CHEESECAKE DE VAINILLA CON DULCE DE LECHE

Hola a tod@s!!  Hoy os traigo una auténtica bomba calórica,  así que aviso no es apta para la “OPERACIÓN BIKINI”,  si es tu caso puedes consolarte mirando las fotos, aunque yo creo que ya solo verla engorda. 

Para el resto de los que nos negamos a pasar hambre y somos capaces hasta de lamer la pantalla del móvil,  pasen, y vean esta delicia!! 

Había hecho tartas de queso o chessecakes,  claro que si,  pero como esta no me habían salido nunca,  casi que mejor para mi salud y mis caderas,  y es que el que avisa no es traidor,  esta tarta esta tan buena que te llama a gritos desde la nevera,  por eso yo en cuanto le hice las fotos,  me comí un trozo, Mmmm!!! si señor al menos eso!!! Y como buena samaritana repartí el resto,  no sólo voy a engordar yo, si se comparte parece que tienes menos cargo de conciencia, no crees??  

Estáis preparados?? Vamos con la receta!! 

Receta adaptada {Fuente: The Recipe Rebel }

Ingredientes:

Para la base (Molde 23 cm.):

  • 215gr. de Galletas tipo Digestive
  • 1 barra de mantequilla sin sal (60 gr. aprox.)
  • 1 Cucharada de Azúcar

Para el relleno:

  • 700 gr. de Queso crema tipo Philadelphia
  • 340 gr. Azúcar
  • 4 Huevos L
  • 4 cucharaditas de zumo de limón
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 700ml. Nata Liquida
  • Dulce de Leche al gusto
  • 150 gr. Nata Montada para decorar (opcional)
Preparación:

En primer lugar forramos la base y engrasamos el molde donde vayamos a hornear la tarta.

Picamos muy bien las galletas y las vertemos sobre el molde, mezclamos con la mantequilla derretida y la cucharada de azúcar y presionamos con los dedos mientras vamos extendiendo la mezcla por todo el molde hasta que quede una superficie plana. Introducimos en el horno precalentado 160 grados durante 15 minutos. Transcurrido este tiempo sacamos del horno. Reducimos la temperatura del horno a 135-140 grados. Preparamos el relleno.

En el bol o recipiente de nuestra batidora /amasadora batimos en primer lugar el queso con el accesorio pala, después añadimos el resto de ingredientes (menos la nata) azúcar, huevos, zumo de limón, la vainilla y la sal y batimos hasta que la mezcla sea homogénea.

Vertemos la mezcla en un cazo y añadimos la nata, calentamos a fuego suave hasta que la mezcla espese.

Retiramos del fuego y vertemos la mezcla sobre el molde y la base de galleta que hemos preparado anteriormente.

Metemos el molde al horno y dejamos que se hornee lentamente, creo que esta es la clave para que salga tan cremosa, la dejamos dos horas aproximadamente.

Pasado este tiempo, apagamos el horno y dejamos el chessecake dentro que repose una hora más, yo la deje algo más de tiempo.

Finalmente sacamos del horno y dejamos enfriar a temperatura ambiente, para después llevarla al frigorífico, hasta que vayáis a tomarla.

Creo que los tiempos de horneado, reposo y frigerado de esta Tarta son fundamentales para que obtengamos un buen cheesecake. Os aseguro que se nota muchísimo en la textura.

Decoración:

Para la decoración, yo he optado por el dulce de leche, no es un ingrediente que use habitualmente en mis preparaciones, principalmente por lo calorico, pero he de reconocer que está delicioso.

Vertemos una cantidad de dulce de leche sobre la tarta, ya sin el molde y alisamos con una espátula de forma que el dulce de leche caerá por los bordes.

Decoramos con la nata montada, ayudándonos de manga y boquilla.

El resultado ha sido espectacular, no puedo deciros más que probéis a prepararla, no os podéis perder esta delicia!!

Antes de irme os dejo la anécdota de Valentina:

Recientemente hemos estado en nuestro gestor para preparar la declaración de la renta. En el sitio en cuestión tienen un ambientador bastante potente, parece que te lo llevas puesto en la ropa, huele bien, pero quizás es algo fuerte. El caso es que como Valentina me acompañaba ese día, no se fue sin dar su opinión al respecto, así que antes de salir por la puerta, me dice: Mamá, ya nos vamos de este sitio? Es que pues huele un poco mal!! Yo lo arregle como pude diciendo: Valentina, no huele mal es un ambientador!! 😬😬😬

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…

Dulces Postres!!!

COULANT DE CHOCOLATE

Hola de nuevo por aquí!! He estado un poco ausente estas últimas semanas, el motivo no es otro que dedicar más tiempo a mi familia,  a veces hay que hacer una parada en el camino. 

De vuelta te traigo la receta de los conocidos COULANT DE CHOCOLATE también llamados volcán de chocolate.  La característica de estos bollitos es que en su interior esconde un núcleo de menor consistencia y cremoso chocolate, una verdadera delicia que descubrirás al hundir el tenedor en ellos.  

Que siiii!!! Que ya paro, no voy a seguir haciéndote la boca agua,  vamos con la receta!!

COULANT DE CHOCOLATE

Ingredientes:
  • 5 Huevos L
  • 150 gr de azúcar 
  • 250 gr de mantequilla 
  • 100 gr de Harina 
  • 250 gr de chocolate para fundir 
  • Azucar glas para decorar
  • Fresas y Frambuesas para acompañar
Preparación:

En primer lugar derretimos el chocolate y la mantequilla al baño maría, o bien en el microondas. Dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla este esponjosa y blanquee.

Incorporamos la mezcla de chocolate y mantequilla que hemos derretido, mientras seguimos batiendo.

Por último incorporamos la harina tamizada al resto de la mezcla y batimos hasta que todo quede bien mezclado.

Engrasaremos nuestros moldes o flaneras repartimos la masa en ellas. Cubrimos con papel film y lo metemos al congelador. Yo he usado unos moldes de silicona y los he metido dentro del molde de cupcakes al congelador.

Ese mismo día u otro, cuando la mezcla este congelada, precalentamos el horno 200ºC y horneamos los coulants, el tiempo aquí depende mucho de cada horno, en mi caso 10-12 minutos fueron suficientes para que el coulant se hornee y su interior quede con la consistencia adecuada. Os aconsejo hacer pruebas para ver el resultado, como se congelan, tenéis la ventaja de ir sacándolos individualmente y ver el resultado, yo hice una primera prueba de 7 minutos y luego fui aumentando hasta conseguir finalmente la textura que buscaba.

Sacamos del horno y dejamos enfriar un poco antes de desmoldar. Para ello antes repasar el borde del bollo con un cuchillo para ayudar a que desmolde bien y volcar en el plato bocabajo. Espolvoreamos con azúcar glas.

Como ves la receta de hoy es super fácil y es uno de esos postres que puedes tener siempre preparado y cuando tengas visita o te entre antojo de chocolate sacarlos y a disfrutar. Puedes acompañarlos con una bola de helado o con un coulis de frutos rojos.

