PAN DULCE MEXICANO

Hoy retomamos nuestra cita mensual con el reto “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia de “Patty’s Cake”.  La tarea de elegir el cuento de este mes fue de Cinthya Sujeith del blog “Acuarela” que fue la ganadora del reto anterior con su “Jelly Cake: El agua de la Vida” una autentica obra de arte, no dejéis de pasar a visitarla. El cuento que ha elegido para este mes, “LA LEYENDA DE LOS VOLCANES ENAMORADOS“.

Tengo que decir, que me ha encantado esta historia, es preciosa, y muy bonita, aunque triste, pero habla del amor verdadero.

Esta historia, trata del amor que se profesan la princesa Iztaccíhuatl hija del cacique de los Tlaxcaltecas, y un joven guerrero llamado Popocatépetl y de como su desafortunado final se convirtió en leyenda.

Popocatépetl y La Mujer Dormida: leyenda de los volcanes enamorados

Pero mejor que la cuente yo, es que la leáis a continuación en el siguiente enlace, haz clic aquí.

Vamos ahora con mi propuesta para esta bonita historia. Esta vez tenía muy claro que lo más idóneo, era investigar sobre la gastronomía mejicana, en concreto la repostería. Y tengo que confesar que no fue difícil, tienen gran variedad de dulces. Entonces, me encontré con este “Pan Dulce mexicano” y me cautivo, por sus ingredientes y porque me encantan las masas, todo hay que decirlo. Así que no tuve dudas con mi elección, me puse manos a la obra y el resultado nos ha gustado mucho en casa. Te cuento como prepararlos?? Venga….

PAN DULCE MEXICANO

{Puedes consultar la receta fuente en el siguiente enlace}

Ingredientes:
  • 500 gr. de Harina todo uso
  • 10 gr. de levadura seca de panadería
  • 1 pizca de sal
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 Huevo y una yema
  • 125 ml. de agua templada
  • 2 cucharadas de canela molida*
  • 180 gr. de manteca de cerdo a temperatura ambiente

(*) Si no eres muy fan de la canela, a mi me encanta que conste, puedes reducir la cantidad a una cucharada.

Preparación:

Puedes elaborar la masa a mano o en una batidora/amasadora.

En la encimera o en un bol, echamos la harina y formamos un volcán, en el centro del volcán, agregamos la levadura, la pizca de sal y el azúcar y mezclamos, a continuación añadimos el huevo y la yema y mezclamos. En mi caso, he usado batidora y he mezclado con el gancho. La mezcla tomara una consistencia de migas, arenosa. En este punto añadimos el agua y seguimos amasando, hasta que se formen migas pero más grandes.

A continuación añadimos la manteca de cerdo y la canela y amasamos hasta que se forme una masa suave y manejable, nada pegajosa. Una vez lista, dejamos reposar, mientras preparamos el relleno.

Ingredientes masa relleno:
  • 100 gr. de Harina
  • 90 gr. de azúcar glas
  • 90 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 yema
Preparación masa relleno:

Mezclamos todos los ingredientes en el bol o a mano hasta formar una masa lisa y suave. Dejamos en reposo.

FORMADO DE LOS PANES

Cogemos la masa inicial que teníamos reposando y la dividimos en porciones iguales.

Yo hice dos tamaños de panes, los pequeños de entre 45-50 gramos y los grandes de unos 100 gr. (Estos últimos son los que aparecen en las imágenes).

Una vez divididas las porciones, alisamos con el rodillo formando un circulo más bien ovalado, después le dibujamos unas líneas verticales y sobre estas las horizontales cruzando de forma que el dibujo quede como una cuadricula.

Después le damos la vuelta, tomamos una pequeña porción de la masa de relleno y la colocamos en el centro estirada en forma de barrita y plegamos la oblea de un lado y luego del otro, de forma que se quede sellado el pan.

Una vez formados los panes, los disponemos en una bandeja de horno sobre papel vegetal, y la introducimos al horno, que habremos precalentado a 200ºC , durante unos veinte minutos. Cuando haya transcurrido este tiempo, los sacamos y dejamos enfriar unos minutos. Después espolvoreamos con azucar y los dejamos que terminen de enfriar sobre rejilla.

A tener en cuenta…

  • No formeis obleas muy finas. Que tengan un grosor normal, de lo contrario cuando hagáis el dibujo y les deis la vuelta se romperán.
  • No relleneis en exceso los panes, en el horno tienden a abrirse y salirse el relleno.

Espero que os haya gustado mi propuesta, si es así déjame un comentario, me gustará saber tu opinión. Si os animáis a prepararlos podéis consultarme cualquier duda y etiquetarme en vuestras fotos en Instagram (@midulcevalentina).

A continuación te dejo enlace para que puedas ver lo han preparado mis compañeras del reto, haz clic aquí.

Antes de irme os dejo con la anécdota de Valentina:

De vuelta del colegio me comenta que su compañera Natalia es más mayor que ella. {Ambas son de diciembre y Valentina es mayor por unos días}. Le explico que no que ella es mayor porque nació unos días antes. Ella me replica y me dice que siiii, pero se pone a mi lado y es más mayor!!! Le digo: Ah ya entiendo. Y me dice: Es que Natalia me ha dicho que últimamente se le están antojando verduras y se está poniendo más mayor!!!! Jejeje!!! Como discurren!!! ☺️☺️☺️

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…

Dulces Postres!!!

Puntuación: 1 de 5.

Si te ha gustado esta entrada, te agradecería le dieras una valoración, esto me ayuda a conocer mejor vuestros gustos y crear contenido en base a ello. Muchas gracias!!!

TARTA DE CHOCOLATE

Como buena golosa que soy, me encanta el chocolate!!! Creo que la vida es mucho mejor con chocolate, es beneficioso para el corazón, alivia el estrés y mejora el humor a través de la conocida “Hormona de la Felicidad”, ayudando con ello al bienestar emocional.

El pasado Domingo 13 de septiembre, se celebraba el #diamundialdelchocolate , como creo que ha quedado claro que me pirra el chocolate, para darle un buen homenaje y celebrar su existencia, prepare esta “TARTA DE CHOCOLATE”. Creo que es la mejor definición, ya que en su mayoría, lleva este magnífico ingrediente. A pesar de ello esta tarta es suave y nada empalagosa, palabras dichas por sus comensales!!!!

Ahora os voy a hacer la boca agua, que es de lo que se trata. Considero que cualquier dulce consigue este efecto, pero el chocolate tiende a hacerlo con mayor efectividad en el 100% de los casos, prueba de ello, es que una de las recetas más visitadas a día de hoy en este blog, es la “DEVILS FOOD CAKE” no dejes de pasarte a echar un vistazo, es un pecado….!!!

