort Subite)
– 250 gr. de mantequilla sin sal
– 75 gr. de cacao en polvo (valor)
– 400 gr. de azúcar
– 140 ml. de nata liquida para montar
– 2 Huevos
– 1 cucharadita de aroma de vainilla en pasta o extracto
– 250 gr. de Harina
– 2 y 1/2 cucharaditas de bicarbonato sódico
– Frambuesas para decorar
Ingredientes para el relleno o frosting:
– 300 gr. de queso tipo Philadelphia
– 150 gr. de azúcar glace
– 360 ml de nata montada (yo he utilizado Ambiante)
Preparación:
En primer lugar ponemos la cerveza en una olla a calentar sin que llegue a hervir, cuando este caliente añadimos la mantequilla fría cortada en trozos, lo vamos moviendo hasta que la mantequilla se derrita por completo, retiramos y reservamos.
En un bol o recipiente ponemos los ingredientes secos, el cacao, el azúcar, la harina tamizada y el bicarbonato, y mezclamos hasta que todo quede de un color uniforme.
Precalentamos el horno 180º
Batimos los huevos, la nata liquida y el extracto de vainilla hasta que la mezcla sea homogénea, podéis hacerlo de forma manual o con batidora, una vez terminada, vamos añadiendo los ingredientes secos hasta conseguir una masa firme y sin grumos.
Engrasamos el molde bien con mantequilla o spray desmoldante. Yo he utilizado un molde de 18cm, pero os aconsejo que utiliceis  uno un poco más grande para que la masa se extienda bien y se hornee, 20-24 cm, la tarta quedara algo más baja.
Vertemos la masa en el molde y lo metemos al horno 50-60 minutos aproximadamente, aquí como siempre digo dependerá de cada horno, es una mezcla bastante liquida, por ello si transcurridos el tiempo, pinchamos y  si el palito sale mojado os recomiendo que lo dejéis en el horno hasta que este completamente hecho.
Una vez listo, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre rejilla.
Mientras preparamos el frosting, mezclamos el queso y el azúcar con una batidora de pie hasta conseguir una crema suave, después añadiremos la nata que habremos montado previamente y la iremos incorporando poco a poco con movimientos suaves hasta que todo quede bien mezclado, para mi gusto, yo bajaría la cantidad de nata a unos 250-300ml. para evitar que le quiste protagonismo al queso. Nos quedará una crema consistente para rellenar y cubrir nuestra tarta.
Decoración:
Cortamos el bizcocho una vez frío con una lira, en mi caso solo he hecho un corte, rellenamos  y cubrimos con la crema de queso y decoramos con las frambuesas.
El siguiente paso no os lo voy a decir porque ya lo sabéis…ñam ñam
El resultado es una tarta deliciosa y húmeda con un regustillo a la cerveza.
Para despedirme os dejo la anécdota de Valentina:
En el colegio le han enseñado el otro día que rabbit es conejo en ingles, ella no se si se ha enterado mucho de si es ingles, el caso es que ha venido del colegio diciéndole a su padre, que los rabbit comen zanahorias y que quiere un rabbit…jejeje
Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!
 ¡¡¡Dulces Postres!!!

Victoria Sponge Cake por San Valentin

“Febrero”, mes de las fresas!!! mmmm….es una de mis frutas preferidas, y son las perfectas protagonistas de cualquier dulce o postre, son bonitas, vistosas y están buenisssimas!!!

p1110381_r_1

Son ideales para coronar el final de una velada romántica, por cierto…tenemos muy cerquita San Valentín ¿Ya habeis pensado como vais a sorprender a vuestra otra mitad…?

Yo esta vez, me he decantado por una tarta que ya tenía en mente hace mucho tiempo, la verdad es que desde que la vi, fue amor a primera vista. He pensado que esta sería una ocasión especial para prepararla y la verdad es que ha sido todo un éxito, porque esta deliciosa, y queda bastante suave de sabor, así que aquí os dejo mi propuesta para San Valentín, espero que os guste a mi me ha encantado, repetiré seguro…

p1110381_r

Esta tarta se compone de un bizcocho llamado “Pound Cake”  o “Cuatro cuartos” la primera vez que lo hice fue para la receta de la “Tarta San Marcos”, la cantidad de harina y azúcar van en función del peso de los huevos. Para el relleno lleva mermelada de fresa o frambuesa, en esta ocasión, me animé a preparar yo misma la mermelada casera con unas buenas y hermosas fresas,  ahora es la ocasión ideal. He de confesar que siempre me ha dado pereza el tema de las mermeladas, pensaba que era mas complicado, pero todo lo contrario es muy fácil, y el resultado genial, muy buena y mucho más natural que las compradas, he cambiado totalmente de idea

p1110341_r2_2Vamos en primer lugar con la receta de la mermelada (Fuente: Directo Al paladar) hay muchas recetas por la web, a mi me ha gustado mucho esta,  es fácil, y rápida.