Espero que os animéis a prepararlo, si es así podéis enviarme vuestras fotos o etiquetarme en Instagram (@midulcevalentina) me gustaría mucho ver el resultado, son deliciosos!!!

Antes de irme os dejo con la anécdota de Valentina:

Hoy la anécdota va relacionada con la receta. Cuando prepare los coulant al principio se mostró algo reticente aunque le encanta el chocolate. Después por la tarde que la pille con más hambre le dije: “Quieres uno de esos bollos que he preparado? Y accedió a probarlo, y se lo zampo todo!! Después me dice” Anda Mamá dame otro CAULANT de esos” 😂

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…

¡¡¡Hasta pronto!!!

Dulces Postres!!!

HOT CROSS BUNS CON CRUZ DE CREMA PASTELERA

Llevaba tiempo queriendo hacer estos curiosos bollos de pascua,  que son tradicionales sobre todo en la región anglosajona, así que pensé que este año sería mi propuesta para Semana Santa. Tengo que decir que en casa nos han gustado tanto que es probable que los repita más veces fuera de la época de pascua, ¿Cometeré un sacrilegio?? Jejeje os cuento un poco de historia.  

A lo largo de los años que llevan horneándose estos bollos se han ido creando distintas supersticiones en torno a ellos, encontré un artículo que habla de ello, os dejo enlace por si alguien quiere echar un vistazo. 

Os cuento las que más me han llamado la atención:

Si cuelgas un panecillo caliente en alguna zona de tu cocina el Viernes Santo, la leyenda dice que el pan se mantendrá fresco y sin moho durante todo el año. Esto se remonta al cuerpo de Cristo, que no mostró signos de decadencia después de su crucifixión y antes de su resurrección. El bollo debe ser reemplazado cada año el Viernes Santo.

Debido a la cruz en la parte superior, se supone que los panecillos calientes que se cuelgan en la cocina protegen de los espíritus malignos. También se dice que evitan que se incendien los fogones de la cocina y se aseguran de que todos los panes horneados ese año resulten perfectamente deliciosos.

En 1592, la reina Isabel I decretó que los bollos cruzados calientes ya no podían venderse en ningún día, excepto el Viernes Santo, la Navidad o los entierros. Se consideraban demasiado especiales para ser comidos cualquier otro día. Para evitar esto explica que las personas horneaban los bollos en sus propias cocinas, aunque si los atrapaban tenían que entregar todos los bollos ilegales en sus instalaciones a los pobres.

Suerte que en la época actual nos vamos a ahorrar todo este tipo de prohibiciones y podemos hornearlos y disfrutarlos en nuestra propia casa cuando nos apetezca, te ánimas?

Antes de ir con la receta, os cuento que el detalle que caracteriza estos bollos es que están decorados en la parte superior con una cruz que tradicionalmente esta hecha de una masa de harina y agua, actualmente puede hacerse con glaseado o chocolate. Yo he optado por probar a hacerlos con crema pastelera y el resultado ha sido espectacular están deliciosos.

HOT CROSS BUNS

Ingredientes (12 bollos aprox.):
Pre-fermento:
  • 120 ml. de agua templada
  • 7 gr. de Levadura seca de panadería
Masa:
  • 560 gr. de Harina de Fuerza
  • 120 ml. de Leche
  • 60 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado
  • 2 Huevos L (batidos)
  • Pre-fermento
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de canela
  • 1 y 1/2 cucharadita de jengibre
  • 1/4 de cucharadita de Nuez moscada
  • 100 gr. de Pasas sin pepitas
  • Vino dulce para remojar las pasas
  • Yema de huevo y chorrito de leche para pincelar los bollos
Preparación:
Un día antes:

Cubrimos las pasas con un buen chorro de vino de forma que quede cubiertas y reservamos, quedarán mas gorditas y jugosas. Preparamos la crema pastelera (te dejo receta más abajo).

Al día siguiente:

En primer lugar mezclamos la levadura seca con el agua templada y reservamos.

En un cazo ponemos la leche y la mantequilla a calentar a fuego suave para que la mantequilla se funda, no es necesario llevar a ebullición. Cuando la mantequilla se haya derretido, retiramos del fuego y dejamos enfriar un poco, debe estar caliente pero que no queme al tacto.

Tamizamos la harina y las especias (canela, jengibre y nuez moscada)

En el bol de nuestra batidora/amasadora agregamos el azúcar, la cucharadita de azúcar vainillado y la sal, añadimos los huevos previamente batidos y la mezcla de leche y mantequilla, y batimos un poco para que se mezcle.

Incorporamos la mitad de la mezcla de harina y especias mientras vamos amasando con el accesorio gancho, después añadimos el pre-fermento , continuamos amasando y añadimos el resto de la harina y especias que nos queda, amasamos durante unos cinco minutos. Se formará una masa que poco a poco se va despegando de las paredes del bol, por último añadimos las pasas que habremos colado para que se incorporen a la masa (podéis añadirlas en el mismo momento que el pre-fermento, pero si lo hacéis con amasadora, las pasas se aplastan y pierden la forma, en mi opinión prefiero hacerlo al final).

Una vez lista espolvoreamos con harina una superficie para terminar de amasarla a mano durante unos minutos más, formamos una bola y metemos la masa en un bol que habremos engrasado con aceite o spray desmoldable, dejamos levar la masa y que doble su volumen, en mi caso han sido dos horas.

Cuando nuestra masa haya crecido, volvemos a amasarla un poco para quitar el aire y dividimos la masa, formando bolas, que vamos disponiendo en un bandeja de horno forrada con papel vegetal. Yo dispuse tres filas de cuatro bolas con bastante espacio entre unas y otras ya que luego siguen creciendo. Cuando hayamos formado todas la bolas, tapamos con papel film y dejamos levar un poco más 15-30 minutos.

Precalentamos el horno 180ºC.

Transcurridos este tiempo, podemos marcar los bollos con un cuchillo o cuchilla haciendo la cruz para que luego sea más fácil disponer la crema sobre ellos. Pincelamos con yema de huevo y leche e introducimos los bollos al horno unos 25 minutos.

Mientras se hornean los bollos podemos preparar un almíbar para pincelar la superficie de los bollos recién sacados del horno. Mismas cantidades de azúcar y agua, llevamos a ebullición durante 3 minutos y listo.

CREMA PASTELERA

Ingredientes (Podéis hacer la mitad de estas cantidades):
  • 375 ml de Leche
  • 125 ml de Nata Liquida
  • 3 cucharadas de leche fria
  • 2 cucharadas de azúcar + 1 cucharadita de azúcar vainillado (para la mezcla de Nata y leche) 
  • 3 cucharadas de azúcar para la mezcla de yemas
  • 2 cucharadas de almidón de maíz ( Maicena en este caso)
  • 1 cucharada de harina
  • 3 yemas de huevo
Preparación:

En un bol, mezclamos las yemas de huevo, las tres cucharadas de azúcar, la maicena, la harina y las tres cucharadas de leche fría.

En un cazo ponemos a cocer la leche, la nata liquida y dos cucharadas de azúcar más el azúcar vainillado.