Como os iba diciendo, la tarta de hoy esta compuesta por tres capas de un esponjoso bizcocho de chocolate, en su interior se aloja una deliciosa crema Stracciatella, que como veréis en la preparación más abajo, se compone de nata, queso mascarpone y trocitos de chocolate, en mi caso, con un punto de sal y para finalizar va cubierta de un rico ganache de chocolate. No se si he conseguido lo que me proponía, pero si es así, ahora te dejo la receta de esta delicia, no se!!! por si te han entrado ganas de comer chocolate y te animas a prepararla….lo dejo a tu decisión!!

TARTA DE CHOCOLATE

{Las cantidades e ingredientes de esta receta se han adaptado con respecto a la receta fuente}

Ingredientes Bizcocho:

Las cantidades son para un molde de 18 cm.

  • 30 gr. de cacao en polvo sin azúcar
  • 9 huevos
  • 190 gr. de azúcar
  • 150 gr. de Harina
  • 1 pizca de sal
Preparación:

En primer lugar separamos las yemas de las claras y montamos estas ultimas junto con la sal a punto de nieve.

Pesamos y tamizamos la harina y el cacao y reservamos.

Precalentamos el horno 180º grados, calor arriba y abajo.

Batimos las yemas con el azúcar, durante unos minutos hasta que levanten y formen crema, aproximadamente 4 minutos.

Incorporamos a la mezcla, la harina y el cacao que teníamos reservado y mezclamos. Si lo haces con batidora, cambia al accesorio pala. Mezcla hasta que los ingredientes se incorporen, no es necesario sobrebatir.

Agregamos las claras montadas a la mezcla anterior, de forma manual con una espátula y con movimientos envolventes vamos añadiendo las claras y mezclando hasta que la mezcla sea homogénea.

Una vez lista, vertemos la mezcla en nuestro molde que habremos engrasado y forrado y lo metemos al horno a la misma temperatura que teniamos, sobre rejilla, durante aproximadamente 45-50 minutos.

Transcurrido este tiempo sacamos del horno y pasados unos diez minutos, desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre rejilla.

Ingredientes Stracciatella:
  • 250 ml. de nata para montar
  • 250 ml. de queso mascarpone
  • 150 gr. de chocolate negro (en mi caso he usado uno de Lindt que lleva un punto de sal y no es publicidad, es que esta muy bueno)
Preparación Stracciatella:

Esta crema podeis hacerla mientrás enfria el bizcocho o prepararla el día anterior.

Troceamos y picamos el chocolate y reservamos.

Batimos la nata con el queso mascarpone, subiendo la velocidad de forma progresiva hasta que obtengamos una crema consistente similar al aspecto que tiene la butterswiss o una nata bien montada.

Después agregamos el chocolate picado a la crema y mezclamos bien hasta que los ingredientes queden por igual, bien integrados, y reservamos en el frigorífico.

Ingredientes Ganache de Chocolate:
  • 140 gr. de Chocolate con leche para fundir
  • 85 gr. de Chocolate negro para fundir
  • 200 ml. de Nata liquida
Preparación del Ganache de Chocolate:

Troceamos los chocolates y reservamos.

Calentamos la nata hasta que lleve a ebullición.

Retiramos y vertemos la nata caliente sobre el chocolate, removemos con una cuchara de madera o espátula hasta que se convierta en una crema brillante de chocolate.

Una vez lista, dejamos atemperar y cubrimos con papel film, por encima del chocolate, para evitar costra. Después la metemos al frigo para enfriar durante una media hora aproximadamente. Pasado este tiempo la sacamos para montar la tarta.

MONTAJE

Cortamos el bizcocho en tres capas igualadas.

Disponemos la primera capa de bizcocho sobre una base o disco para tartas y añadimos una porción generosa de nuestra crema Stracciatella, extendemos para que quede uniforme y disponemos la segunda capa, repetiremos el mismo procedimiento hasta montar las tres capas.

Llevamos al frigorífico. Pasados unos minutos, sacamos la tarta montada y el ganache y comenzamos a cubrir y alisar la tarta con la deliciosa crema.

Damos una primera capa e introducimos al frigorífico.

Sacamos de nuevo y volvemos a dar otra capa y alisar y de nuevo al frigo.

Repetiremos este proceso tres veces, hasta que quede lisa y a nuestro gusto.

Finalmente decoramos con Frambuesas o virutas de chocolate o lo que se os ocurra, y os guste.

Dejamos reposar en el frigo hasta consumir.

Os recomiendo esta tarta sin dudas, esta deliciosa y a pesar de llevar tanto chocolate no es nada empalagosa, os lo aseguro.

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…

Dulces Postres!!!

Puntuación: 0.5 de 5.

Si te ha gustado esta entrada, te agradecería le dieras una valoración, esto me ayuda a conocer mejor vuestros gustos y crear contenido en base a ello. Muchas gracias!!!

VAINILLA CAKE-BROWNIE

Llegado septiembre y la vuelta al colegio, siempre da la sensación de que ha llegado el final del verano, aunque luego estamos hasta el mes de octubre con calor. Este verano ha sido bastante raro, verdad?? Al igual que este año 2020. No voy a hacer mucho inciso en el tema, ya que de eso se encargan los medios de comunicación a diario. Espero que estéis tod@s bien al igual que vuestras familias. 

Bien!!! De nuevo por aquí y contenta de escribiros y de traeros nueva receta, muy idónea para la ya mencionada “vuelta al cole”. En esta ocasión os traigo una receta que tenía en mente, y el motivo no es otro que intentar que Valentina se coma mi preparación en lugar de la opción industrial. 

Supongo que a todos os suenan estos bollitos, que vienen en paquetes de tres , y se componen de un bizcocho, bañado en su mitad de chocolate. A Valentina le encantan, pero, no dejan de ser una opción poco saludable, así que curioseando por la red, encontré lo que buscaba.

A los peques les va a encantar este mix de bizcocho y brownie.  Así que vamos con la receta.

VAINILLA CAKE-BROWNIE

{Las cantidades e ingredientes de esta receta se han adaptado con respecto a la receta fuente}

Ingredientes BROWNIE:

Las cantidades son para un molde rectangular de 23-24 cm. aproximadamente.

  • 210 gr. de chocolate en trozos para fundir
  • 75 gr. de mantequilla sin sal
  • 75 gr. de panela (o azúcar moreno)
  • 1 Huevo y 1 yema
  • 53 gr. de Harina de trigo
Preparación BROWNIE:

Pre-calentamos el horno 180 grados.