Ingredientes:

  • 500 gr. de fresas
  • 250 gr. de azúcar
  • El zumo de 1 limón
  • 1 sobrecito o 2 gr. de Agar Agar (Son unos sobrecitos que podéis encontrar en cualquier supermercado o grandes almacenes, os dejo foto haciendo clic en el nombre)

Preparación:

Lavamos y troceamos las fresas (mejor trozos pequeños) en una olla o cazo, ponemos las fresas con el zumo de limón y 225gr. de azúcar (los otros 25 gr. de azúcar los reservamos para después).

Ponemos a cocer las fresas con el azúcar y el limón a fuego medio durante unos 10 o 15 minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando.

Después mezclamos los 25 gr. de azúcar restantes con los dos gramos de Agar Agar y espolvoreamos sobre las fresas mientras seguimos removiendo. Dejamos cinco minutos más subiendo la temperatura del fuego, lo ideal si disponeis de un termometro de cocina, es remover hasta que alcance unos 105 grados de temperatura, después retiramos del fuego.

Al principio la consistencia queda algo liquido, pero luego espesa, hay que dejarlo enfriar.  Luego podéis meterla en un bote hermético y listo.

Ahora vamos con el bizcocho,  yo he utilizado un molde de aproximadamente unos 26cm. , la tarta queda más bajita, pero más ancha, lo he hecho de este modo porque en cuanto al montaje me encantó la idea de la tarta del blog de Maria Lunarillos, os dejo enlace, la receta la he versionado a mi modo.

Ingredientes (para esta receta he doblado las cantidades que os indico a continuación):

  • 3 Huevos
  • El peso de los 3 huevos en azúcar
  • El peso de 2 huevos en harina
  • 100 gr. de mantequilla
  • Ralladura de 1 limón
  • Un pellizco de sal
  • Spray desmoldante (en su defecto, algo de mantequilla y harina para engrasar el molde)

Preparación:

En primer lugar hay que pesar los huevos para saber la cantidad de harina y azúcar que debemos usar. A pesar de que hay que separar posteriormente las yemas de las claras, yo casco los huevos en un bol, todo junto, así podemos saber exactamente el peso y luego separo.

Precalentar el horno 180ºC, calor arriba y abajo.

Separamos las yemas de las claras y las claras las montamos a punto de nieve con el pellizco de sal. Una vez montadas, añadimos sobre ellas las yemas y el azucar, y removemos con una lengua o cuchara de madera, lo haremos con movimientos envolventes no demasiado bruscos para que la mezcla no baje, lo siguiente será añadir la harina, que habremos tamizado previamente,  poco a poco sin dejar de remover, añadimos también la ralladura del limón, vamos removiendo de manera que se vayan integrando los ingredientes, finalmente agregamos la mantequilla que habremos derretido previamente, seguimos removiendo hasta que esta ultima se incorpore bien a la mezcla.

Engrasamos el molde y vertemos la mezcla sobre el, introducimos al horno durante un periodo aproximado de unos 45-60 minutos, aquí ya sabemos que dependerá de cada horno, para estar seguros, una vez transcurridos 40-45 minutos, podemos abrir el horno y comprobar con un palito o stick, si sale limpio, estará listo.

Una vez fuera del horno, lo dejamos enfriar sobre rejilla dentro del molde los primeros diez minutos, transcurrido este tiempo desmoldamos el bizcocho y lo dejamos sobre la rejilla enfriar. Es conveniente hacer el bizcocho el día anterior, para que a la hora de cortarlo se haya enfriado totalmente.

Mientras se enfría el bizcocho, podéis preparar el almíbar, me encantan los bizcochos bien mojaditos y este tipo de bizcocho es ideal para ello…

Almíbar

  • 250 gr. de azucar
  • 250 ml. de agua

En un cazo ponemos el agua y el azúcar a hervir, una vez que comience el hervor, los dejamos unos dos o tres minutos, después lo retiramos del fuego y listo. El almíbar también es aconsejable que lo hagáis el día antes. Una vez se enfríe podéis meterlo en la nevera.

Montaje:

p1110359_r

Una vez el bizcocho se haya enfriado del todo, lo cortamos, yo en este caso he hecho solo un corte, como os comentaba en este caso el bizcocho es ancho pero más bajo, con un solo piso queda perfecto.

