GALLETAS LINZER {LINZER PLÄTZCHEN}

Hola a tod@s!!! Ya muy cerquita de la Navidad!! Yo sigo preparando recetas que a su vez son ideales para hacer un bonito detalle en estas fechas.

La receta que hoy os traigo son estas preciosas galletas Linzer, llevaba tiempo queriendo prepararlas, siempre que he visto fotos de ellas, me parecen de las más bonitas, así que estaba deseando prepararlas.

Antes os cuento un poquito de historia sobre ellas, no me enrollo mucho lo prometo. Según la información que figura por internet, el origen de estas galletas es en la ciudad de Linz, en Austria. Aunque uno de los postres más populares de esta ciudad es la “Linzer Torte” que fue la que dio inspiración para las galletas Linzer. Estas galletas Linzer son muy populares en toda Austria y Alemania. Su sabor es delicioso!!!

Vamos con la receta…

Ingredientes:

  • 300 gr. Harina
  • 1 Huevo L
  • 90 gr. de Azúcar Glas
  • 1 sobrecito de Azúcar Vainillado (7,5 gramos > 1 y 1/2 cucharadita)
  • 200 gr. de mantequilla fría
  • Mermelada de Fresa para el relleno o el sabor que más os guste
  • Azúcar glas para espolvorear

Preparación:

En el bol de la batidora/ amasadora, tamizar la harina, el azúcar glas y el azúcar vainillado.

Agregaremos el huevo y la mantequilla fría cortada en dados y amasaremos con el accesorio gancho hasta obtener una masa suave, terminaremos amasándola nosotros, en una superficie previamente espolvoreada con un poco de harina. La dejamos reposar unos 15 minutos.

En este punto, yo sigo el mismo procedimiento que la receta de galletas de mantequilla. Corto dos laminas de papel vegetal y transcurrido el tiempo de reposo, ponemos la masa sobre el papel y aplanamos un poco con la mano, ponemos encima el otro papel y alisamos con el rodillo, hasta que consigamos el grosor deseado.

Una vez tengamos las masa lista con el grosor deseado, metemos al frigorífico, cuanto más tiempo mejor, ya que la masa necesita frío, yo las he dejado cuatro horas, podéis dejarlas pasar noche si las preparáis por la tarde.

Decoración:

Para cortar y dar forma a las galletas, yo he comprado un set de corta-pastas Linzer Navidad que contiene diez figuritas intercambiables, para poder hacer las distintas pastas. Pero si disponéis de cortadores pequeños y uno mas grande para dar la forma a la galleta no es necesario que os lo compréis, yo reconozco que me encantan estas pijotadas y no puedo evitarlo.

Sacamos la masa del frigo y vamos cortando las galletas por parejas, una sin decoración de figura que sera la galleta base y la otra con el agujero con la forma que más nos guste. Vamos cortando y las disponemos en una bandeja para galletas o en la bandeja para hornear.

Cuando hayamos completado nuestra bandejas, las metemos al frigorífico para que enfríen, ya que enseguida cogen temperatura y se ponen blandas.

Mientras las galletas enfrían, ponemos el horno a precalentar 170-180º, ojo con la temperatura del horno, tened especial cuidado, como ya sabéis que cada horno es un mundo. Estas galletas quedan muy bien blanquitas no demasiado doradas o tostadas por ello dependiendo del horno quizás haya que poner una temperatura mas baja, 160º quizás.

Introducimos las galletas al horno durante unos 10-12 minutos, en mi caso, de esa forma quedan más blanquitas.

Una vez listas, sacamos y dejamos enfriar sobre rejilla.

Cuando estén totalmente frías podemos rellenarlas con la mermelada que más os guste y espolvorear con azúcar glas. Y ya esta!!!

Os dejo enlace de la receta fuente para que podáis ver la preciosa pagina que tiene esta mujer, me ha encantado. Yo he cambiado la forma de hacer las pastas en cuanto a procedimiento de enfriado sobre todo. Los ingredientes son los mismos.

Espero que os hayan gustado!!! A mi me ha encantado prepararlas y mucho más fotografiarlas!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

Feliz Navidad a tod@s!!!

GALLETAS DE CHOCOLATE Y JENGIBRE

Hola a tod@s!!!  Como van los preparativos navideños? Yo con la lengua fuera,  no me da la vida. Se quieren hacer tantas cosas que el tiempo no da; a mi me faltan horas,  siempre arañando minutos, jejeje!!! 

Hoy os traigo estas simpáticas galletas de muñeco de Jengibre,  las preparé por el cumpleaños de Valentina, como regalo adicional a la bolsa de chuches,  para sus  compañeros del colegio, salieron encantados y comiéndose la galleta!!!

Si estáis pensando en hacer regalos diferentes y originales,  estas galletas pueden ser una idea,  quedan muy bonitas y la cara que se les queda esa es la mejor parte del trabajo,  que opináis?  Si alguien se anima aquí os dejo la receta…

Ingredientes (Para unas 25-30 galletas):

  • 480 gr. Harina 
  • 250 gr. mantequilla 
  • 125 gr. Azúcar glas 
  • 1 huevo L
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla 
  • 50 gr. Cacao en polvo 
  • 1 cucharadita de Jenjibre molido

(*) Recordaros que todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente para obtener buenos resultados. 

Preparación:

En primer lugar, con el accesorio pala de nuestra batidora, batimos la mantequilla y el azúcar a velocidad baja durante un minuto.

Después añadimos el huevo y el extracto de vainilla y volvemos a batir otro minuto a velocidad baja, transcurrido el minuto, paramos y rascamos las paredes del bol con una lengua o espátula, batimos de nuevo otro minuto más, esta vez subimos un punto la velocidad.

Seguidamente añadimos la harina, el cacao, y  el jengibre previamente tamizados y batimos de nuevo a velocidad baja hasta que la masa quede adherida a la pala, esto es cuestión de dos o tres minutos, después paramos y seguiremos amasando pero con las manos.