Fundimos el chocolate y la mantequilla en un cazo, hasta que se forme una crema. 

Echamos la panela sobre la crema de chocolate y removemos bien con las varillas hasta que se mezcle, añadimos el huevo y la yema y seguimos batiendo, por último agregamos la harina tamizada y removemos de nuevo hasta que la mezcla quede homogénea. 

Vertemos la mezcla en un molde previamente engrasado o forrado. 

Horneamos unos 15 minutos a 180 grados. Una vez transcurrido este tiempo sacamos del horno y dejamos enfriar. 

Ingredientes VAINILLA CAKE:
  • 2 Huevos
  • 125 ml. de Leche
  • 125 gr. de azúcar
  • 125 ml. de aceite
  • 8 gr. de Levadura
  • 150 gr. de harina
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla o azúcar vainillado.
Preparación VAINILLA CAKE:

Mientras el brownie enfría , preparamos el bizcocho. En el bol de la batidora, echamos el azúcar y los huevos uno a uno y batimos durante cinco minutos, después añadimos el aceite en hilo mientras seguimos batiendo, seguidamente el extracto de vainilla. 

Por último agregamos la harina y levadura previamente tamizadas, alternando adicciones con la leche. Batimos hasta que todo quede bien integrado. Terminamos mezclando con la espátula para no sobrebatir. 

Vertemos la mezcla en el molde donde está el brownie de fondo y metemos al horno a 180 grados unos 45 minutos o hasta que esté hecho y al pinchar con el palito salga limpio. 

Pasados 10 minutos, desmoldamos y dejamos enfriar sobre rejilla. 

A continuación os dejo algunos consejos:

  • No está de más recordar que los ingredientes, huevos y leche deben estar a temperatura ambiente.
  • Es conveniente que el brownie haya enfriado suficiente para evitar que se mezcle con la mezcla de bizcocho. 
  • Si fuera necesario, antes del segundo horneado podéis pincelar de nuevo el interior del molde para que quede bien engrasado. 
  • Con respecto a las cantidades del brownie, inicialmente hice las cantidades de la receta fuente, pero como quería que el brownie quedará un poco más gordito, aumente las cantidades, podéis incluso doblarlas, pero “recuerda” me refiero a las cantidades de la receta fuente, las que yo te indico ya están aumentadas.

Estaréis conmigo que la receta es muy fácil, quizás que hay que hacer dos preparaciones de bizcocho, pero el brownie con unas varillas esta listo en unos minutos. Podéis prepararlo para que se lo lleven a media mañana para el desayuno del colegio o bien sorprenderles para la merienda.

Espero que os animéis a prepararlo y si es así, ya sabéis que me encantará ver el resultado.

Para no perder las buenas costumbres, antes de irme os dejo con la anécdota de Valentina:

En casa, como ya he comentado en otras ocasiones, quien cocina es mi marido principalmente, yo me encargo más de los dulces. Pero en la situación actual, nuestra rutina ha cambiado y en algunas ocasiones, me encargo yo de preparar la comida. Así que una mediodía que le preparé mini hamburguesas a Valentina, no me quedé muy convencida de que la carne estuviera del todo hecha, y aunque hice un pequeño corte a la carne, mientras las preparaba, pues le dije a Valentina que cuando le diera el mordisco, me la enseñará por dentro. Y Valentina me dijo: Porque te la tengo que enseñar mamá? Es que tu no sabes hacer hamburguesas como Papá….? Menuda es…!!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…

Dulces Postres!!!

Puntuación: 1 de 5.

Si te ha gustado esta entrada, te agradecería le dieras una valoración, esto me ayuda a conocer mejor vuestros gustos y crear contenido en base a ello. Muchas gracias!!!

BIZCOCHO VEGANO CON NARANJA SANGUINA

Creo que es evidente por mis publicaciones, que me encanta la Repostería, hacer preparaciones con azúcar, chocolate, cremas, nata, etc… De ahí que me animará a crear el blog y compartir mis experiencias en el ámbito dulce. Si os cuento esto es porque hoy traigo una receta totalmente diferente de las que suelo preparar, por usar un término en concreto, esta muy de moda llamarlo “healthy”, y es que aunque a nadie le amarga un dulce, si que es cierto que también debemos cuidarnos y tratar de llevar una alimentación sana y equilibrada, en mi opinión considero que en su justa medida se puede comer de todo.

Me encontré con esta receta hace un par de meses y la guarde en mi lista de pendientes, pero tenía claro que no tardaría en prepararla porque me encantó la pinta que tenía este bizcocho, añadiendo que sentí mucha curiosidad teniendo en cuenta que la receta no incluye huevos, ni aceite o mantequilla, algo totalmente nuevo para mi.

Después de ver gran cantidad de fotos en Instagram de las naranjas sanguinas tenía muchas ganas de hacer algo con ellas, he de reconocer que no las había probado hasta ahora, la verdad es que no es fácil encontrarlas, me ha costado un poquito. Si también os pasa, buscad en una buena frutería de esas de toda la vida.

Su sabor es algo más ácido que el de las naranjas habituales pero también está muy bueno, así que decidí sustituir las mandarinas de la receta original por las naranjas. Visto el resultado creo que este bizcocho admite variaciones, asi que puede quedar muy bien con plátano, o cualquier otra fruta que os guste, es cuestión de probar.

Mi idea inicial era sustituir la leche de Almendras por leche entera, pero no lo hice, pensé que debía seguir la receta tal cual y el resultado me ha sorprendido, porque si soy sincera hubo un momento durante la elaboración en que pensé que la preparación se iría al traste. Finalmente obtenemos un bizcocho bastante húmedo, esponjoso y ligero.

Vamos con la receta:

Ingredientes:
  • 250 ml. Leche de Almendras
  • 2 cucharadas de semillas de Chia
  • 4 cucharadas de zumo de Naranja Sanguina (2 Naranjas)
  • Ralladura de las Naranjas
  • 1 cucharada de vinagre
  • 115 gr. de azucar
  • 150 gr. de Harina de Trigo
  • 100 gr. de Harina de Almendras
  • 1 y 1/2 cucharadita de Levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar glas y semillas de chia para decorar
Preparación:

Precalentamos el horno 180º C.

En un bol o recipiente ponemos la leche de almendras, con las semillas de chia, el vinagre, la ralladura y el zumo de las dos naranjas. Mezclamos bien y dejamos reposar cinco minutos.

Mientras en otro bol, preparamos los ingredientes secos, las harinas, el azúcar, la levadura el bicarbonato y la sal.