Cuando la leche empiece a cocer tomamos un poco de la leche con un cazo o cuchara sopera y vertemos sobre la mezcla de yemas que hemos preparado, removemos muy bien y vertemos todo el contenido en el cazo, dejamos cocer unos minutos más a fuego lento sin dejar de remover. La mezcla enseguida adquiere espesor. Una vez tenga la consistencia deseada retiramos y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Después pasamos a un recipiente y cubrimos con papel film sobre la superficie y lo metemos al frigorífico hasta el día siguiente.

Decoración:

Para decorar los bollos y formar las cruces, podemos ayudarnos de una manga desechable, sin necesidad de usar boquilla, cortamos según el grosor que queramos darle a las cruces.

Podéis sacar los bollos cuando lleven los 20 minutos de horno, decorarlos con la cruz de crema pastelera y volver a introducir al horno 5-10 minutos más, o bien decorarlos cuando haya transcurrido el tiempo de horneado. Finalmente pincelaremos los bollos con el almíbar, con cuidado de no deformar las cruces.

Dejamos enfriar un poco antes de servir. No es necesario que enfríen del todo ya que estos bollos están deliciosos calentitos.

Podéis comerlos como más os gusten, a nosotros nos han encantado con mantequilla en el desayuno. Son muy tiernos, tanto que no es necesario mojarlos, una verdadera delicia la verdad.

Antes de irme os dejo la anécdota de Valentina:

El otro día estábamos con unos amigos tomando algo, a ella le pedimos una botella de agua, como la tenían o muy fria o del tiempo, escogimos del tiempo, y le dijimos que nos pusiera un vaso con un hielo. Al cabo de un rato, me dice Valentina: “Mamá, porque me has sacado el hielo?” 😍😍😍

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

MADELEINES

Primavera!!! Ayer a las 22:58 hora peninsular entró oficialmente “La Primavera” pero ya sabéis que sólo oficialmente, porque realmente todavía nos quedan días invernales, de momento el aire frío es el protagonista de estos días, aunque esos si bastante soleados. Ahora que ya os he dado el parte meteorológico, vamos con la receta de hoy.

Esta semana os traigo una receta que llevaba tiempo queriéndo preparar: “Madeleines” de hecho desembale el molde que tenía comprado desde hace, yo creo que un par de años??,  Madre mía,  me lo compre con la idea de hacerlas enseguida pero bueno ahora no viene mal tenerlo, no?

Os dejo un poco de historia…

Las Madeleines son  dulces tradicionales de Commercy y Liverdun, dos municipios o concejos de la región de Lorena en el noreste de Francia.

Son bizcochos muy pequeños  con forma de concha que antiguamente adquirían dicha forma al ser horneados en bandejas con depresiones en forma de concha. Hoy en día se hornean en los populares moldes para Madeleines que se pueden encontrar en tiendas especializadas de Repostería. 

En esta ocasión las he preparado de dos sabores porque ambas me llamaban mucho la atención,  así que tenéis para elegir las que más os gusten!! Vainilla o Chocolate, tú que prefieres? Vamos con las receta…

MADELEINES DE CHOCOLATE

Madeleines de Chocolate
Ingredientes (Para 12-14 magdalenas):
  • 75 gr. de Harina
  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 2 huevos L
  • 60 gr. de azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 85 gr. de mantequilla punto pomada
  • Azúcar glas para espolvorear
Preparación:

-Tamizar los ingredientes secos, harina, cacao y levadura y reservar.

-Batimos los huevos y el azúcar glas durante 3 minutos hasta que la mezcla adquiera un tono blanquecino y se vea esponjosa.

-Agregamos el extracto de vainilla y seguimos batiendo.

-Incorporamos la harina y el resto de ingredientes secos y batimos hasta que la mezcla sea homogénea.

-Por ultimo, añadimos la mantequilla punto pomada y batimos hasta que quede bien integrada en la mezcla.

-Una vez lista la mezcla la metemos al frigorífico un mínimo de tres horas antes de hornear, también puedes dejarlas hasta el día siguiente.

-Precalentamos el horno 200ºC. Nota: Es importante que el horno este bien caliente y adquiera esta temperatura para que las madeleines suban correctamente, y adquieran su forma.

-Engrasamos el molde de madeleines con un pincel de cocina.

-Con ayuda de una manga, sin necesidad de boquilla, introducimos nuestra mezcla y vamos rellenando los huecos del molde, no excesivamente.

-Introducimos el molde en el horno sobre bandeja y bajamos la temperatura a 180ºC. Si esta bien caliente, se hornearan en 10-12 minutos aproximadamente.

-Una vez listas, sacamos y dejamos enfriar unos minutos. Después las pasamos a un rejilla para que terminen de enfriar.

Cuando hayan enfriado podemos espolvorear con azúcar glas y servir.

MADELEINES DE VAINILLA

Madeleines de Vainilla
Ingredientes (12-14 magdalenas):
  • 75 gr. de Harina
  • 1 y 1/2 cucharadita de azúcar vainillado
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 2 Huevos L
  • 60 gr. de azúcar glas
  • 85 gr. de mantequilla punto pomada
  • Azúcar glas para espolvorear
Preparación:

-Tamizar los ingredientes secos, harina y levadura química y reservar.

-Batimos los huevos, el azúcar glas y el azúcar vainillado durante 3 minutos hasta que la mezcla adquiera un tono blanquecino y se vea esponjosa.

-Incorporamos la harina y la levadura química y batimos hasta que la mezcla sea homogénea.

-Por ultimo añadimos la mantequilla punto pomada y batimos hasta que quede bien integrada en la mezcla.

El resto de preparación es exactamente igual que las de chocolate.

La receta muy fácil únicamente tendrás que hacerte con un molde para Madeleines, si no tienes.

Podéis disfrutarlas con un chocolate caliente o con un té.

Antes de irme os dejo con la anécdota de Valentina:

Una mañana de sábado se despertó hablando de los apellidos de la gente y decía el de su primo, le dio por ahí, así que yo le pregunté: “Y tú como te apellidas?” Y ella muy segura y dispuesta dijo: “Yo, Vélez-Gruñon!!!” 😂😂😂

Su apellido es Vélez-Muñoz

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

BOLLOS DE SANTA LUCIA (LUSSEKATTER)

El pasado mes de febrero no pude acudir a mi cita con el reto “Una galleta un cuento” que mensualmente organiza Patricia Blanco Budia de Patty’s Cake. No quería dejar de publicar por ello la receta que tenía pensada, porque la verdad es que me ha traído de cabeza, pero finalmente he conseguido el resultado que buscaba.

Estos bollos de Santa Lucía son tradicionales en Suecia, son dulces típicos que se preparan por Navidad, así que me parecieron idóneos para nuestro cuento “El Maravilloso viaje de Nils Holgersson”  que trata de un niño que hace un viaje recorriendo todas las regiones de Suecia. 
Al igual que Nils yo también me embarque en una aventura;  la de preparar estos bollos, que por cierto están deliciosos (no se os vayan a quitar las ganas de hacerlos). Me encantan las masas, pero este tipo de recetas conllevan tiempo y práctica, en mi caso han sido necesarias tres pruebas hasta conseguir el resultado que buscaba.