Espolvoreamos con un poco de harina (poquito) la superficie donde vayamos a trabajar la masa, y amasamos un poco, hasta que adquiera una consistencia suave y lisa, no es necesario amasar mucho, si esta algo pegajosa, echáis un poquito de harina, pero con cuidado de no pasaros.

Una vez lista, dejamos reposar 15 minutos. Y mientras cortamos papel de horno que usaremos para estirar la masa.

Transcurrido el tiempo de reposo, ponemos la masa sobre el papel y aplanamos un poco con la mano, ponemos encima otro papel de horno y alisamos con el rodillo, hasta que consigamos el grosor deseado (yo he usado un rodillo con aros para nivelar el grosor). 

Una vez tengamos la masa lista con el grosor deseado,  metemos al frigorífico, cuanto más tiempo esté mejor ya que la masa necesita estar bien fría,  yo esta vez las he dejado unas dos horas aproximadamente,  también podéis dejarlas toda la noche si las hacéis por la tarde. 

Decoración:

Para cortar y dar forma a las galletas, vais a necesitar los siguientes utensilios: 

  • Cortador de Muñeco de Jengibre 
  • Esteca 
  • Palitos o brocheta de madera
  • Sprinkles de bolitas
  • Bastones de caramelo

Cuando la masa haya enfriado lo suficiente, sacamos las placas que hemos preparado y comenzamos a cortar las galletas, os dejo un paso a paso en fotos para que veáis el proceso.  

En la última imagen, la galleta ya esta horneada pero el palito que lleva, se lo he puesto antes de hornearla, para que pueda dar forma a la mano del muñeco. 

Una vez que hayáis dado forma a las galletas, introducís al horno, precalentado a 180 º , durante 15 minutos. No necesitarán más tiempo, quizás menos, eso dependerá de vuestro horno. Dejamos enfriar sobre rejilla. Las bolitas de Sprinkles las he pegado con un poco de mermelada.

Una vez listas podéis meterlas en bolsitas junto con el bastón de caramelo, y cualquier otro detalle, yo puse los cartelitos que veis en la imagen y queda muy bonito para regalar. 

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

PEZ ESCAMADO DE HOJALDRE RELLENO DE PATE DE JAMÓN, QUESO Y ATÚN


Hola a tod@s!!!  Hoy toca nuestra cita mensual con el reto “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia de “Patty’s Cake”.  La tarea de elegir el cuento de este mes ha sido para nuestra compañera Victoria Martínezdel blog “Hoy cocina Vivi”,  ya que fue la ganadora del reto anterior con sus “Galletas de castañas”, os dejo enlace para que paséis a visitarla, a mi me encantaron. El cuento elegido para este mes,  es “El pescador y el pececillo de oro“.

Os dejo un breve resumen del cuento:

Un anciano pescador vivía junto al mar con su mujer. Obtenían alimento a través de la pesca. Un día en una de sus redes apareció un hermoso pececillo dorado, que para su sorpresa hablaba y le suplicó que lo soltara. El anciano así lo hizo, y se marchó a su casa sin pedir nada a cambio. A su regreso se lo contó a su mujer que le reprendió muy enfadada y le obligó a volver para que le pidiera una recompensa. El hombre así lo hizo, y el pececillo le dijo que no se preocupará que cumpliría sus deseos. El hombre regreso a su casa y encontró a su mujer con una nueva tina. A partir de este momento la mujer se hace cada vez más avariciosa exigiendo a su pobre marido que fuera a por mas recompensas al mar, llegando incluso a querer sustituirle..

Si quieres conocer el resto de la historia aquí te dejo enlace.

En esta ocasión mi idea era hacer algo con forma de pez, y curioseando por Pinterest encontré este gracioso “Pez de Hojaldre” que me pareció una idea fantástica sobre todo para una fiesta de cumpleaños o cualquier tipo de celebración. De cara a las navidades puede quedar muy bien en vuestras mesas y los invitados quedarán encantados. Por no decir los más peques, porque ofrece muchas posibilidades de relleno.

Lo ideal para los niños es rellenarlo de Nutella, les encantará, pero esta vez quería cambiar y hacer algo más nutritivo e igual de rico. Así que escogí un pate de jamón york, quesitos y atún que suelo hacer para la merienda y que está muy rico. Otra idea sería preparar un relleno con una base de salmón.

Lo mejor, es lo fácil que es prepararla, no os vais a creer que hice receta y fotos ayer por la mañana, así que no tenéis ninguna excusa para no prepararla y los ingredientes muy sencillos, esta vez no traigo nada complicado.

Como objeto común en la foto, debíamos poner algo similar a una red de pesca, así que el salvamanteles navideño dorado que veis en la foto me pareció buena idea.

Vamos con la receta, que será la primera de tipo salado que incluyo en el blog…

Ingredientes:

  • 2 Láminas de masa para Hojaldre redondas
Para el paté:
  • 200 gr. de Jamón Cocido de York
  • 8 porciones de quesitos
  • 1 lata de atún en aceite de oliva virgen
  • 50 gr. de queso rallado
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra (opcional)
  • 1 huevo batido

Preparación:

En primer lugar preparamos el paté, para ello picamos bien el jamón de york, después troceamos los quesitos, desmenuzamos el atún sin desechar el aceite y mezclamos bien todos los ingredientes con un batidor o simplemente con la espátula, mezclando muy bien, hasta que quede una consistencia untuosa, tipo pate. Si queda muy pastosa podéis añadir un chorrito de aceite de oliva para que quede más suave.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Disponemos las laminas de hojaldre, podéis hacerlo de dos formas, (abajo os dejo enlace a un video que he encontrado en youTube para que podáis verlo mejor, ya que no he podido haceros un paso a paso). Yo lo he hecho de la siguiente manera, he dispuesto una lámina, después he untado parte de la mezcla, (las cantidades que os doy, son más que suficientes, os sobrará para poder preparar sándwiches para la merienda, lo metéis en el frigo y listo) sobre la primera lámina, dejando el borde libre, sobre todo concentrando el relleno en la parte central. Con ayuda de un pincel, mojado un poquito en agua, untamos todo el borde para que actúe de pegamento.