Incorporamos los ingredientes secos a la mezcla líquida y mezclamos de forma suave y envolvente sin necesidad de batir la mezcla.

Vertemos la mezcla sobre un molde previamente forrado con papel vegetal o de horno.

Introducimos al horno durante unos 35-40 minutos.

Una vez listo sacamos y dejamos unos minutos antes de desmoldar.

Después desmoldamos y dejamos enfriar sobre rejilla.

Espolvoreamos algo de azúcar glas y unas pocas semillas de Chía. También podéis preparar un glaseado, a mi no me gustan, pero quedan muy bien, sobre todo en las fotos. La receta original incluye receta.

Después de todo a mi me ha parecido un bizcocho delicioso, muy jugoso y una opción ideal si quieres reducir calorías. Como todo, esto va en gustos por supuesto, os animo a probar a cambiar y utilizar nuevos ingredientes!!

No olvides etiquetaron en tus fotos si pruebas esta receta me gustará ver el resultado.

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…

Dulces Postres!!!

TRENZA INTEGRAL DE PASAS Y NUECES

Como ya os he contado en más de una ocasión me encanta hacer elaboraciones con masas levadas, así que ahora que ya volvemos a encender hornos me he animado a preparar esta trenza que estaba en mi lista de pendientes.

Si os soy sincera la idea la tenía, pero lo que no tenía claro es la receta, por supuesto hay muchas recetas fantásticas por la web, pero al menos yo necesito ver el proceso de elaboración, porque me encantan las masas pero no soy ninguna experta.

Y fue entonces cuando me encontré con esta maravillosa receta de Ibán Yarza, que me ha encantado, sobre todo por la sencillez que tiene este hombre explicando el paso a paso de la receta, es un gran profesional, os dejo enlace con el video de la receta al final de la entrada. Yo he hecho alguna pequeña modificación en cuanto a ingredientes pero mínima, he seguido la receta e indicaciones de Ibán y ha quedado un dulce espectacular y delicioso, nos ha gustado muchísimo en casa.

En cuanto a la elaboración os diré que salvo la parte del formado de la trenza (y es que yo me pase en cantidades con el relleno) es bastante sencilla, y muy cómodo de hacer si optas por la opción de meter la masa en el frigorífico, abajo en el video sabrás de que te hablo.

Por mi parte he preparado un paso a paso en fotos que veréis a continuación, porque considero que es importante ver el proceso, y si lo completas viendo el video de Ibán, el éxito esta asegurado. Espero que os guste!!!

Ahora si vamos con la receta:

Ingredientes (para la masa):
  • 15 gr. de nueces finamente molidas
  • 50 gr. de harina integral
  • 225 gr. de harina de fuerza
  • 3 gr. de sal (1/2 cucharadita aprox.)
  • 25 gr. de mantequilla fria
  • 10 gr. de Panela
  • 15 gr. (1 cucharada) de miel
  • 80 ml. de leche
  • 1 Huevo L (63gr.)*
  • 12 gr. de Levadura fresca (o 3 gr. de Levadura seca de panadería)

(*) Según receta original se usa un huevo M de 55gr. de peso. Yo en su defecto, use uno de tamaño L, el que menos pesaba.

Ingredientes (para el relleno):
  • 150gr. de Nueces mondadas y troceadas.
  • 75 gr. de Pasas (aumente la cantidad de la receta original y use un mix de distintos tipos de pasas)
  • 40 gr. de mantequilla
  • 30 gr. de miel (2 cucharadas)
Preparación (del relleno):

Troceamos las nueces y mezclamos con el resto de ingredientes hasta formar una pasta.

Preparación:

Mezclamos todos los ingredientes a mano y amasamos de 5 a 10 minutos. El amasado lo hice con amasadora, cinco minutos, deje un intervalo de 2 minutos de reposo y otros cinco minutos de amasado.

Después dejamos reposar la masa 30 minutos y la metemos en un bol tapado con film a la nevera toda la noche.

Al día siguiente sacamos la masa y la dejamos reposar unos 15 minutos para que coja temperatura.

Espolvoreamos con muy poquito de harina la superficie donde vayamos a trabajar y estiramos la masa con un rodillo, en forma de rectangulo de unos 50x25cm. más o menos el tamaño de la bandeja del horno.

Una vez estirada la masa con el tamaño y forma deseada, colocamos el relleno, que habremos preparado previamente, sobre ella.

Si queréis podéis especiarla con los ingredientes que más o gusten, canela, jengibre, cardamomo, clavo, etc… Yo la he dejado tal cual.

El siguiente paso será enrollar la masa formando un cilindro y dejamos reposar unos 5 – 10 minutos.

Con un cuchillo afilado, cortamos trazando una linea, separando el cilindro en dos mitades…

Formamos la trenza…

La colocamos en la bandeja donde la vayamos a hornear, y tenemos dos opciones, dejarla levar de dos a tres horas aproximadamente o bien metemos de nuevo al frigorífico, tapada con papel film hasta el día siguiente. Yo hice esto último.

Al día siguiente, o una vez haya levado la masa. Sacamos del frigorífico, dejamos reposar unos 10-15 minutos e introducimos al horno, precalentado a 180º C., durante unos 25-30 minutos aproximadamente.

Mientras se hornea podemos preparar un glaseado sencillo para pincelar la trenza después del horneado. Si lo prefieres también puedes pincelar la trenza con huevo batido antes de meter al horno.

Hervimos 50 ml. de agua con 100 gr. de azúcar, durante aproximadamente 2-3 minutos. Cuando comience a hervir retiramos del fuego y añadimos una cucharada de zumo de limón. Reservamos.

Sacamos la trenza del horno y en caliente, pincelamos con el glaseado que hemos preparado.

Dejar enfriar y degustaaaarrrr!!!

Para que os hagáis una idea, os cuento que el día que hice las fotos no podía evitar comerme toda nuez o pasa que se salía de su sitio, deliciosa!!!

Receta de Ibán Yarza

Antes de irme os dejo con la anécdota de Valentina:

Estos días aunque sigue haciendo calor, ya hemos dejado de poner el aire acondicionado en casa, salvo en algún momento puntual, pero a diferencia de mi, Valentina es bastante calurosa, y una tarde en el momento del baño me dice: “Jo, Mamá porque ya no ponéis el calor acondicionado?? 😂😂😂

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…

Dulces Postres!!!

CHEESECAKE DE VAINILLA CON DULCE DE LECHE

Hola a tod@s!!  Hoy os traigo una auténtica bomba calórica,  así que aviso no es apta para la “OPERACIÓN BIKINI”,  si es tu caso puedes consolarte mirando las fotos, aunque yo creo que ya solo verla engorda. 