Mi primera prueba no salió como yo esperaba,  los bollos muy ricos,  pero la estética para la foto no me convencía, aunque iba por buen camino.  Para la segunda prueba decidí mezclar ideas de dos recetas, craso error,  el resultado acabo en la basura.  La tercera prueba y la definitiva,  opte por volver a la receta inicial con algún que otro cambio para no volver al error inicial.

Escogí una de las recetas de Linda Lomelino,  es una variante de la original, que incluye un relleno de mantequilla y canela. No obstante,  otra receta que me ha gustado mucho es la de Eva de BakeStreet,  es realmente espectacular como trabaja con las masas y la perfección del resultado,  la próxima vez  probaré a hacer la suya,  no dejéis de visitarla.  

Vamos con la receta…

LUSSEKATTER

Ingredientes:
  •  0,4 gr. de Azafrán molido*
  • 1 cucharada de agua caliente 
  • 250 ml. De Leche 
  • 25 gr. de Levadura Fresca 
  • 90 gr. de azúcar 
  • 100 gr. de mantequilla **
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 375 gr. de Harina todo uso 

(*) Podéis usar azafrán en hebras, aquí va según gustos,  yo prefiero molido porque no me hace mucha gracia encontrarme las hebras en medio del bollo. 

(**) La mantequilla no es necesario que este del todo blanda,  pero tampoco muy fría porque tardará más en incorporarse a la masa.  

Preparación:

En primer lugar disolvemos el azafrán junto con el agua caliente y reservamos. Templamos la leche. Tomamos una pequeña cantidad de la leche que hemos templado y deshacemos la levadura en ella, mezclamos bien y reservamos.  

En el bol de nuestra batidora/amasadora echamos el resto de leche que hemos templado,  la mezcla de agua y azafrán,  la levadura que hemos disuelto en la leche y el azúcar,  batimos un poco para que el azúcar se disuelva.  A continuación añadimos la harina poco a poco y vamos amasando con el accesorio gancho,  seguimos amasando hasta incorporar toda la harina. Por último añadimos la sal y la mantequilla y seguimos amasando hasta que la mantequilla se integre bien en la masa.

Amasamos ahora durante 10 minutos,  la masa se volverá suave y elástica,  aunque bastante pegajosa.  Engrasamos un bol con algo de aceite e introducimos la masa pegajosa, cubrimos el recipiente con un paño o con papel film, y dejamos reposar para que doble su volumen. 
En mi caso fueron un par de horas. Mientras preparamos el relleno y el almíbar. 


RELLENO

Os doy las cantidades de la receta original,  yo las he dividido a la mitad porque en lugar de rellenar la masa he pincelado los bollos sin llenarlos excesivamente.  En la primera prueba al ir demasiado rellenos,  en el horno el relleno y la masa tomaron caminos diferentes!!

Ingredientes:
  • 100 gr. de mantequilla punto pomada
  • 3 cucharadas de azúcar 
  • 1 cucharada de canela
  • 1 puñado de pasas
Preparación

Mezclamos bien la mantequilla, canela y azúcar en un bol o recipiente.  Ponemos las pasas en agua para que se ablanden y reservamos. 

ALMÍBAR 

Ingredientes
  • 1/2 taza de agua 
  • 1/2 taza de azúcar  
Preparación:

Ponemos el agua y el azúcar  en un cazo, lo llevamos a ebullición. Una vez rompa a hervir, bajamos de posición el fuego y dejamos hervir durante 3 minutos.  Después retiramos del fuego y dejamos enfriar. 


FORMADO Y DECORACIÓN DE LOS BOLLOS 

Ingredientes:
  • 1 huevo batido 
  • 1 cucharada de leche
  • Las pasas 
  • Azúcar perlado 

Tendremos preparadas dos bandejas forradas con papel vegetal,  donde dispondremos los bollos para el horneado.  

Una vez transcurrido el tiempo de levado. Sacamos la masa del molde y sobre una superficie enharinada,  desgasificamos.

Formamos un rectángulo y con un cortador de pizzas o rasqueta iremos cortando porciones del rectángulo, con cada porción formaremos una tira alargada que aplanaremos un poco,  untamos  ligeramente la tira con el relleno con ayuda de un pincel de silicona,  lo haremos hasta la mitad de la tira, enrollaremos la parte que acabamos de untar,  volteamos y haremos lo mismo con la otra mitad de la tira, enrollando igualmente pero en sentido contrario.

Una vez formado el bollo,  le pondremos una pasa en el centro de cada espiral y lo pondremos en la bandeja del horno que tenemos preparada, tapada con papel film para que sigan levando mientras formamos el resto de los bollos. Repetiremos el proceso anterior con el resto de porciones.

A tener en cuenta, la masa seguirá creciendo en el horno, por ello no es conveniente colocar los bollos muy cerca unos de otros en la bandeja, para evitar que puedan pegarse.

Una vez formados todos los bollos,  pincelamos cada bollo con la mezcla de huevo batido y leche,  decoramos con el azúcar perlado e introducimos la bandeja al horno que habremos precalentado a 200 grados, durante 10-12 minutos aproximadamente hasta que adquieran color dorado. 

Sacamos del horno y en caliente pincelamos cada bollo con el almíbar preparado y dejamos enfriar sobre la bandeja  unos 5-10 minutos y después dejamos enfriar sobre rejilla.

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

Brownie de Chocolate con Nueces

Hola a tod@s!!!  Pues aquí estoy otra vez, no me he vuelto loca, bueno un poco si, por lo general no suelo publicar semanalmente,  no porque no quiera claro,  sino porqué no puedo,  no me da la vida!!!. Por eso digo que me he vuelto loca,  porque está semana llevo dos publicaciones y no ha trascurrido una semana. Bueno esto es algo inusual,  como os contaba en la publicación anterior,  el motivo son los retos que circulan por Instagram,  que me quiero apuntar a todos, pero os aseguro que no me apunto a todos, hay bastantes más a los que no he podido unirme.
El reto de esta semana,  es el que organiza mensualmente Esther del Blog Cocinando Sabores,  y este mes consiste en preparar un Brownie casero. Asi que no me enrollo más,  y os dejo la receta que he preparado y de paso os pongo los dientes largos!!!
La receta es del libro de Lorraine Pascale que me regalaron las navidades pasadas, me encanta la sencillez y el estilo de esta chica,  cuando la he visto alguna vez cocinar,  relaja,  todo lo hace tan bien y tan fácil,  me fascina!!!
La receta original incorpora galletas oreo a la mezcla en lugar de nueces que es la pequeña modificación que he hecho a su receta,  ya que mi intención era hacer el típico Brownie,  pero vosotros podéis hacerlo si queréis con las oreo, abajo te dejo cantidades igualmente.
P1150286_r
Ingredientes:
  • 165 gr. De mantequilla
  • 200 gr. De chocolate negro picado o rallado
  • 165 gr. De azúcar moskovado
  • 3 huevos L
  • 2 yemas
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 2 cucharadas de Harina
  • 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 130 gr. De nueces california*
  • Algunas nueces pacanas para la decoración
  • Azúcar glasé para decorar

(*) Si decides añadir las galletas oreo , son 154 gr. De galletas oreo partidas en cuartos.