Después cubrimos con la segunda lámina, haciendo que coincidan ambas y pegamos bien los bordes. Con un cuchillo vamos haciendo la silueta de nuestro pez, una vez listo, retiramos los restos de masa, nos aseguramos de que los bordes estén bien sellados y dibujamos el resto de decoraciones. El ojo lo he hecho con dos boquillas de distinto tamaño.

Una vez hechos los cortes, rizamos haciendo este tipo de bucles que ves en la imagen (Ver video más abajo).

Por último, pincelamos nuestro pez con huevo batido y lo metemos al horno.

Horneamos 30 minutos y listo. Dejamos enfriar un poco y…

Ya esta!!! Así de facil!!

Os dejo video de la preparación:

Espero que os haya gustado mi propuesta y que por supuesto os animéis a prepararla, ahora os dejo enlace con las propuestas que han preparado mis compañeras, haz clic aquí.

Antes de despedirme, os dejo con la anécdota de Valentina:

Ayer mientras hacia las fotos, Valentina estaba alrededor jugando y de fondo estaba la televisión en la que salía una embarazada que estaba a punto. Valentina la debió ver tan gorda que me dice: “Le van a sacar el bebé? Yo no quiero que me saquen un bebé” Le digo: No cariño, tu eres muy pequeña…y me dice: “Es que yo ya he salido de tu tripa…” jajajaja!!!!  me lo dijo como aclarando que con eso ya era suficiente, jejeje!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

Dulces Postres!!!

BUNDT CAKE DE JENGIBRE Y MELAZA {GINGERBREAD}

Hola a tod@s!!! De nuevo por aquí, esta vez para hablaros que este pasado jueves 15 de Noviembre ha sido el National Bundt Cake Day, esta celebración estadounidense se remonta a los años 50, cuando la marca “Nordic Ware” que todos conocemos, se hizo popular por el diseño y estilo de sus moldes.

Para conmemorar el 60 aniversario de los moldes Bundt, Nordic Ware designó el 15 de Noviembre como Día Nacional del Bundt.

fuente: national day calendar

Actualmente esta celebración se ha extendido de tal modo que ha dejado de ser Nacional, ya que cada vez somos más los que año tras año, nos unimos este día para homenajear estos moldes que crean adicción por sus bonitos y diferentes diseños, y lo hacemos preparando una gran variedad de bizcochos en sus diferentes modelos.

En esta ocasión y por la época que estamos, me pareció idóneo usar ingredientes como el jengibre, la canela y la melaza. Así es que me decidí a preparar un Bundt conocido como “GingerBread”. La mezcla de estos ingredientes hacen que tenga un sabor especial…a mi me sabe a Navidad!!!

Hay infinidad de recetas por la web, finalmente la que yo he preparado es una adaptación de varias que me han gustado. He incluido buttermilk porque creo que le da mucha jugosidad a los bizcochos y la verdad que el resultado ha sido un bizcocho jugoso y con sabor especiado ideal para tomarlo con un té o café, me ha gustado bastante y la melaza, que no la había usado hasta ahora para ningún bizcocho, le aporta carácter.

Para homenajear los Bundts, en esta ocasión he escogido el molde Heritage, que fue el primero que me compré. Vamos con la receta…

Ingredientes:

  • 300 gr. de Harina
  • 180 gr. de mantequilla sin sal punto pomada
  • 150 gr. de azúcar blanca
  • 150 gr. de panela
  • 240 ml. de Buttermilk(*)
  • 4 huevos L
  • 160gr. de Melaza(**)
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 2 cucharaditas de Jengibre
  • 1/2 cucharadita de Nuez Moscada (Opcional)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de extracto de Vainilla
  • Azúcar glas para espolvorear

(*) La Buttermilk, como ya os he comentado en otras entradas, no es más que la mezcla de leche con zumo de limón, en este caso usaremos 240 ml. de leche, a los que añadiremos 15 ml. (una cucharada) de zumo de limón.

(**) La Melaza, es miel de caña de un tono bastante oscuro, es la primera vez que la uso, podéis encontrarla en grandes superficies. Os dejo foto aquí.

Preparación:

En primer lugar preparamos la Buttermilk. Reservamos.

Tamizamos los ingredientes secos, harina, levadura, canela, sal, jengibre, y nuez moscada y reservamos.

Precalentamos el horno 180 ºC.

En el recipiente o bol de nuestra batidora, mezclamos la mantequilla con los azucares y batimos bien a velocidad media-baja  durante cinco minutos de modo que la mezcla sea homogénea y esponje, si es necesario pararemos para rascar las paredes del bol con una espátula, para que de este modo se integre bien toda la mezcla.

Transcurrido este tiempo, vamos añadiendo los huevos uno a uno sin dejar de batir hasta que estén integrados por completo.

Lo siguiente, a nuestra mezcla de buttermilk que tenemos reservada le añadiremos la cucharadita de extracto de vainilla.

Por último, iremos añadiendo adicciones de nuestra mezcla de ingredientes secos, intercalando estos con la buttermilk que hemos preparado. Cuando hayamos terminado de añadir la harina y la mezcla de leche y limón, y todo esté integrado por completo, dejaremos de batir y terminaremos mezclando con espátula, para evitar sobrebatir.

Lo siguiente será verter la mezcla en nuestro molde bien engrasado y hornear durante unos 45-50 minutos aproximadamente, este tiempo es orientativo, ya que cada horno es un mundo.

Cuando esté listo, lo sacamos y desmoldamos tal y como te indico más abajo y lo dejamos enfriar sobre rejilla. Una vez frio, espolvoreamos con azúcar glas y listo.