Una vez cortado, mojo ambas partes con el almíbar que hemos preparado. Aquí según gustos, la parte de abajo la he mojado bastante, y la de arriba también queda mejor bien mojada, Ojo!!! luego hay que montar la tarta con los bizcochos mojados, no os vayáis a pasar… Podemos dejarlos un rato para que el almíbar empape bien.

Después untaremos la mermelada sobre cada una de las partes del bizcocho, ser especialmente generosos con la parte de abajo. También he usado nata montada para acompañar a la mermelada, yo como siempre he sido fiel a la Nata Vegetal Ambiante, he usado unos 200-250gr.

p1110354_r Para distribuir la nata, he utilizado una manga desechable sin boquilla.

Finalmente con mucho cuidado terminaremos de montar la tarta, poniendo la otra parte del bizcocho encima. Podemos espolovorear con azúcar glace y listo.

p1110358_rEl resultando es espectacular y la tarta esta deliciosa, no tiene más complicación y podéis prepararla de un día para otro, seguro que vuestr@ San Valentín va a quedar encantad@, sin duda os recomiendo que os animeis

Os dejo foto del corte, no fue posible hacer una mejor, pero si quería que lo vierais

p1110397_rPara terminar vamos con la anécdota de Valentina:

Estábamos comiendo en un restaurante americano, y el camarero jefe de repente anunció por el altavoz que había un cumpleaños, entonces todos los camareros se acercaron a la mesa de la homenajeada a cantarle el cumpleaños, Valentina estaba toda emocionada y a la expectativa mirándolo todo, también cantaba, pero cuando terminaron de cantar, me pregunta con su carita de sorprendida: Pero Mama… ¿Y donde esta la tarta?…jejeje

 

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!
 ¡¡¡Dulces Postres!!!
Logotipo Definitivo2.1

 

 

 

 

Su nombre es mamá…

Es la primera persona que vemos al llegar a este mundo,  aunque no lo recordemos, a la que recurrimos cuando tenemos un problema,  la que nos cuida, nos mima, nos riñe, nos consuela, vela por nosotros,  la que tiene todas las respuestas,  esa que cuándo te das un golpe te da un beso mágico y se quita el dolor automáticamente,  el mejor y más sincero abrazo,  la que se desvive,  se preocupa,  sufre, se alegra y te ama incondicionalmente desde el primer minuto de tu vida y el resto de ella…su nombre es Mamá.

 Este es mi pequeño homenaje en el día de hoy para todas las mamás, especialmente la mía…¡¡¡Felicidades Mamá!!!
P1090990
Y ahora os dejo con la receta de esta tarta especial que he preparado para mi madre, me ha encantado hacerla, he disfrutado con ello…se trata de un Naked Cake (Bizcochos desnudos) porque no van cubiertos con ningún tipo de cobertura, y el bizcocho queda al descubierto.  Tenía muchas ganas de hacer este tipo de bizcocho y he aprovechado esta ocasión especial…espero que os guste 😉
 P1090978

Ingredientes Bizcocho (para un molde de 18cm)

– 250 gr de Harina
– 25 gr de Harina de Maíz (Maicena)
– 2 tsp (cucharaditas) de Levadura química (Royal)
– 1/2 tsp (cucharadita) de sal
– 325 gr de azúcar
– 200 gr de mantequilla sin sal
– 3 Huevos L
– 3 yemas
– 1 tsp de extracto o pasta de vainilla
– 160 ml de Leche

Relleno:

– 250 ml de Nata montada ( yo utilizo la marca ambiante)
– 500 gr de fresas aprox.

*Almíbar:

– 1 taza y media de agua
– 1 taza y media de azúcar

Decoración:
– Flores comestibles
– Fresas
P1090984

Preparación:

Precalentamos el horno a 180 grados.

En un recipiente o bol,  tamizamos la harina, la Maicena, la levadura y la sal, mezclamos y reservamos.

Mezclamos la mantequilla y el azúcar,  batimos,  bien con un robot o varillas eléctricas,  a velocidad media-baja durante cinco minutos aproximadamente.

Después añadimos los huevos uno a uno batiendo a velocidad baja, seguidamente las yemas una a una hasta que todo quede bien mezclado, incorporamos el extracto o pasta de vainilla y seguimos batiendo. Por último agregamos la mezcla de harinas, levadura y sal que reservamos al principio, lo haremos en tres veces intercalando 1/3 de harina y un poco de leche y así sucesivamente.

Una vez lo tenemos bien mezclado, ojo no es necesario sobrebatir,  yo en este punto, remuevo manualmente con la espátula para comprobar que todo este bien mezclado y  engrasamos el molde y vertemos la mezcla.