P1150311_r

Preparación:
  1. Troceamos las nueces de california que irán en el relleno.
  2. Picamos o rallamos el chocolate y fundimos la mantequilla en un cazo.
  3. Mezclamos el chocolate picado y la mantequilla y removemos hasta que se haga una mezcla homogénea.  Reservamos.
  4. Precalentamos el horno 180 grados
  5. Separamos las yemas de las claras de dos huevos (podéis congelar las claras para no desecharlas).
  6. Batimos los huevos y las yemas junto con la vainilla unos 5 minutos.
  7. Incorporamos el azúcar poco a poco, por el lateral del bol, para que se vaya mezclando sin perder aire la masa.
  8. Añadimos la harina, el cacao en polvo y la sal del mismo modo por el lateral del bol. Batimos hasta que estén bien integrados todos los ingredientes y la mezcla sea homogénea.
  9. Añadimos las nueces troceadas a la mezcla y con el accesorio pala, batimos un poco más para que se repartan bien. Este paso también podéis hacerlo a mano.
  10. Vertemos la mezcla en un molde especial para brownie o un molde cuadrado de aproximadamente 20-22 cm. que habremos engrasado previamente, y cubierto con papel vegetal que sobresalga por los lados del molde.
  11. Extendemos la mezcla uniformemente por toda la base del molde y alisamos con una lengua o espátula. A continuación decoramos con las nueces pecanas, que distribuiremos por encima.
  12. Metemos al horno durante 25-30 minutos aproximadamente.
  13. Una vez listo, sacamos y dejamos enfriar dentro del molde sobre rejilla. Después podemos desmoldarlo cogiendo de la parte sobrante del papel vegetal.

P1150306_r

Creo que no hace falta que os diga lo buenísimo que está!!! He tenido que repartirlo de forma urgente para no comérmerlo yo todo!!!

P1150316_r

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!


DONUTS DE CHOCOLATE

Hola a tod@s!!!

Hoy vengo con una receta que estaba entre mis pendientes y tenía muchas ganas de hacer, el empujón final para decidirme a hacerlos, ha sido como no gracias a Esther del blog Cocinando Sabores, que mensualmente en la red de Instagram, nos propone retos para que nos animemos a realizar nuestra propia Repostería casera y disfrutar del resultado con nuestras familias.

Yo estoy encantada con este tipo de iniciativas, así que intento participar siempre que puedo, os animo a que echéis un vistazo por Instagram y veáis todas las propuestas geniales bajo el hastag #donutworrysiescasero

Antes de decidirme por una receta u otra estuve viendo algunas recetas. Tenéis gran variedad en la web, pero yo os aconsejo las que más me han gustado: Susana del blog Webosfritos que es una experta en el tema, también me ha gustado la del blog de Sweetandsour, pero finalmente me he decantado por la Receta del blog de Unodedos, vamos con ella…

Ingredientes (Salen bastantes donuts con estas cantidades, unos 21 donuts, si no queréis tantos dividir las cantidades a la mitad).

Prefermento > En primer lugar tenemos que preparar una primera masa o poolish que luego incorporaremos a la masa principal.

  • 120 gr. de Harina de Fuerza
  • 120 ml. de Leche tibia
  • 5 gr. de Levadura Fresca

Disolvemos la levadura fresca en la leche que debe estar ligeramente templada y la dejamos reservada mientras tamizamos la harina. Después mezclamos todo en un bol, yo este paso lo hago con las manos. Obtendremos una masa pegajosa, formamos una pequeña bola y la dejamos reposar en un bol tapado con papel film o un paño, debe duplicar su volumen, tiempo de levado: Una hora aproximadamente.

Masa Principal> Prepararemos otra masa a la que añadiremos el prefermento o primera masa.

  • 350 gr. de Harina de Fuerza
  • Prefermento Previo
  • 1 pizca de sal
  • 80 ml de leche
  • 75 gr. de Azúcar
  • 2 cucharadas de miel
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 huevos L
  • 80 gr. de mantequilla
  • Aceite de Girasol para freír
Transcurrido el tiempo de levado del prefermento o poolish comenzamos a prepara la masa principal.
En primer lugar debéis tener en cuenta que los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, la mantequilla debe tener consistencia pomada, por eso es aconsejable sacarla de la nevera lo primero, los huevos y los 80ml de Leche también deben estar a temperatura ambiente.
Introducimos en el bol de la amasadora, la harina con el prefermento, la sal, la leche, el azúcar, la miel, la canela, el aroma de vainilla y los huevos previamente batidos. Amasamos durante unos cinco minutos e incorporamos la mantequilla, seguimos amasando otros cinco-diez minutos más, o hasta que la masa se vea suave aunque pegajosa y empiece a despegarse de las paredes del bol.
Untamos un bol con aceite y también nos untamos las manos, sacamos la masa del bol, será bastante pegajosa, hacemos una bola y la metemos al bol, tapamos con papel film o un paño y dejamos que duplique su volumen, hora y media – dos horas.
Una vez hayan levado, podéis continuar con el siguiente paso o bien meterlo al frigorífico y lo dejamos toda la noche, yo hice esto último.
A la mañana siguiente, sacamos del frigorífico y dejamos enfriar la masa una hora aproximadamente, es importante que no esté fría, después desgasificamos sobre una superficie enharinada y dejamos reposar unos diez minutos.
Mientras la masa se enfría, podéis preparar el papel de horno, yo lo he cortado en cuadrados para después poder disponer los donuts sobre ellos y de esta manera cuando vayáis a freírlos lo cogeis directamente con el papel de horno sin tener que tocar el donut y que se deforme.
Pasado este tiempo, estiramos la masa con un rodillo y vamos cortando bien con el cortador de donuts o con cualquier utensilio en forma de círculo que tengáis, los centros pueden hacerse con un tapón de plástico.
Tapamos los donut con papel film y dejamos levar hasta que doblen su volumen, unos cuarenta minutos aprox.
Lo siguiente será freír los donuts:
Es importante que dispongais de una sarten onda o una olla con fondo para freir los donuts. Yo use un litro de aceite.
La temperatura del Aceite, es aconsejable que este a unos 160 grados, si tenéis freidora o bien podéis haceros con un termómetro digital para poder medirlo mucho mejor. En mi placa vitroceramica, consigo esta temperatura en la posición 5 o 5,5 de 9 posiciones, os lo digo por daros una aproximación si no disponeis de termometro.
Una vez alcanzada la temperatura, comenzamos a freír los donuts, yo los voy incorporando uno a uno, cogiéndolo como os he explicado antes con el papel de horno, lo echamos dándole la vuelta al donut de forma que nos quedemos con el papel en la mano, con cuidado de no quemarnos.
Freiremos cada donuts, un minuto por cada lado, es importante dejar flotar el donut en el aceite no hundirlo. Según vamos friendo los vamos sacando y poniendo sobre una fuente con papel de cocina para que absorba el aceite y dejamos enfriar.
Yo como salieron muchos, ese mismo día los congele, así luego puedes ir sacándolos según necesidad y están tan buenos como el primer día.