Para el resto de los que nos negamos a pasar hambre y somos capaces hasta de lamer la pantalla del móvil,  pasen, y vean esta delicia!! 

Había hecho tartas de queso o chessecakes,  claro que si,  pero como esta no me habían salido nunca,  casi que mejor para mi salud y mis caderas,  y es que el que avisa no es traidor,  esta tarta esta tan buena que te llama a gritos desde la nevera,  por eso yo en cuanto le hice las fotos,  me comí un trozo, Mmmm!!! si señor al menos eso!!! Y como buena samaritana repartí el resto,  no sólo voy a engordar yo, si se comparte parece que tienes menos cargo de conciencia, no crees??  

Estáis preparados?? Vamos con la receta!! 

Receta adaptada {Fuente: The Recipe Rebel }

Ingredientes:

Para la base (Molde 23 cm.):

  • 215gr. de Galletas tipo Digestive
  • 1 barra de mantequilla sin sal (60 gr. aprox.)
  • 1 Cucharada de Azúcar

Para el relleno:

  • 700 gr. de Queso crema tipo Philadelphia
  • 340 gr. Azúcar
  • 4 Huevos L
  • 4 cucharaditas de zumo de limón
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 700ml. Nata Liquida
  • Dulce de Leche al gusto
  • 150 gr. Nata Montada para decorar (opcional)
Preparación:

En primer lugar forramos la base y engrasamos el molde donde vayamos a hornear la tarta.

Picamos muy bien las galletas y las vertemos sobre el molde, mezclamos con la mantequilla derretida y la cucharada de azúcar y presionamos con los dedos mientras vamos extendiendo la mezcla por todo el molde hasta que quede una superficie plana. Introducimos en el horno precalentado 160 grados durante 15 minutos. Transcurrido este tiempo sacamos del horno. Reducimos la temperatura del horno a 135-140 grados. Preparamos el relleno.

En el bol o recipiente de nuestra batidora /amasadora batimos en primer lugar el queso con el accesorio pala, después añadimos el resto de ingredientes (menos la nata) azúcar, huevos, zumo de limón, la vainilla y la sal y batimos hasta que la mezcla sea homogénea.

Vertemos la mezcla en un cazo y añadimos la nata, calentamos a fuego suave hasta que la mezcla espese.

Retiramos del fuego y vertemos la mezcla sobre el molde y la base de galleta que hemos preparado anteriormente.

Metemos el molde al horno y dejamos que se hornee lentamente, creo que esta es la clave para que salga tan cremosa, la dejamos dos horas aproximadamente.

Pasado este tiempo, apagamos el horno y dejamos el chessecake dentro que repose una hora más, yo la deje algo más de tiempo.

Finalmente sacamos del horno y dejamos enfriar a temperatura ambiente, para después llevarla al frigorífico, hasta que vayáis a tomarla.

Creo que los tiempos de horneado, reposo y frigerado de esta Tarta son fundamentales para que obtengamos un buen cheesecake. Os aseguro que se nota muchísimo en la textura.

Decoración:

Para la decoración, yo he optado por el dulce de leche, no es un ingrediente que use habitualmente en mis preparaciones, principalmente por lo calorico, pero he de reconocer que está delicioso.

Vertemos una cantidad de dulce de leche sobre la tarta, ya sin el molde y alisamos con una espátula de forma que el dulce de leche caerá por los bordes.

Decoramos con la nata montada, ayudándonos de manga y boquilla.

El resultado ha sido espectacular, no puedo deciros más que probéis a prepararla, no os podéis perder esta delicia!!

Antes de irme os dejo la anécdota de Valentina:

Recientemente hemos estado en nuestro gestor para preparar la declaración de la renta. En el sitio en cuestión tienen un ambientador bastante potente, parece que te lo llevas puesto en la ropa, huele bien, pero quizás es algo fuerte. El caso es que como Valentina me acompañaba ese día, no se fue sin dar su opinión al respecto, así que antes de salir por la puerta, me dice: Mamá, ya nos vamos de este sitio? Es que pues huele un poco mal!! Yo lo arregle como pude diciendo: Valentina, no huele mal es un ambientador!! 😬😬😬

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…

Dulces Postres!!!

COULANT DE CHOCOLATE

Hola de nuevo por aquí!! He estado un poco ausente estas últimas semanas, el motivo no es otro que dedicar más tiempo a mi familia,  a veces hay que hacer una parada en el camino. 

De vuelta te traigo la receta de los conocidos COULANT DE CHOCOLATE también llamados volcán de chocolate.  La característica de estos bollitos es que en su interior esconde un núcleo de menor consistencia y cremoso chocolate, una verdadera delicia que descubrirás al hundir el tenedor en ellos.  

Que siiii!!! Que ya paro, no voy a seguir haciéndote la boca agua,  vamos con la receta!!

COULANT DE CHOCOLATE

Ingredientes:
  • 5 Huevos L
  • 150 gr de azúcar 
  • 250 gr de mantequilla 
  • 100 gr de Harina 
  • 250 gr de chocolate para fundir 
  • Azucar glas para decorar
  • Fresas y Frambuesas para acompañar
Preparación:

En primer lugar derretimos el chocolate y la mantequilla al baño maría, o bien en el microondas. Dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla este esponjosa y blanquee.

Incorporamos la mezcla de chocolate y mantequilla que hemos derretido, mientras seguimos batiendo.

Por último incorporamos la harina tamizada al resto de la mezcla y batimos hasta que todo quede bien mezclado.

Engrasaremos nuestros moldes o flaneras repartimos la masa en ellas. Cubrimos con papel film y lo metemos al congelador. Yo he usado unos moldes de silicona y los he metido dentro del molde de cupcakes al congelador.

Ese mismo día u otro, cuando la mezcla este congelada, precalentamos el horno 200ºC y horneamos los coulants, el tiempo aquí depende mucho de cada horno, en mi caso 10-12 minutos fueron suficientes para que el coulant se hornee y su interior quede con la consistencia adecuada. Os aconsejo hacer pruebas para ver el resultado, como se congelan, tenéis la ventaja de ir sacándolos individualmente y ver el resultado, yo hice una primera prueba de 7 minutos y luego fui aumentando hasta conseguir finalmente la textura que buscaba.

Sacamos del horno y dejamos enfriar un poco antes de desmoldar. Para ello antes repasar el borde del bollo con un cuchillo para ayudar a que desmolde bien y volcar en el plato bocabajo. Espolvoreamos con azúcar glas.