Consejos para un correcto moldado y desmoldado de Bundt Cakes

Cuando hice mi primer Bundt Cake, tuve suerte y no tuve problemas para desmoldarlo. Parte fue suerte pero la otra parte se la debo a los consejos de Bea Roque, que seguí minuciosamente para conseguir un buen resultado. Aquí os anoto todo por si decidis animaros y prepararlo. Os aseguro que si seguis todos los pasos correctamente, no tendreis problemas para obtener un buen desmoldado sin interferir siquiera que sea la primera vez o no.

  • Debemos engrasar bien el molde, yo uso spray desmoldante es muy comodo y facil, pero en su defecto podéis usar mantequilla siempre extendiéndolamuy bien. Usaremos un pincel de silicona para untar las paredes del molde de abajo a arriba y de este modo ayudar a que la masa se extienda bien por el molde.
  • Vertemos la mezcla de nuestro bizcocho en el molde, echando todo en el mismo lado del molde y que sea la mezcla la que se reparta poco a poco por todo.
  • Alisamos la mezcla un poco con una espátula, y dejamos caer el molde varias veces, sobre un paño de cocina para que se asiente bien la mezcla.
  • Una vez fuera del horno, esto es muy importante, debemos dejar reposar exactamente 10 minutos, ni más ni menos y desmoldar sobre una rejilla, donde lo dejaremos enfriar.

Espero que os haya gustado y que os animéis a prepararlo, no es necesario que sea en un molde Bundt, podéis usar el que tengáis por casa.

Antes de irme os dejo la anécdota de Valentina:

Valentina esta muy ilusionada con tener un gatito y esta detrás de nosotros para conseguirlo.  Le explique que su Papá tiene alergia y que no podía ser, y para que pudiera entenderlo mejor le dije que si teníamos uno,  Papá se tendría que marchar. Unos días más tarde, el efecto fue el contrario a lo que esperaba, Valentina me dice: “Mamá,  venga cuando se va Papá,  para que pueda venir el gatito” 😂😂😂 

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

Nevaditos

Hola a tod@s!!! He estado un poco desconectada tras las navidades, pero me alegra estar de vuelta y que sea para retomar de nuevo el reto Una galleta un cuento organizado por Patricia de Patty’s Cake. Para este mes nuestra cita es con Heidi, cuento elegido por la ganadora del reto anterior Mar Ang del Blog Recetas ABC, con su Dulce de Mango y Piña.

Bueno creo que el cuento de Heidi lo conocemos todos, pero como siempre os dejo un breve resumen:

Heidi es una niña huérfana, llena de vida, alegre y bondadosa que vive en las montañas con su abuelo. Ella es muy feliz y ademas tiene a su amigo Pedro, que es pastor de ovejas y con él vive infinidad de aventuras. Pero un día el destino de la niña cambia, su tía quien la había encomendado al cuidado de su abuelo, se la lleva a la ciudad ya que considera que la vida que lleva en el campo no es lugar para una niña y debe aprender modales y estudiar. Heidi esta muy triste, aunque allí conoce a Clara una niña que pasa sus días en casa  a consecuencia de su invalidez, y entre ambas se crea una gran amistad, pero esto no hace que Heidi se olvide de su vida anterior echa mucho de menos a su abuelo y a Pedro. En su actual residencia, tendrá que lidiar con la quisquillosa Srta. Rottenmeier…

Si queréis más información sobre el cuento y la autora os dejo enlace, haz clic aquí.

Ya lo se, no se me ha ido la pinza,  se que se han pasado las navidades,  pero la receta de estos Nevaditos era ideal para Heidi,  ella que vive rodeada de montañas y de nieve,  me pareció lo más acertado.

Había que darle ambiente así que aunque estemos a finales de enero,  creo que aún estamos a tiempo de disfrutar de una receta un tanto navideña.
Si habéis echo polvorones,  veréis que ambas recetas son parecidas,  pero he de decir que aunque me encantan los polvorones,  me ha gustado mucho más hacer los Nevaditos,  la masa es más fácil de trabajar,  porque no se desmiga tanto y el toque del vino de jerez les da un aroma y un sabor especial.  Así que ya tenéis una receta para las próximas navidades,  que además de ricos,  son ideales por si quieres hacer un regalo,  se pueden envolver en el mismo papel de polvorones o si no dispuestos en una cajita,  les van a encantar.
Vamos con la receta…hay muchas recetas por la web y todas muy parecidas. Os dejo enlace de la que yo he tomado referencia,  con alguna pequeña modificación.
Ingredientes (Con estas cantidades os pueden salir unos 12-16, a mi me salieron 8 porque los hice muy gruesos):
  • 100 gr. de manteca de cerdo
  • 250 gr. de Harina de trigo
  • 60 ml. de Vino blanco fino de jerez
  • Un poco de ralladura de limón
  • 40 gr. de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar glas para decorar

Utensilios:

  • Rodillo
  • Cortador circular
  • Colador o tamiz para decorar

Preparación:

En primer lugar, la manteca de cerdo debe estar a temperatura ambiente, debe tener consistencia de pomada como la mantequilla, os aconsejo sacarla un buen rato antes de poneros con la receta.

En un recipiente o bol, mezclamos la manteca de cerdo, con la ralladura de limón, el azúcar y la sal y mezclamos bien, después incorporamos poco a poco la harina intercalando adicciones de vino de forma que se vaya mezclando y formando la masa, yo lo he hecho de esta manera ya que fui incapaz de hacerlo según lo que indica la receta. Finalmente obtenemos una masa que envolveremos en papel film y dejaremos reposar en el frigorífico, yo deje la masa toda la noche.

Al día siguiente, o en un periodo no menor a dos horas, sacamos la masa y la dejamos atemperar, yo como había estado toda la noche, la deje una hora aproximadamente.

Precalentamos el horno 180º C, calor arriba y abajo.

Una vez lista, estiramos la masa con un rodillo, dejando el mismo papel film en el que esta envuelta entre medias del rodillo y la masa para evitar que se pegue.

Cuando hayamos obtenido el grosor que queremos, comenzamos a cortar la masa con el cortador de circulo y los vamos disponiendo en la bandeja donde los vayamos a hornear, yo utilizo una bandeja para galletas.