Horneamos durante aproximadamente 45-60 minutos, eso como siempre dependiendo de nuestro horno.  Transcurrido este tiempo sabremos que esta listo cuando al pinchar con un palito este salga limpio. Dejamos enfriar.

(*) Preparamos el almíbar, ponemos el azúcar y el agua en un cazo para que hierva, lo llevamos a ebullición y dejamos que hierva durante dos minutos y medio. Después lo retiramos del fuego y lo dejamos enfriar.

P1090965

Montaje:

Es importante que el bizcocho haya enfriado totalmente antes de cortarlo. En mi caso lo dejo toda la noche.

Procedemos a cortarlo en tres capas (yo utilizo una lira) a poder ser iguales y vamos mojando los bizcochos con el almíbar, a mi me gusta mojarlos bastante, sobre todo la capa de abajo.

Es el momento de rellenar el Bizcocho,  yo lo he puesto en el stand que veis en la foto y ayudándome de una base giratoria. Empezamos por la capa de abajo,  con una espátula untamos la Nata y después disponemos las fresas que habremos cortado previamente. Yo he untado la parte central de la capa,  he dispuesto las fresas y he decorado la parte del borde con una manga. Seguimos el mismo procedimiento para la otra capa.

La primera capa o base la untamos con Nata y después disponemos las fresas y flores a nuestro gusto.

P1100005

Unos consejos…

  • Los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, sobre todo los huevos, leche, mantequilla (punto pomada).
  • Yo he forrado el molde con papel de horno tanto en su base como el lateral, para evitar que se pegue.
  • Si mientras esta en el horno, observáis que la parte de arriba se empieza a dorar bastante, cuando hayan pasado unos 40 minutos, no antes, podéis abrir el horno y cubrirlo con papel de aluminio para evitar que se os queme.
  • Las flores he preferido usar comestibles, aunque no nos las hemos comido, porque naturales, para ponerlas directamente en la tarta no me da mucha confianza.

P1100007

Antes de despedirme a parte de la habitual anécdota de Valentina, os voy a dejar una canción para los más pequeños, a ella la encanta…

Su nombre es Mamá (theme from Peter Pan)

Hoy Valentina cuando su padre le ha dicho, dile algo a Mamá que hoy es el día de las mamás, ella ha dicho: Tero agua….jajajaja…

Agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, y lo dicho en otras ocasiones, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de Instagram o Facebook si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

Logotipo Definitivo2.1

TARTA SAN MARCOS

Hoy os dejo mi primera tarta San Marcos.

El motivo que me empujó a hacer esta receta era probar este tipo de tarta, que todos conocemos y hemos comido alguna vez, pero de forma casera.

El desencadenante fue que recientemente he estado en un cumpleaños y he tenido la oportunidad, por llamarlo de alguna manera, de probar una tarta San Marcos, y tengo que decir que no me sabia a nada, tanto la nata como el chocolate sabían  igual todo dulce pero sin sabor…con lo cual te has metido un montón de calorías al cuerpo pero sin haber disfrutado.

Para mi y supongo que para muchos un cumpleaños es una celebración especial y tan importante es pasarlo en compañía de las personas queridas como los regalos, etc…pero la tarta o dulce que eliges para el evento también lo es.

Así que para el cumpleaños de mi madre me puse manos a la obra y este fue el resultado….

Seguir leyendo “TARTA SAN MARCOS”

MI PETER PAN HOY AMENAZA…

Esta mañana cuando iba de camino al trabajo,  me iba cruzando con los niños que se dirigen al cole…me han recordado a mi niña Valentina,  que todas las mañanas según sale a la calle en su carro,  lo primero que hace es señalar los pajaritos,  la luna, ella dice “na”. Todos los niños hacen lo mismo esas miradas inocentes fijándose en todo, descubriendo el mundo y esos pequeños detalles que los adultos ya pasamos por alto. Y es que como me decía mi madre de pequeña es la etapa más bonita. La inocencia de un niño a veces nos rescata de nuestro mundo adulto y lleno de preocupaciones, y nos saca una sonrisa y eso es lo mejor, deberíamos conservar esa inocencia y de vez en cuando sacar al niño que llevamos dentro. Por este motivo me encanta hacer tartas para ellos,  para de algún modo poder participar de esa ilusión y sacar mi lado infantil, dejar salir a  mi “Peter Pan…”

Aquí os dejo las tartas de Erika que ha cumplido 7 años.

TARTA MINIONS

Bizcocho de limón,  relleno de nata y trufa de chocolate,  con cobertura de Butterswiss de limón…

Seguir leyendo “MI PETER PAN HOY AMENAZA…”