Como ves la receta de hoy es super fácil y es uno de esos postres que puedes tener siempre preparado y cuando tengas visita o te entre antojo de chocolate sacarlos y a disfrutar. Puedes acompañarlos con una bola de helado o con un coulis de frutos rojos.

Espero que os animéis a prepararlo, si es así podéis enviarme vuestras fotos o etiquetarme en Instagram (@midulcevalentina) me gustaría mucho ver el resultado, son deliciosos!!!

Antes de irme os dejo con la anécdota de Valentina:

Hoy la anécdota va relacionada con la receta. Cuando prepare los coulant al principio se mostró algo reticente aunque le encanta el chocolate. Después por la tarde que la pille con más hambre le dije: “Quieres uno de esos bollos que he preparado? Y accedió a probarlo, y se lo zampo todo!! Después me dice” Anda Mamá dame otro CAULANT de esos” 😂

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…

¡¡¡Hasta pronto!!!

Dulces Postres!!!

HOT CROSS BUNS CON CRUZ DE CREMA PASTELERA

Llevaba tiempo queriendo hacer estos curiosos bollos de pascua,  que son tradicionales sobre todo en la región anglosajona, así que pensé que este año sería mi propuesta para Semana Santa. Tengo que decir que en casa nos han gustado tanto que es probable que los repita más veces fuera de la época de pascua, ¿Cometeré un sacrilegio?? Jejeje os cuento un poco de historia.  

A lo largo de los años que llevan horneándose estos bollos se han ido creando distintas supersticiones en torno a ellos, encontré un artículo que habla de ello, os dejo enlace por si alguien quiere echar un vistazo. 

Os cuento las que más me han llamado la atención:

Si cuelgas un panecillo caliente en alguna zona de tu cocina el Viernes Santo, la leyenda dice que el pan se mantendrá fresco y sin moho durante todo el año. Esto se remonta al cuerpo de Cristo, que no mostró signos de decadencia después de su crucifixión y antes de su resurrección. El bollo debe ser reemplazado cada año el Viernes Santo.

Debido a la cruz en la parte superior, se supone que los panecillos calientes que se cuelgan en la cocina protegen de los espíritus malignos. También se dice que evitan que se incendien los fogones de la cocina y se aseguran de que todos los panes horneados ese año resulten perfectamente deliciosos.

En 1592, la reina Isabel I decretó que los bollos cruzados calientes ya no podían venderse en ningún día, excepto el Viernes Santo, la Navidad o los entierros. Se consideraban demasiado especiales para ser comidos cualquier otro día. Para evitar esto explica que las personas horneaban los bollos en sus propias cocinas, aunque si los atrapaban tenían que entregar todos los bollos ilegales en sus instalaciones a los pobres.

Suerte que en la época actual nos vamos a ahorrar todo este tipo de prohibiciones y podemos hornearlos y disfrutarlos en nuestra propia casa cuando nos apetezca, te ánimas?

Antes de ir con la receta, os cuento que el detalle que caracteriza estos bollos es que están decorados en la parte superior con una cruz que tradicionalmente esta hecha de una masa de harina y agua, actualmente puede hacerse con glaseado o chocolate. Yo he optado por probar a hacerlos con crema pastelera y el resultado ha sido espectacular están deliciosos.

HOT CROSS BUNS

Ingredientes (12 bollos aprox.):
Pre-fermento:
  • 120 ml. de agua templada
  • 7 gr. de Levadura seca de panadería
Masa:
  • 560 gr. de Harina de Fuerza
  • 120 ml. de Leche
  • 60 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado
  • 2 Huevos L (batidos)
  • Pre-fermento
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de canela
  • 1 y 1/2 cucharadita de jengibre
  • 1/4 de cucharadita de Nuez moscada
  • 100 gr. de Pasas sin pepitas
  • Vino dulce para remojar las pasas
  • Yema de huevo y chorrito de leche para pincelar los bollos
Preparación:
Un día antes:

Cubrimos las pasas con un buen chorro de vino de forma que quede cubiertas y reservamos, quedarán mas gorditas y jugosas. Preparamos la crema pastelera (te dejo receta más abajo).

Al día siguiente:

En primer lugar mezclamos la levadura seca con el agua templada y reservamos.

En un cazo ponemos la leche y la mantequilla a calentar a fuego suave para que la mantequilla se funda, no es necesario llevar a ebullición. Cuando la mantequilla se haya derretido, retiramos del fuego y dejamos enfriar un poco, debe estar caliente pero que no queme al tacto.

Tamizamos la harina y las especias (canela, jengibre y nuez moscada)

En el bol de nuestra batidora/amasadora agregamos el azúcar, la cucharadita de azúcar vainillado y la sal, añadimos los huevos previamente batidos y la mezcla de leche y mantequilla, y batimos un poco para que se mezcle.

Incorporamos la mitad de la mezcla de harina y especias mientras vamos amasando con el accesorio gancho, después añadimos el pre-fermento , continuamos amasando y añadimos el resto de la harina y especias que nos queda, amasamos durante unos cinco minutos. Se formará una masa que poco a poco se va despegando de las paredes del bol, por último añadimos las pasas que habremos colado para que se incorporen a la masa (podéis añadirlas en el mismo momento que el pre-fermento, pero si lo hacéis con amasadora, las pasas se aplastan y pierden la forma, en mi opinión prefiero hacerlo al final).

Una vez lista espolvoreamos con harina una superficie para terminar de amasarla a mano durante unos minutos más, formamos una bola y metemos la masa en un bol que habremos engrasado con aceite o spray desmoldable, dejamos levar la masa y que doble su volumen, en mi caso han sido dos horas.

Cuando nuestra masa haya crecido, volvemos a amasarla un poco para quitar el aire y dividimos la masa, formando bolas, que vamos disponiendo en un bandeja de horno forrada con papel vegetal. Yo dispuse tres filas de cuatro bolas con bastante espacio entre unas y otras ya que luego siguen creciendo. Cuando hayamos formado todas la bolas, tapamos con papel film y dejamos levar un poco más 15-30 minutos.

Precalentamos el horno 180ºC.

Transcurridos este tiempo, podemos marcar los bollos con un cuchillo o cuchilla haciendo la cruz para que luego sea más fácil disponer la crema sobre ellos. Pincelamos con yema de huevo y leche e introducimos los bollos al horno unos 25 minutos.

Mientras se hornean los bollos podemos preparar un almíbar para pincelar la superficie de los bollos recién sacados del horno. Mismas cantidades de azúcar y agua, llevamos a ebullición durante 3 minutos y listo.