Horneamos durante 20 o 30 minutos, en mi caso 30 minutos, hasta que veáis que se doran los bordes.

Después los dejamos enfriar sobre rejilla y cuando hayan enfriado, espolvoreamos bien de azúcar glas.

El resultado es una masa tipo hojaldre de rico sabor,  si sois de los que os gusta este tipo de Dulces, con un café están muy buenos, eso sí como son caseros conviene consumirlos cuanto antes si no se is quedarán duros, aunque no creo que lleguen, en mi casa volaron en el mismo día, no dio tiempo.

Como veis es una receta muy sencilla y fácil de hacer, no he usado batidoras, no es necesario y no lleva mucho tiempo únicamente respetar el tiempo de frío en el frigorífico, ya que es necesario para obtener una buena masa.

A continuación os dejo enlace para que podáis ver lo que han preparado mis compañeras del reto, haz clic aquí.

Para terminar como siempre os dejo la anécdota de Valentina:

Estas navidades los Reyes le dejaron a Valentina una especie de zoológico mitad parque jurásico ya que había de todo,  animales y dinosaurios,  estaba todo montado simulando un parque con sus zonas de agua para los “hipototamos” como dice ella 😂😂😂.  Hemos dejado el ficticio parque ocupando la mesa del salón hasta la semana pasada,  le explique que había que recogerlo y que podría jugar con los animales y el fin de semana podríamos ponerlo de vez en cuando,  accedió aunque no le gusto mucho la idea. Una tarde se puso a jugar con los animales y la oigo decir: “Bienvenidos al parque, aunque no hay parque…”😂😂😂

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

 

 

 

Galletas de Jengibre y Canela

Hola de nuevo a tod@s y felices fiestas!!!  Por los pelos llego para participar en el extra de Navidad de “Una galleta un cuento” que como ya sabéis organiza Patricia de Patty’s Cake.  Está entrada es especial porque es la última del año y el cuento ha sido elegido a votación por todas las participantes así es que no quería perdérmelo.
En  esta ocasión el protagonista de nuestra historia es Rudolf el reno de la nariz colorada Rudolfph:
Rudolfph es uno de los 9 renos que tiran del trineo de Papá Noel para repartir los regalos el día 24 de diciembre Rudolfph se incorpora al resto de los renos el último y según cuentan el resto de los renos hace burlas y chistes sobre su nariz colorada y luminosa esta situación cambia cuando una noche con mucha nieve y Papá Noel no puede seguir con su trayecto gracias a la nariz de Rudolfph consiguen llegar a todos los hogares desde este momento Papá Noel pone al frente de los demás renos a Rudolfph para que esté les guíe.
Hace un par de semanas no sabría si podría participar llevo cosa de un mes con problemas en la mano derecha y he estado de baja, ante esta situación como no podía cocinar me dedicaba a ver Canal Cocina para consolarme. Y de ahí es de donde saque la idea y la receta que hoy he escogido para el reto me encanta Lorraine Pascale y en uno de los programas especiales de Navidad descubrí su receta de galletas de jengibre y canela y pensé que era ideal para el reto.
He tenido que adaptarla un poquito, al no disponer de algunos de los ingredientes que ella utiliza, pero igualmente han quedado muy ricas, así que yo contenta por haber podido hacerlas, aunque ello haya supuesto que hoy estoy de nuevo con dolor de mano, pero es que es muy difícil estarse quieta cuando te apasiona tanto algo y encima en estas fechas, seguro que muchas me entendéis…
Vamos con la receta:
Ingredientes (Para unas 24 galletas aproximadamente):
  • 100 gr de mantequilla
  • 100 gr de azúcar moreno molido (yo he usado panela)
  • 2 cucharadas de sirope ( yo he usado miel)
  • 1 cucharada de melaza ( yo he usado sirope de arce)
  • 1 cucharada de jengibre
  • 1 cucharada de canela
  • 1 buen pellizco de clavo en polvo ( espolvoreé cuatro veces el bote)
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 250 gr de Harina

Preparación:
Ponemos en un cazo mediano la mantequilla,  el azúcar moreno molido, el sirope, la melaza,  el jengibre la canela y el clavo en polvo,  calentamos a fuego lento,  dejamos que se disuelva todo de 3 a 4 minutos removiendo,  retiramos del fuego y añadimos el bicarbonato y la harina poco a poco,  hasta obtener una masa suave pero firme.  Una vez lista dejamos que la masa se enfríe a temperatura ambiente durante 5 minutos no más.
Enharinamos la mesa y alisamos con un rodillo y volteamos todo el rato la masa, dejamos un cm de espesor.
Cortamos y desalizamos las galletas sobre la bandeja de hornear.
Introducimos en el horno precalentado a 180 grados,  10 minutos , incluso os díria que menos tiempo de horneado, estas galletas de por si quedan algo duras, es importante no excederse con el horno ya se pueden quedar demasiado duras.
Decoración:
En este caso he decidido hacer con las galletas adornos para colgar en el árbol de Navidad, creo que es una idea muy original e ideal para regalar a vuestros familiares en estas fechas para ello he utilizado lo siguiente:
  • Sprinkles de color rojo para la nariz
  • Cortador en forma de reno
  • Mermelada para usar como pegamento
  • Pincel fino para la mermelada
  • Cordel para colgar la campanilla
  • Campanillas pequeñas (yo las he comprado en Teddy)
  • Cordón plateado para colgarlo del árbol
  • Esteca con esfera, para marcar la nariz
  • Esteca tipo punzón para hacer el agujero (el agujero lo he hecho antes de hornearlas, aunque después del horneado se había cerrado un poco y lo he tenido que remarcar después,  cuidado no os cargueis la galleta, lo digo porque yo si rompí una)
  • Soportes de aluminio para colgar adornos navideños. También podéis encontrarlo en Teddy,  yo los he usado para simular las astas.

Espero que os hayan gustado, no había probado estas galletas y de sabor quedan deliciosas!!!