Ahora os cuento la segunda prueba que hice de donuts, la verdad es que no soy de Dulces fritos, no hago rosquillas, ni estrellas, únicamente torrijas como no…? Así que, quería probar a hacerlos en el horno, hice la misma receta, dividiendo las cantidades y añadiendo alguna pequeña modificación:

Infusioné la leche del prefermento con cáscara de naranja y algunas vainas de cardamomo, después colé la leche y mezcle con la Levadura para que se disolviera. El resto del proceso igual salvo la parte final, horno precalentado a 180 grados, tiempo de horneado 10-15 minutos.

Finalmente he de reconocer que a pesar de mi descontento inicial, me quedo con la primera prueba, los fritos. El horno es una opción más sana y también están buenos, pero la miga, el sabor del donut que conocemos me lo recuerda más el frito.

Vamos con el glaseado, que en mi caso no lo es, yo he preparado una cobertura de chocolate, la misma que si fuera para una tarta, mi experiencia con los glaseados no es muy buena y pensé que quedaría igual de bien.
Ingredientes (para decorar unos 12 donuts):
  • 100 gr. de chocolate para fundir
  • 100 ml. de Nata Liquida
  • 25 gr. de mantequilla

Podéis variar las cantidades, la nata y el chocolate siempre son la misma cantidad de uno que de otro, con la mantequilla hacéis una regla de tres.

Preparación:

En un cazo, fundimos el chocolate en la nata liquida y una vez se haya fundido añadimos la mantequilla, fundimos la mantequilla en el chocolate, y retiramos del fuego. Tendremos una consistencia más o menos densa, dejamos enfriar un poco, no demasiado, lo ideal para poder mojar los donuts. Vertemos la mezcla en un bol y vamos metiendo los donuts boca abajo y mojandolos en el chocolate, después los disponemos en una rejilla y los dejamos para que el chocolate enfríe.

La verdad es que han tenido muchísimo éxito , más del que yo esperaba, ya que cuando los hice, no quede muy contenta, con el resultado, mas que nada porque creo que como en todo, exige practica y al ser la primera vez, la forma no me quedo como esperaba, eso si la masa y el sabor eran los adecuados y ya con el chocolate cambié de opinión, aunque os diré que yo solo he podido catar uno y es este que os muestro, al que le dí el mordisco para la foto, el resto volaron sin piedad…jajajaja

Como siempre os animo a que intentéis hacerlos. Como todas las masas exige respetar los tiempos de levado, y el tema de freír quizás es lo más engorroso, aunque todo es organizarse, pero merece la pena el esfuerzo porque el resultado es lo más gratificante y sabes que estas consumiendo un producto hecho en casa, elaborado por ti, sin tanto azúcar, sin aditivos, sin conservantes ni colorantes, que me decís? Si alguien se anima me gustaría ver el resultado, os espero…

Bueno ahora vamos con la anécdota de Valentina:

Hoy y mañana con motivo de las fiestas de carnaval, no tiene colegio, así que han venido mis suegros para quedarse con ella. Mientras yo me preparaba para marcharme a trabajar ella estaba en el salón con ellos. Últimamente ve una serie de Netflix que se llama ” A Rienda Suelta ” va de caballos, a Valentina le apasionan los caballos. El caso es que voy al salón y con el mando de la tv en la mano me dice: ” anda mamá ponme ” A Rienda Suelta ” que estos no saben, refiriéndose a mis suegros…😂😂😂 que niña!!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

Chessecake Flor de Cerezo Japonés

Ay que calor que estamos pasando aquí en Madrid!!! Se está haciendo dura la llegada de las ansiadas y necesitadas vacaciones, y vosotros ya estáis de vacaciones??
Pues como a mi aún me queda y me gusta torturarme, yo sigo encendiendo el horno, aunque esta vez de horno lleva muy poquito, es una receta más bien fresquita así que podéis animaros a hacerla, la mayor parte del proceso se lo lleva el frigorífico….jejeje
El año pasado finalizado el verano, me regalaron un libro que tenía muchas ganas de tener, “Tartas de Queso” de Hannah Miles, me encantó esta receta pero pensé que era adecuada para la época de calor y al final como el tiempo pedía otro tipo de recetas, no me puse, pero este año he decidido empezar a sacarle el jugo.
Este receta me gustó sobre todo por la estética de la tarta y desde luego está riquísima, solo le cambiaría un pequeño detalle que luego os contaré…

Se trata de un Chessecake que lleva una base fina de bizcocho, y como ingrediente principal en su interior compota de cerezas!!! Te va gustando la idea?? Pues vamos con los ingredientes…
Ingredientes (Para la base de bizcocho):
  • 55 gr. de mantequilla pomada
  • 55 gr. de azúcar
  • 1 Huevo
  • 2 cucharaditas de Té Matcha en polvo (Opcional)*
  • 1 cucharada generosa de Crème Fraiche
  • 55 gr. de Harina Leudante tamizada**

(*) Os pongo opcional y aquí es donde os cuento el pequeño detalle al que os hacia referencia. Es la primera vez que utilizaba Té Matcha en una receta, es más es la primera vez que lo probaba y para ser sincera no le he encontrado nada especial, la verdad es que con la de recetas que se ven ahora y que utilizan este ingrediente, a mi no me ha cautivado, que le vamos a hacer para gustos los colores, si te pasa igual que a mi, pues o no lo pones o puedes sustituirlo por cacao en polvo.

(**) La harina leudante es muy fácil de hacer, se obtiene de mezclar harina, levadura en polvo y sal, os anoto las cantidades que yo hice:

  • 150gr. de Harina
  • 1 y 1/2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal

Tamizamos todos los ingredientes y mezclamos, después puedes conservarlo en un bote, anotando la fecha de caducidad, que será la fecha de caducidad que tenga la levadura que has usado.

Preparación de la Base:

Preparamos un molde desmoldable de unos 23 cm, engrasamos y forramos la base con papel de hornear y reservamos. Precalentamos el horno 180º.

Batimos la mantequilla y el azúcar hasta que la mezcla blanquee y sea homogénea, sin dejar de batir añadimos el huevo. Disolvemos el Té Matcha en una cucharada de agua caliente y lo añadimos a la mezcla, junto con la cucharada de Creme Fraiche, finalmente incorporamos la harina leudante que habremos preparado anteriormente, mezclamos bien para que todo quede integrado y vertemos en el molde. Horneamos durante unos 15-20 minutos aproximadamente. Una vez transcurrido este tiempo lo sacamos y lo dejamos enfriar sin desmoldarlo, mientras podemos ir preparando el Chessecake.

Ingredientes Chessecake:

  • 4 láminas de gelatina
  • 200 gr. de queso crema
  • 250 gr. de queso ricotta
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • 100 gr. de azúcar
  • 150 ml. de nata para montar
  • 400gr. de compota de cerezas*

(*) En primer lugar prepararemos la compota de cerezas, os aconsejo lo hagáis con bastante anterioridad, yo la hice una semana antes que la tarta.