CREMA PASTELERA

Ingredientes (Podéis hacer la mitad de estas cantidades):
  • 375 ml de Leche
  • 125 ml de Nata Liquida
  • 3 cucharadas de leche fria
  • 2 cucharadas de azúcar + 1 cucharadita de azúcar vainillado (para la mezcla de Nata y leche) 
  • 3 cucharadas de azúcar para la mezcla de yemas
  • 2 cucharadas de almidón de maíz ( Maicena en este caso)
  • 1 cucharada de harina
  • 3 yemas de huevo
Preparación:

En un bol, mezclamos las yemas de huevo, las tres cucharadas de azúcar, la maicena, la harina y las tres cucharadas de leche fría.

En un cazo ponemos a cocer la leche, la nata liquida y dos cucharadas de azúcar más el azúcar vainillado.

Cuando la leche empiece a cocer tomamos un poco de la leche con un cazo o cuchara sopera y vertemos sobre la mezcla de yemas que hemos preparado, removemos muy bien y vertemos todo el contenido en el cazo, dejamos cocer unos minutos más a fuego lento sin dejar de remover. La mezcla enseguida adquiere espesor. Una vez tenga la consistencia deseada retiramos y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Después pasamos a un recipiente y cubrimos con papel film sobre la superficie y lo metemos al frigorífico hasta el día siguiente.

Decoración:

Para decorar los bollos y formar las cruces, podemos ayudarnos de una manga desechable, sin necesidad de usar boquilla, cortamos según el grosor que queramos darle a las cruces.

Podéis sacar los bollos cuando lleven los 20 minutos de horno, decorarlos con la cruz de crema pastelera y volver a introducir al horno 5-10 minutos más, o bien decorarlos cuando haya transcurrido el tiempo de horneado. Finalmente pincelaremos los bollos con el almíbar, con cuidado de no deformar las cruces.

Dejamos enfriar un poco antes de servir. No es necesario que enfríen del todo ya que estos bollos están deliciosos calentitos.

Podéis comerlos como más os gusten, a nosotros nos han encantado con mantequilla en el desayuno. Son muy tiernos, tanto que no es necesario mojarlos, una verdadera delicia la verdad.

Antes de irme os dejo la anécdota de Valentina:

El otro día estábamos con unos amigos tomando algo, a ella le pedimos una botella de agua, como la tenían o muy fria o del tiempo, escogimos del tiempo, y le dijimos que nos pusiera un vaso con un hielo. Al cabo de un rato, me dice Valentina: “Mamá, porque me has sacado el hielo?” 😍😍😍

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

MADELEINES

Primavera!!! Ayer a las 22:58 hora peninsular entró oficialmente “La Primavera” pero ya sabéis que sólo oficialmente, porque realmente todavía nos quedan días invernales, de momento el aire frío es el protagonista de estos días, aunque esos si bastante soleados. Ahora que ya os he dado el parte meteorológico, vamos con la receta de hoy.

Esta semana os traigo una receta que llevaba tiempo queriéndo preparar: “Madeleines” de hecho desembale el molde que tenía comprado desde hace, yo creo que un par de años??,  Madre mía,  me lo compre con la idea de hacerlas enseguida pero bueno ahora no viene mal tenerlo, no?

Os dejo un poco de historia…

Las Madeleines son  dulces tradicionales de Commercy y Liverdun, dos municipios o concejos de la región de Lorena en el noreste de Francia.

Son bizcochos muy pequeños  con forma de concha que antiguamente adquirían dicha forma al ser horneados en bandejas con depresiones en forma de concha. Hoy en día se hornean en los populares moldes para Madeleines que se pueden encontrar en tiendas especializadas de Repostería. 

En esta ocasión las he preparado de dos sabores porque ambas me llamaban mucho la atención,  así que tenéis para elegir las que más os gusten!! Vainilla o Chocolate, tú que prefieres? Vamos con las receta…

MADELEINES DE CHOCOLATE

Madeleines de Chocolate
Ingredientes (Para 12-14 magdalenas):
  • 75 gr. de Harina
  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 2 huevos L
  • 60 gr. de azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 85 gr. de mantequilla punto pomada
  • Azúcar glas para espolvorear
Preparación:

-Tamizar los ingredientes secos, harina, cacao y levadura y reservar.

-Batimos los huevos y el azúcar glas durante 3 minutos hasta que la mezcla adquiera un tono blanquecino y se vea esponjosa.

-Agregamos el extracto de vainilla y seguimos batiendo.

-Incorporamos la harina y el resto de ingredientes secos y batimos hasta que la mezcla sea homogénea.

-Por ultimo, añadimos la mantequilla punto pomada y batimos hasta que quede bien integrada en la mezcla.

-Una vez lista la mezcla la metemos al frigorífico un mínimo de tres horas antes de hornear, también puedes dejarlas hasta el día siguiente.

-Precalentamos el horno 200ºC. Nota: Es importante que el horno este bien caliente y adquiera esta temperatura para que las madeleines suban correctamente, y adquieran su forma.

-Engrasamos el molde de madeleines con un pincel de cocina.

-Con ayuda de una manga, sin necesidad de boquilla, introducimos nuestra mezcla y vamos rellenando los huecos del molde, no excesivamente.

-Introducimos el molde en el horno sobre bandeja y bajamos la temperatura a 180ºC. Si esta bien caliente, se hornearan en 10-12 minutos aproximadamente.

-Una vez listas, sacamos y dejamos enfriar unos minutos. Después las pasamos a un rejilla para que terminen de enfriar.

Cuando hayan enfriado podemos espolvorear con azúcar glas y servir.

MADELEINES DE VAINILLA

Madeleines de Vainilla
Ingredientes (12-14 magdalenas):
  • 75 gr. de Harina
  • 1 y 1/2 cucharadita de azúcar vainillado
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 2 Huevos L
  • 60 gr. de azúcar glas
  • 85 gr. de mantequilla punto pomada
  • Azúcar glas para espolvorear
Preparación:

-Tamizar los ingredientes secos, harina y levadura química y reservar.

-Batimos los huevos, el azúcar glas y el azúcar vainillado durante 3 minutos hasta que la mezcla adquiera un tono blanquecino y se vea esponjosa.

-Incorporamos la harina y la levadura química y batimos hasta que la mezcla sea homogénea.

-Por ultimo añadimos la mantequilla punto pomada y batimos hasta que quede bien integrada en la mezcla.

El resto de preparación es exactamente igual que las de chocolate.

La receta muy fácil únicamente tendrás que hacerte con un molde para Madeleines, si no tienes.

Podéis disfrutarlas con un chocolate caliente o con un té.