A continuación os dejo enlace donde podéis ver el resto de propuestas que han preparado mis compañeras del reto, haz clic aquí.

Y ahora me despido, hoy en lugar de anécdota quiero aprovechar para desearos un Feliz Año Nuevo, deseo de todo corazón que el nuevo año os traiga todo lo mejor, sobre todo salud y bienestar, Felices Fiestas!!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

Roscón de Chocolate

Hola a tod@s!!!  Al fin de nuevo por aquí,  estas últimas semanas no están siendo muy buenas para mi en lo que a salud se refiere,  por ello esta entrada será cortita, espero mejorar y volver a la normalidad.
Tenía pendiente subir la receta del Roscón de Chocolate que preparé hace un par de semanas,  para el reto organizado en Instagram por nuestra querida Esther del blog Cocinando Sabores. La propuesta esta vez consistía en hacer nuestro propio roscón casero tradicional, en casa y es lo mejor, os puedo asegurar que si os animáis a hacer uno ya no volveréis a comprarlos,  nada que ver con lo comercializado, hay un abismo.
Quizás me estoy emocionando un poco,  pero es que desde que hice mi primer Roscón, me enamore,  ya os he contado en otras ocasiones que me encantan las masas levadas,  si no hago más es por falta de tiempo. Os digo sinceramente que merece la pena dedicar unas horas para elaborar este maravilloso dulce que es tradicional en nuestro país ,  os animo a ello, eso sí debéis tener en cuenta que lo más importante en su elaboración es respetar los tiempos de fermentación,  es imprescindible para obtener buenos resultados. Ahora ya si voy con la receta que he dicho que iba a ser corta y menuda charla os estoy dando…jejeje
La idea de hacerlo de chocolate la saque de la receta de Roscón de Chocolate del libro de Alma Obregón “Un año de Dulces”  lo que hice fue incluir algunos de los ingredientes de su receta en la receta que yo hago habitualmente de Roscón, os dejo enlace aquí, incluyo un paso a paso con fotos para que podáis ver mejor el proceso, por si os apetece echar un vistazo, queda delicioso, tierno, suave y esponjoso!!!
Ahora ya de verdad vamos con la Receta:
Ingredientes(Con estas cantidades os sale un roscón mediano-grande o dos pequeños):
  • 450 gr. Harina de Fuerza
  • 100 ml. de agua
  • 100 ml. de aceite de girasol o de oliva suave
  • 25 gr. de levadura fresca
  • 2 Huevos M
  • 100 gr. de azúcar
  • 35 gr de cacao Valor
  • 100 ml de Leche
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 rama de canela
  • Pizca de sal
  • Ralladura de una naranja
  • 1 cucharadita de Aroma de Azahar
  • Huevo batido para pincelar el Roscón

Para la Decoración:

  • Ganache de chocolate
  • Lacasitos

Preparación:

Calentamos la leche con la vainilla,  la rama de canela y la sal,  y retiramos antes de que llegue a hervir,  tapamos y dejamos enfriar.

Se pone la harina, previamente tamizada, junto con el cacao en polvo, en un bol grande, en forma de volcán, de modo que el resto de ingredientes los vayamos incorporando en el centro, añadimos los huevos.

Después incorporamos la levadura fresca prensada que habremos disuelto previamente en los 100 ml. de agua (os aconsejo que este unos diez minutos disuelta en el agua, antes de incorporarla, mientras vais preparando el resto de los ingredientes) añadimos también el azúcar, el agua de azahar, la ralladura de Naranja y la mezcla de leche, canela y vainilla que habiamos preparado al principio.

Lo siguiente, vamos a mezclar un poco los ingredientes, yo este paso lo hago a mano, os vais a encontrar con una textura bastante pegajosa, paciencia poco a poco vais mezclando e incorporamos el aceite y seguimos mezclando un poco más.

Comenzamos con el amasado, en mi caso lo hago con el accesorio gancho en la kitchenaid, el amasado es una de las claves para obtener un buen roscón, lo haremos en varios tramos, amasamos 10 minutos y dejamos reposar 3 o 4 minutos. Repetiremos esta operativa 3 veces, en total 30 minutos dejando intervalos de 3 o 4 minutos de reposo.

Para probar si esta lista la masa podemos probar a coger un trozo de la masa y estirarlo, si se hace transparente y no se rompe estará listo. Con el tiempo de amasado que os indico es suficiente.

Preparamos un bol grande, que untaremos con un poco de aceite, podemos untarnos también un poco las manos, seguidamente retiramos la masa del bol donde la hemos amasado, formamos un bola y la introducimos en el bol que hemos untado de aceite, tapamos con papel film y dejamos en una zona de la casa donde este calentito y no haya corrientes, para que leve, y doble su volumen, yo en mi caso, han sido cuatro horas.

Transcurridas las cuatro horas, una vez haya doblado su volumen, nos untamos de nuevo las manos con un poquito de aceite, también la superficie donde vayamos a amasar, y lo sacamos del bol, amasamos unos minutos quitando aire a la masa y formamos una bola, a la que hacemos un agujero en el centro, y le vamos dando la forma del roscón. Colocamos nuestra masa ya formada en la bandeja donde vayamos a hornearla sobre papel de horno, y le ponemos un aro o algo de forma circular en el centro para que no se nos cierre con el fermentado, después lo tapamos y lo dejamos levar durante una hora más…

Transcurrido este tiempo, pincelamos con huevo batido

Ya lo tenemos listo para introducirlo al horno que habremos precalentado 180ºC, calor arriba y abajo. Horneamos unos 25-30 minutos.

Preparación del Ganache:

Fundiremos 150 gr. de chocolate para fundir, en 150 gr. de Nata liquida, cuando adquiera espesor y consistencia, echamos 25 gr. de mantequilla y removemos hasta que se funda y el chocolate adquiera un tono brillante.

Dejamos enfriar un poco, pero no demasiado y bañamos el Roscón, una vez este último haya enfriado.