Ingredientes para la Compota:

  • 400gr. de cerezas deshuesadas (yo use unos 750 gr. de cerezas aproximadamente)
  • 120ml. de zumo de naranja
  • 50 gr. de azúcar avainillado
  • Ralladura de un limón

Preparación de la Compota:

Lavamos y deshuesamos las cerezas

En una olla o cazo ponemos el zumo de naranja, el azúcar y la ralladura de limón a fuego alto para que se disuelva el azucar. Después agregamos las cerezas, y cocemos a fuego medio hasta que adquieran una textura blanda pero sin romperse, unos 15-20 minutos.

Una vez listo lo pasamos a un bote hermético y lo dejamos enfriar muy bien antes de meter en el frigorífico.

Preparación del Chessecake:

En primer lugar ponemos las hojas de gelatina en un bol o recipiente con agua para que se ablanden, yo las he puesto por separado.

En un bol o recipiente batimos el queso crema, el queso ricotta, la vainilla y el azúcar, hasta que la mezcla quede suave, reservamos.

Ponemos la nata en un cuenco resistente y sobre un cazo de agua hirviendo para calentarla, se trata de templarla un poco, agregamos las láminas de gelatina escurridas una a una y vamos removiendo hasta que se disuelvan por completo.

Seguidamente colamos la nata para deshacernos de posibles restos de gelatina no disueltos y añadimos la nata a la mezcla de queso mientras batimos.

Trituramos la compota de cerezas hasta que se convierta en un puré. Echamos un tercio del puré en la parte central de la base de bizcocho dejando libres borde. El resto del puré se lo añadimos a la mezcla de queso y removemos pero no demasiado para conseguir un efecto veteado.

Vertemos la mezcla sobre la base de bizcocho y extendemos con una lengua o paleta para que quede liso. Metemos al frigorífico mínimo tres horas, yo os aconsejo que la dejéis hasta el día siguiente.

Decoración:

  • 15 gr. Chocolate negro derretido
  • 1 manga desechable
  • 1 boquilla pequeña redonda
  • Flores de azúcar

Derretimos el chocolate en el microondas, un poquito para no pasarnos, después lo dejamos atemperar para que coja la consistencia adecuada para poder hacer el dibujo.

Introducimos el chocolate en la manga con la boquilla, yo lo hice sin ella, y dibujamos sobre la tarta, las ramas simulando un cerezo, creo que no ha quedado mal aunque se puede mejorar…

Si la tarta esta fria, el chocolate enseguida se endurecerá, después disponemos las flores de azúcar, podemos pegarlas con el chocolate derretido restante.

Que opinas? Te animas a intentarlo? Si es así me encantaría ver el resultado

Vamos con la anécdota de Valentina:

Una tarta como esta merece una dulce anécdota, ahí va, durante un viaje en el coche, era de noche y Valentina empezó a preguntar por la Luna que la íbamos viendo, esa noche era llena y muy bonita!! Y la Luna vive en el cielo? Le conteste: Si y ella siguió preguntando: Y el sol? Yo dije: También. Y me dice: Y donde esta el sol? Contesté: Durmiendo y me dice: Entonces hay que hablar bajito para que no se despierte…jejeje

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

_20150831_010046

Apple and Strawberry Pie

O “Pastel de Manzana y Fresa” tenía muchas ganas preparar este tipo de Tarta, llevo un tiempo viendo la gran variedad que hay de ellas y que mejor ocasión que para celebrar el día de la madre.

Tengo que confesar que el resultado me ha sorprendido,  pues el proceso es bastante laborioso y al ser la primera vez…ya se sabe, pero me ha encantado hacerla, lo bonita que queda en las fotos en crudo, y lo que mas me gusta sobre todo el tema de las decoraciones, echaba de menos el fondant, que por tiempo últimamente lo tengo aparcado.

Creo que tanto para la decoración como para el relleno,  estas tartas dan mucho juego,  pues prácticamente puedes utilizar y hacer las combinaciones de ingredientes que te apetezca. En el caso de la masa yo lo tenía claro,  he utilizado la misma receta que hice para estos Corazones de masa quebrada y la verdad que es un acierto. Vamos con la receta!!!

Ingredientes para la masa (Esta es la receta base, hay que doblar estas cantidades):

250 gr de Harina

15 gr de azúcar (la mitad avainillada)

120 gr de mantequilla sin sal en dados fríos

1 huevo

1 pizca de sal

3 cucharadas de agua muy fría

Ingredientes para el relleno:

1/2 kg de fresas

2 manzanas pequeñas (260 gr. Aprox.)

90 gr. de azúcar

25 gr. de Harina

1/2 tsp de canela

Decoración y acabado 

2 Tbsp de azúcar para rociar antes de meter al horno

Huevo batido para sellar y pincelar

Colorante en pasta (en mi caso Wilton)

Expulsores y cortadores varios

Preparación de la masa:

Echamos todos los ingredientes en el bol y batimos con varillas hasta que la consistencia sea de tierra, cambiamos al accesorio gancho, si lo hacéis con amasadora, dejamos que amase hasta que forme una bola, sin sobrebatir demasiado, enseguida tendremos una masa compacta y suave. Envolvemos la masa en papel film sin amasar con las manos nos ayudaremos del papel film para irlo cerrando compactando la masa en forma de paquete que llevaremos al frigorífico.

Preparación del relleno:

Cortamos las manzanas y las Descorazonamos, troceamos las manzanas y las fresas y las ponemos en un bol junto con el azúcar,  removemos bien y lo metemos en el frigorífico.

Preparación Decoraciones y acabado

Sacamos la masa que tenemos en el frigorífico y la partimos en dos,  un trozo más grande que el otro para la base de la tarta,  nos quedamos con este y la otra parte volvemos a meterla a refrigerar.

Alisamos nuestra masa base con un rodillo, es mejor que la masa este cubierta por arriba y abajo de papel film y pasemos el rodillo por encima alisando y dándole forma circular del tamaño del molde que vamos a utilizar. Una vez tengamos la forma y tamaño adecuados, volcamos la masa encima del molde y vamos aplanando y ajustando la masa dándole la forma de los bordes e intentando que sobresalga un poco de masa por arriba para poder disponer después los adornos…. en mi caso el molde que he utilizado no me daba mucho margen, en fin no ha salido mal del todo…

Una vez dispuesta la masa en el molde tapamos con papel film y de nuevo al frigorífico.

Ahora le toca el turno a las decoraciones, cogemos la otra parte de la masa que habíamos reservado y seguimos el mismo proceso que con la base, dejaremos una parte para las tiras que cubren la tarta…aquí me quedé corta, por ello mejor doblar la receta, así más vale que sobre…la meteremos al frigo, y nos centraremos en las decoraciones.

Alisamos la masa y con los cortadores que hayas elegido vais haciendo las formas, recordad que está masa es mejor no manipularla con las manos,  durante todo el proceso me he ayudado del papel film y del rodillo, pues corremos el riesgo de que se vuelva demasiado elástica y cuando la cortas encoge, esta quizás sea la parte más engorrosa de toda la elaboración pero merece la pena ver el resultado.

Ponemos las decoraciones en una tabla o plato llano y al frigo también tapadas con film.