Antes de irme os dejo con la anécdota de Valentina:

Una mañana de sábado se despertó hablando de los apellidos de la gente y decía el de su primo, le dio por ahí, así que yo le pregunté: “Y tú como te apellidas?” Y ella muy segura y dispuesta dijo: “Yo, Vélez-Gruñon!!!” 😂😂😂

Su apellido es Vélez-Muñoz

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

BOLLOS DE SANTA LUCIA (LUSSEKATTER)

El pasado mes de febrero no pude acudir a mi cita con el reto “Una galleta un cuento” que mensualmente organiza Patricia Blanco Budia de Patty’s Cake. No quería dejar de publicar por ello la receta que tenía pensada, porque la verdad es que me ha traído de cabeza, pero finalmente he conseguido el resultado que buscaba.

Estos bollos de Santa Lucía son tradicionales en Suecia, son dulces típicos que se preparan por Navidad, así que me parecieron idóneos para nuestro cuento “El Maravilloso viaje de Nils Holgersson”  que trata de un niño que hace un viaje recorriendo todas las regiones de Suecia. 
Al igual que Nils yo también me embarque en una aventura;  la de preparar estos bollos, que por cierto están deliciosos (no se os vayan a quitar las ganas de hacerlos). Me encantan las masas, pero este tipo de recetas conllevan tiempo y práctica, en mi caso han sido necesarias tres pruebas hasta conseguir el resultado que buscaba.

Mi primera prueba no salió como yo esperaba,  los bollos muy ricos,  pero la estética para la foto no me convencía, aunque iba por buen camino.  Para la segunda prueba decidí mezclar ideas de dos recetas, craso error,  el resultado acabo en la basura.  La tercera prueba y la definitiva,  opte por volver a la receta inicial con algún que otro cambio para no volver al error inicial.

Escogí una de las recetas de Linda Lomelino,  es una variante de la original, que incluye un relleno de mantequilla y canela. No obstante,  otra receta que me ha gustado mucho es la de Eva de BakeStreet,  es realmente espectacular como trabaja con las masas y la perfección del resultado,  la próxima vez  probaré a hacer la suya,  no dejéis de visitarla.  

Vamos con la receta…

LUSSEKATTER

Ingredientes:
  •  0,4 gr. de Azafrán molido*
  • 1 cucharada de agua caliente 
  • 250 ml. De Leche 
  • 25 gr. de Levadura Fresca 
  • 90 gr. de azúcar 
  • 100 gr. de mantequilla **
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 375 gr. de Harina todo uso 

(*) Podéis usar azafrán en hebras, aquí va según gustos,  yo prefiero molido porque no me hace mucha gracia encontrarme las hebras en medio del bollo. 

(**) La mantequilla no es necesario que este del todo blanda,  pero tampoco muy fría porque tardará más en incorporarse a la masa.  

Preparación:

En primer lugar disolvemos el azafrán junto con el agua caliente y reservamos. Templamos la leche. Tomamos una pequeña cantidad de la leche que hemos templado y deshacemos la levadura en ella, mezclamos bien y reservamos.  

En el bol de nuestra batidora/amasadora echamos el resto de leche que hemos templado,  la mezcla de agua y azafrán,  la levadura que hemos disuelto en la leche y el azúcar,  batimos un poco para que el azúcar se disuelva.  A continuación añadimos la harina poco a poco y vamos amasando con el accesorio gancho,  seguimos amasando hasta incorporar toda la harina. Por último añadimos la sal y la mantequilla y seguimos amasando hasta que la mantequilla se integre bien en la masa.

Amasamos ahora durante 10 minutos,  la masa se volverá suave y elástica,  aunque bastante pegajosa.  Engrasamos un bol con algo de aceite e introducimos la masa pegajosa, cubrimos el recipiente con un paño o con papel film, y dejamos reposar para que doble su volumen. 
En mi caso fueron un par de horas. Mientras preparamos el relleno y el almíbar. 


RELLENO

Os doy las cantidades de la receta original,  yo las he dividido a la mitad porque en lugar de rellenar la masa he pincelado los bollos sin llenarlos excesivamente.  En la primera prueba al ir demasiado rellenos,  en el horno el relleno y la masa tomaron caminos diferentes!!

Ingredientes:
  • 100 gr. de mantequilla punto pomada
  • 3 cucharadas de azúcar 
  • 1 cucharada de canela
  • 1 puñado de pasas
Preparación

Mezclamos bien la mantequilla, canela y azúcar en un bol o recipiente.  Ponemos las pasas en agua para que se ablanden y reservamos. 

ALMÍBAR 

Ingredientes
  • 1/2 taza de agua 
  • 1/2 taza de azúcar  
Preparación:

Ponemos el agua y el azúcar  en un cazo, lo llevamos a ebullición. Una vez rompa a hervir, bajamos de posición el fuego y dejamos hervir durante 3 minutos.  Después retiramos del fuego y dejamos enfriar. 


FORMADO Y DECORACIÓN DE LOS BOLLOS 

Ingredientes:
  • 1 huevo batido 
  • 1 cucharada de leche
  • Las pasas 
  • Azúcar perlado 

Tendremos preparadas dos bandejas forradas con papel vegetal,  donde dispondremos los bollos para el horneado.  

Una vez transcurrido el tiempo de levado. Sacamos la masa del molde y sobre una superficie enharinada,  desgasificamos.

Formamos un rectángulo y con un cortador de pizzas o rasqueta iremos cortando porciones del rectángulo, con cada porción formaremos una tira alargada que aplanaremos un poco,  untamos  ligeramente la tira con el relleno con ayuda de un pincel de silicona,  lo haremos hasta la mitad de la tira, enrollaremos la parte que acabamos de untar,  volteamos y haremos lo mismo con la otra mitad de la tira, enrollando igualmente pero en sentido contrario.

Una vez formado el bollo,  le pondremos una pasa en el centro de cada espiral y lo pondremos en la bandeja del horno que tenemos preparada, tapada con papel film para que sigan levando mientras formamos el resto de los bollos. Repetiremos el proceso anterior con el resto de porciones.

A tener en cuenta, la masa seguirá creciendo en el horno, por ello no es conveniente colocar los bollos muy cerca unos de otros en la bandeja, para evitar que puedan pegarse.

Una vez formados todos los bollos,  pincelamos cada bollo con la mezcla de huevo batido y leche,  decoramos con el azúcar perlado e introducimos la bandeja al horno que habremos precalentado a 200 grados, durante 10-12 minutos aproximadamente hasta que adquieran color dorado. 

Sacamos del horno y en caliente pincelamos cada bollo con el almíbar preparado y dejamos enfriar sobre la bandeja  unos 5-10 minutos y después dejamos enfriar sobre rejilla.

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!