Por ultimo decoramos con los lacasitos por encima del baño de la ganache, también podéis utilizar otro tipo de decoraciones, según gustos, gominolas, pepitas de chocolate, etc…

Ultimo paso, creo que ese no tengo que deciroslo…mmmm!!! Espero que os animeis, vuestros familiares van a quedar encantados!!!

Bueno espero poder volver pronto con vosotros, pero si no es así, desearos que paséis una Felices Fiestas y Año Nuevo, os deseo de todo corazón, salud y bienestar y todo lo mejor para el 2018.

Para despedirme, vamos con la anécdota de Valentina:

Hace dos fines de semana, Valentina estuvo en el pueblo con sus abuelos, ella andaba por allí jugando y montando en su bici, mi suegra pues haciendo los quehaceres de la casa como siempre, mas tiempo de pie que sentada. Después de comer, en un rato de descanso para todos, Valentina ve a mi suegra sentada y la dice: Y tu que haces ahí sentada que no estas haciendo cosas? Jajajaja, madre mía con toda naturalidad que se lo salto…jejeje

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

 

Polvorones con Naranja y Azahar

Lo rápido que pasa el tiempo!!!  Dentro de nada tenemos las navidades encima,  así es que yo ya estoy en modo on y  he estado preparando algunas cosillas,  entre ellas la receta que hoy os dejo y  que  es muy tradicional de estas fechas. “Polvorones”  a mi me encantan y son muy sencillos de hacer a pesar de lo que pueda parecer.  El año pasado por falta de tiempo no pude hacerlos,  por eso este año decidí que no se quedarían en el tintero.

La receta base del polvorón se compone de harina,  azúcar glace, manteca y almendra,  después podemos agregar otros ingredientes como el chocolate o aromas para hacerlos variados.

Yo esta vez he probado con la ralladura de naranja y el Aroma de azahar que son esencias muy típicas de estas fechas.

Vamos con la receta…

Ingredientes (las cantidades que os dejo dan para unos nueve polvorones,  si los hacéis altos):

  • 200 gr. de Harina
  • 100 gr. de Azúcar Glace
  • 100 gr. de manteca de cerdo (yo he usado ibérica)
  • 50 gr. de Almendra molida
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 2 cucharaditas de Aroma de Azahar
  • La ralladura de una naranja

Decoración y Utensilios:

  • Cortadores
  • Rodillo
  • Azúcar Glace
  • Sésamo

Preparación:

En primer lugar, la manteca debe estar a temperatura ambiente, así que la sacamos del frigorífico, mientras vamos preparando y pesando el resto de ingredientes.

Ponemos la harina en una sarten a fuego medio-alto y removemos de vez en cuando para quitarle la humedad. La harina irá adquiriendo un color amarillento y huele a tostadita, momento en el que podemos retirar del fuego y reservar.

Mezclamos la manteca y el azúcar glace con una espátula hasta que este todo bien integrado y se haya formado como una especie de pasta, añadimos el resto de ingredientes, la almendra, la canela, la ralladura de naranja, el aroma de azahar y por ultimo la harina poco a poco no de golpe y vamos mezclando de forma manual hasta que se forme una especie de masa que se desmiga.

Envolvemos en papel film y la dejamos reposar en el frigo 30 minutos.

Transcurrido este tiempo, sacamos la masa y sobre una superficie alisamos con el rodillo para formar un cuadrado de unos 2cm de grosor. Después vamos cortando con un cortador los polvorones y los depositamos en la bandeja del horno sobre papel de horno. La masa se desmiga bastante, así que entre uno y otro debéis volver a formar el bloque, y alisar con el rodillo.

Mientras cortamos los polvorones, encendemos el horno en la posición grill.

Una vez los hayamos formado todos, espolvoreamos con sésamo cada polvorón y los metemos al horno, en la segunda altura empezando por abajo. Ojo con el grill que se os pueden quemar, en mi caso tan solo los dejo 5 minutos.

Después los sacamos y dejamos enfriar.

Cuando hayan enfriado podéis espolvorearlos con azúcar glace.

El resultado me ha gustado,  se entremezcla el sabor del polvorón con la naranja y se percibe cierto regusto del aroma de azahar.

Si os animáis es un regalo muy original,  el papel para envolverlos y las bolsas podéis encontrarlas en tiendas de Repostería.

Antes de despedirme, vamos con la anécdota de Valentina:

Hace poco recibimos una carta en el buzón que iba a su atención,  cuando lo abrí y le dije que la carta era para ella se puso muy contenta.  Ahora todos los días abrimos el buzón para ver si hay correo,  el otro día llego una carta del banco y le digo: Toma esta carta es para Mamá, llévala tu hasta casa, ella la coge la mira y le digo: Ahí pone mi nombre,  ella lo mira (aún no sabe leer) y dice si, pone Ma-ma!!! Jejeje