Opcional

Si os animáis podéis coger una parte de la masa y teñirla con colorante en pasta del color que más os guste, yo a pesar de que no las tenía todas conmigo escogí un color rosado y teñi una pequeña parte para el centro de las flores, tengo que reconocer que el resultado me gustó bastante, lo que hice fue mojar un poquito un palillo con tinte,  hundirlo en la masa y mezclarla bien con el tinte para que cogiera todo el color, después lo dejé unos minutos en la nevera, transcurrido este tiempo podéis hacer las formas que queráis con la masa teñida siguiendo siempre el proceso anterior, yo en este caso hice las bolitas a mano para el centro de las flores, otra opción en lugar de teñir la masa, sería hacer las formas y pintarlas posteriormente con un pincel…esto tengo que probarlo en otra ocasión

Lo siguiente será preparar las bandas que cubrirán la tarta,  alisamos con el rodillo, yo me he ayudado de una regla y podéis usar un cortador de pizza o Una esteca para ir cortando las tiras, yo las hice de un centímetro aproximadamente, ahí ya según gustos y la idea que tengáis, las que he podido ver en Pinterest, suelen hacerlas mucho más anchas.

Precalentamos el horno a 200 grados y mientras sacamos la base y el relleno.

Quitamos el líquido que se ha generado en la mezcla de fresas y manzana e integramos la harina y la canela, removemos bien todo y vertemos la mezcla dentro de la base,  extendemos bien.

Pincelamos el borde del molde y ponemos las tiras que hemos preparado intercalándolas en diagonal y cruzandolas o como más os guste,  finalmente disponemos las decoraciones en el borde de nuestro molde y para terminar pincelamos todo con el huevo batido, espolvoreamos con azúcar y al horno unos 35-40 minutos,  en mi caso fue un poquito más.

 Cuando veáis que empieza a dorarse la masa y el relleno burbujea estará lista,  la sacamos, la dejamos enfriar y lista…si os la tomáis templadita esta deliciosa, también ideal acompañarla con helado…

Quien se anima?? Si lo haces,  hazme llegar la foto!!!

Antes de irme os dejo la anécdota de Valentina:

El sábado pasado viene con su padre toda contenta,  y me dice: Mamá hemos hecho un regalo para ti,  hemos estado decorando una tarjeta y te vamos a hacer un regalo!!! Jajajaja a mi marido se le quedó una cara de poker, me parto, que graciosa!!! Me encanta la naturalidad e inocencia con la que lo hizo…lástima que con la edad lo perdamos, para mi el mejor regalo su carita diciendomelo jejeje

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

 ¡¡¡Dulces Postres!!!

Las Torrijas de mi madre

Habéis visto “Del revés”??? Me encanta, creo que es genial como han representado las distintas emociones que todos experimentamos. En ella explican muy bien todo lo que ocurre ahí arriba en nuestra cabecita que es la que rige todo nuestro ser. Cuando hablan de los recuerdos esenciales que son los que definen y forman las diferentes partes de nuestra personalidad, eso me evoca  pensar en cuando era una niña e iba a acompañar a mi abuela al Economato ( a algunos os sonará a chino, pero así se llamaba) a llevar los cascos de las botellas y luego me daba pan con aceite y azúcar para merendar,  estos recuerdos aunque parezcan una tontería,  forman parte de la persona que soy hoy, el cariño con el que mi abuela me daba esa rebanada de pan, me recuerda  lo importante que son las tradiciones y las costumbres que pasan de generación a generación,  otro de mis mayores recuerdos y que hoy sigo disfrutando son las torrijas de mi madre,  me chiflan y a aunque yo sigo su receta, no me salen tan bien como a ella.
Este postre tradicional no tiene mucho misterio, quien no ha hecho torrijas? Yo creo que el secreto está en el cariño que ponen las madres y las abuelas en hacerlas, más que en la propia receta.
Hoy como homenaje a esos recuerdos de nuestra infancia,  comparto con vosotros la receta de las torrijas que hace mi madre.
*En esta ocasión, hice también el pan para las torrijas, os dejo enlace de la receta
Ingredientes:
1 barra de pan normal o especial para torrijas*
1 L o 1 1/4 L de leche
8 cucharadas de azúcar
2 barritas de canela
4 huevos
1 L de aceite suave (nosotras usamos el de girasol)
Azúcar y canela para decorar
Preparación:
Cortamos el pan en rebanadas y lo disponemos en una fuente o recipiente grande con fondo, reservamos.
Calentamos la leche junto con las barritas de canela. Cuando la leche este caliente añadimos las cucharadas de azúcar, así se disuelve mejor y removemos. Una vez se haya disuelto el azúcar,  retiramos del fuego y dejamos reposar un ratito tapado con un paño para que la leche infusione y coja el aroma de la canela.
Después retiramos las barritas de canela y vertemos la leche poco a poco,  ayudándonos de un cazo, sobre las rebanadas de pan y dejamos que el pan vaya empapándose.
Dejamos reposar una hora, en la que de vez en cuando iremos dando la vuelta a las rebanadas para que se empapen bien por los dos lados. En caso de ser necesario añadiremos más leche.
Transcurrido este tiempo,  vamos con el paso final, este quizás sea el más engorroso, pero vale la pena.
Primero prepararemos las fuentes o platos donde pondremos las torrijas al final de la preparación,  en ellos ponemos papel de cocina y espolvoreamos con una mezcla de azúcar y canela.
Batimos los huevos y reservamos. Es mejor organizarse bien así que nos haremos a la idea de que esto es como el trabajo en cadena,  preparados los huevos, ponemos el aceite a calentar, en una sartén preferiblemente honda,  tipo wok es ideal. El aceite debe estar bien caliente, cuando vemos que empieza a humear es que esta listo.
En este momento comenzamos nuestra cadena, cogemos una a una las rebanadas de pan y las mojamos en el huevo,  de forma que quede bien impregnada, seguidamente la sumergimos en el aceite con mucho cuidado de no quemarnos y vuelta y vuelta. Las sacamos y las vamos disponiendo en las fuentes que hemos preparado anteriormente. Espolvoreamos cada torrija con la mezcla de canela y azúcar y dejamos enfriar. Seguiremos este proceso con todas,  y listo.
Tienen buena pinta…verdad? Espero que os haya gustado, a mi madre le salen exquisitas…
Las fotos las hice el año pasado para participar con la receta en un concurso de canal cocina (La abuela Lolita). Pero me quede pendiente de subir la receta al blog.
Vamos con la anécdota de Valentina:
Este fin de semana, han organizado una Feria Medieval cerca del Ayuntamiento.  Cuando fuimos a pasear y ver los puestos, había gigantes y cabezudos para animar la fiesta, por supuesto Valentina que lleva una temporada que cualquier persona que lleve una mascara o vaya disfrazada le da miedo, en cuanto vio al primero aparecer quería marcharse, así que nos metimos al centro comercial de al lado hasta que pasarán, pero la pobre seguía oyendo el jolgorio que tenían montado y decía: Mama, que vienen los tontos…¡¡¡ Jajajaja
Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!
 ¡¡¡Dulces Postres!!!