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

Roscón de Reyes

Recién entrados en el nuevo año, en primer lugar desearos muy feliz año nuevo, espero que este año os traiga todo lo mejor, sobre todo salud y bienestar.
Haciendo balance del 2016, la verdad es que por mi parte he de reconocer que no ha sido el mejor año,  por supuesto ha habido cosas buenas,  pero la balanza se ha inclinado a favor, muy a mi pesar, de no muy buenos momentos, comencé el año con mala pata como se suele decir,  tuve una caída bastante fuerte y me hice daño en la rodilla, el doble ingreso de mi hija con tan sólo dos años en el hospital este verano,  y algunas otras tantas cosas más han hecho que estuviera deseando despedirme del año que nos acaba de dejar. Deciros que no suelo mencionar detalles de mi vida personal en mis publicaciones ni en las redes sociales no es mi estilo,  pero siento que en este caso es necesario, pues la finalidad de ello es transmitiros que a pesar de todo, los malos momentos te hacen más fuerte, es irónico pero de todo lo malo que nos sucede siempre sale algo bueno, lo importante es luchar en los peores momentos aunque nos cueste,  debemos enfrentarlos, ser fuertes este es mi consejo para todo aquel que se sienta identificado conmigo. Deseo de todo corazón que este año sea mejor y confío en ello.
Así que después de este episodio sentimental que me acabo de marcar,  vamos con la primera receta del año y como no podía ser de otra manera en la fecha en la que nos encontramos,  ahí os dejo la receta que yo suelo hacer del roscón de Reyes, en esta ocasión he preparado un paso a paso para que podáis ir viendo el proceso,  espero que os guste y os sirva de ayuda si os animáis a prepararlo…¡¡¡mmmm venga que ya huele a Roscón por todas partes….!!!
Ingredientes (Roscón Mediano de aproximadamente 1/2 kg):
450 gr. Harina de Fuerza
100 ml. de agua
100 ml. de aceite de girasol o de oliva suave
25 gr. de levadura fresca
2 Huevos M
100 gr. de azúcar
25 ml. de agua o aroma de azahar
15 ml. de Ron
Ralladura de una naranja
Ralladura de un limón
Una pizca de sal
Para Decorar:
Huevo batido
Fruta Escarchada
Almendra Laminada
Azúcar mojada en aroma de azahar
Relleno:
250-300ml. de Nata montada, yo en mi caso, como siempre uso Nata Ambiante
Preparación:
En primer lugar se pone la harina, previamente tamizada, en un bol grande, en forma de volcán, de modo que el resto de ingredientes los vayamos incorporando en el centro, añadimos los huevos
imagen-1Después incorporamos la levadura fresca prensada que habremos disuelto previamente en los 100 ml. de agua (os aconsejo que este unos diez minutos disuelta en el agua, antes de incorporarla, mientras vais preparando el resto de los ingredientes) añadimos también el azúcar, el agua de azahar, el ron, las ralladuras de limón y naranja y la sal.
imagen-2
Lo siguiente, vamos a mezclar un poco los ingredientes, yo este paso lo hago a mano, os vais a encontrar con una textura bastante pegajosa, paciencia poco a poco vais mezclando e incorporamos el aceite y seguimos mezclando un poco más.
imagen-3
Cuando tengamos mas o menos la consistencia de la foto, comenzamos con el amasado, en mi caso lo hago con el accesorio gancho en la kitchenaid, el amasado es una de las claves para obtener un buen roscón, lo haremos en varios tramos, amasamos 10 minutos y dejamos reposar 3 o 4 minutos.
Primeros diez minutos
imagen-5
Comenzamos a amasar otros diez minutos más y dejamos reposar 3 o 4 minutos
imagen-6La masa va cogiendo suavidad como se aprecia en la foto
En este momento,  podemos probar a coger un trozo de la masa y estirarlo, si se hace transparente y no se rompe estará listo, si no como en mi caso amasamos un poco mas, cinco minutos…
imagen-7Ahora la masa se ve lisa y suave, hacemos la prueba estirando un trozo…
imagen-8No se rompe, así que esta listo para levar…
Preparamos un bol grande, que untaremos con un poco de aceite, podemos untarnos también un poco las manos, seguidamente retiramos la masa del bol donde la hemos amasado, formamos un bola y la introducimos en el bol que hemos untado de aceite, tapamos con papel film y dejamos en una zona de la casa donde este calentito y no haya corrientes, para que leve, y doble su volumen, yo en mi caso, han sido cuatro horas, tenéis tiempo para hacer alguna cosilla mientras nuestro roscón duerme y crece…jejeje
Otra de las claves para que salga un buen roscón, es el fermentado, es importante respetar el tiempo de los levados, y no sobrepasarlo
imagen
Transcurridas las cuatro horas, una vez haya doblado su volumen…
imagen
Nos untamos de nuevo las manos con un poquito de aceite, también la superficie donde vayamos a amasar, y lo sacamos del bol, amasamos unos minutos quitando aire a la masa y formamos una bola, a la que hacemos un agujero en el centro, y le vamos dando la forma del roscón. Colocamos nuestra masa ya formada en la bandeja donde vayamos a hornearla sobre papel de horno, y le ponemos un aro o algo de forma circular en el centro para que no se nos cierre con el fermentado, después lo tapamos y lo dejamos levar durante una hora más…
Transcurrido este tiempo, pincelamos con huevo batido y decoramos con la fruta escarchada, las almendras, el azúcar.
 img_20161218_092512
Ya lo tenemos listo para introducirlo al horno que habremos precalentado 180ºC, calor arriba y abajo (podéis precalentar el horno en el momento que vayáis a empezar a amasar)
Horneamos unos 25-30 minutos, cuando empiece a oler la casa a Roscón será la señal para indicaros que el roscón ya esta listo….
p1110132_r
Dejamos enfriar y después podemos cortarlo y rellenarlo. En mi caso me he ayudado de una manga y boquilla para rellenarlo.
El siguiente paso…y este es el mejor…comernoslo…ñam ñam
p1110155_r
Espero que os guste y os animeis hacerlo, la verdad es que sale riquissimo, ayer lo lleve a mis compañeras del trabajo y se quedaron encantadas, creo que su lunes se hizo algo más ameno…jejeje
Para terminar vamos con la anécdota de Valentina:
Una tarde que fuimos al centro, nos pasamos por el Horno de San Onofre, me encantan los polvorones que tienen, y compramos algunos…una de las dependientas, salió para saludar a Valentina y le regalo una moneda de chocolate de esas con el envoltorio dorado. Valentina salió muy contenta de la tienda con su moneda, ella ignoraba que fuese de chocolate. Cuando llevábamos un rato caminando por la calle, ella con su moneda en la mano, me dice: “Es para dársela a un señor”, quería echarsela a una persona que estaba tocando música en la calle…jejeje, le dije: ” No, esta es de chocolate, es para ti, mira, su carita se iluminó cuando me vio quitar el envoltorio para dársela…” Me encanta la inocencia que tiene, ojala no se perdiera”
Ahora si me despido, como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!
 ¡¡¡Dulces Postres!!!
Logotipo Definitivo2.1