CUPCAKES DE VAINILLA CON NATA Y FRESAS

Hola a tod@s!!!  Recién hemos estrenado mes de febrero,  el tiempo corre que se las pela. Ya  de nuevo por aquí recuperada de la gripe que me pillo de imprevisto y vilmente.

Fresas!!! Las protagonistas en esta época del año, son tan bonitas y deliciosas,  a mi me encantan,  y están tan buenas en cualquier postre, así que como no podía ser de otra manera, ellas son uno de los ingredientes de nuestra receta de hoy. 

En esta ocasión he preparado unos cupcakes de vainilla acompañados de Nata y Fresas que me parecen ideales ahora que se acerca San Valentín!!! Claro que si!!!  Ya sabemos y es un tópico que no tiene que haber un día especial para demostrar el afecto que tienes a tu media langosta,  pero si que lo hay aunque se quiera negar, y a los comercios les va de perlas, así que a mi parecer hay dos opciones:  a) seguir la vena comercial e irse de compras con resaca de Reyes o b) meterse en la cocina,  encender el horno y preparar algo rico para luego ver la carita que se le queda a esa persona especial que tanto quieres y que en este día, aunque hay 364 más, vamos a demostrárselo porque lo dice el calendario. 

Si me estas leyendo es seguro que te quedas con la opción B, así es que vamos con la receta…

{Fuente: Libro Objetivo Cupcake Perfecto de Alma Obregón}

Ingredientes (12-16 cupcakes):

  • 200 gr. de Harina
  • 3 huevos L
  • 220 gr. de azúcar
  • 115 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 120 ml. de Leche
  • 1 y 1/2 cucharadita de Levadura
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 180 gr. de Fresas (lavadas y cortadas)

Preparación:

En primer lugar tamizamos la harina y la levadura y reservamos. Mezclamos la leche y el extracto de vainilla y dejamos reposar. Y lavamos y cortamos las fresas.

Precalentamos el horno 180ºC.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla se aclare y se vea esponjosa.

Agregamos los huevos, uno a uno para que se vayan integrando en la mezcla y esta quede homogénea.

El siguiente paso sin dejar de batir, incorporaremos la harina junto con la levadura que hemos reservado, añadimos una primera mitad, intercalamos con adiciones de la leche con vainilla añadiendo por último el resto de harina que nos queda. No es necesario sobrebatir, terminaremos mezclando con la espátula. Añadimos las fresas cortadas en trozos medianos y removemos la mezcla para que se repartan bien.

Disponemos las capsulas en una bandeja para magdalenas/cupcakes, y rellenamos 2/3 con la mezcla, después introducimos al horno, unos 20-25 minutos.

Yo en este caso he usado capsulas rígidas como las que ves en la imagen por ello no he necesitado bandeja de cupcakes, las he rellenado y las he dispuesto directamente sobre la bandeja del horno.

Una vez tengamos listos los cupcakes, los sacamos del horno y dejamos enfriar sobre rejilla.

Decoracion:

  • Manga Pastelera
  • Boquilla Wilton #1M
  • 450-500 ml. de Nata para la cobertura (yo ya sabéis que utilizo Nata vegetal)
  • Algunas fresas para decorar

Para la decoración, podéis hacerlos con Nata o cualquier otra crema o Butterswiss. Montamos la nata y la introducimos en una manga con la boquilla que más os guste y hacemos el copete.

Después cortamos las fresas a la mitad y le podemos dar forma como en este caso de corazón, ahí lo dejo a vuestra imaginación.

Listo!!! Muy sencillo esta vez…no? Venga quien se ánima…? Si es así no olvidéis dejarme vuestros comentarios y fotos. Espero que os haya gustado!!!

Antes de irme os dejo la anécdota de Valentina:

Una mañana de camino al colegio le comento que lleva un yogur bebido para media mañana, que si no puede abrirlo se lo diga a la profesora. Y me dice: Claro Mamá para eso está ahí puestita en su mesa!!! Me parto con ella!!!😂😂😂

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

RATONES DE GALLETA

Hola a tod@s!!!  De nuevo retomamos nuestra cita mensual con el reto “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia de “Patty’s Cake”.  La tarea de elegir el cuento de este mes en esta ocasión me ha correspondido a mi,  ya que fui la ganadora del reto anterior con mi “Pez escamado de Hojaldre“. El cuento elegido para este mes,  es “El Ratoncito Pérez“.

Creo que esta es una de las historias que todos conocemos, además de haberse convertido en una tradición sobre todo para los más pequeños.

No obstante, os dejo resumen del cuento:

Pepito Pérez era un pequeño Ratón que vivía con su familia en el agujerito de la pared de un edificio. Allí estaban a gusto y tenían todo lo necesario para vivir él y su familia. Un buen día se percató de que en el piso de arriba, habían abierto una clínica dental, así que desde ese momento Pepito subía todos los días a visitar al nuevo vecino el Doctor Jose Mª y de paso aprendía un montón de cosas sobre la profesión, tanto que se aficionaba con su familia y les solucionaba los problemas dentales. En poco tiempo, Pepito se hizo con una clientela fija de ratones que acudían a visitarle y le pedían ayuda en cuanto a sus dientes.

El problema vino cuando empezó a recibir la visita de Ratones ancianos que necesitaban dientes nuevos para poder comer turrón, nueces y todo lo que les gustaba…

Que podía hacer Pepito para ayudarles…?

Si queréis conocer el resto de la historia o volver a recordarla leyendosela a los más peques, aquí os dejo enlace de una versión del cuento que a mi me ha encantado.

Ahora vamos con mi propuesta para el cuento, tenía claro que quería hacer algo relacionado con los ratones, así es que finalmente me decidí a hacer estos “Ratones de Galleta” o Mice Cookies. Me pareció genial para nuestra fiesta en torno a este popular cuento y nada difícil os lo aseguro, podéis hacerlos con los más pequeños de la casa y les encantará prepararlos.

Vamos con la receta, en esta ocasión he escogido la receta de Martha Stewart a la que le he hecho alguna pequeña modificación, aquí te dejo la original.

Ingredientes:
  • 330 gr. Harina todo uso
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 170 gr. de azúcar
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 huevo L o XL
  • Almendra laminada para las orejas
  • Regaliz negro o en su defecto rojo para los rabitos
  • Pepitas de chocolate para ojos y nariz
Preparación:

En primer lugar pesamos y tamizamos la harina y reservamos.

Batimos la mantequilla con el accesorio pala, durante unos dos minutos aproximadamente y vamos incorporando el azúcar a la mantequilla sin dejar de batir, echándolo de forma gradual. Batimos durante tres minutos más hasta que la mezcla adquiera un color blanco y este esponjosa. Añadimos el extracto de vainilla, la sal y el huevo y seguimos batiendo.

Bajamos la velocidad y vamos incorporando la harina poco a poco a la mezcla mientras seguimos batiendo. Una vez adquiera la consistencia de masa sacamos y terminamos de de darle forma sobre una superficie. Formamos un disco de bastante grosor y lo envolvemos en papel film. Después lo llevamos al frigorífico para que enfríe unas horas (mínimo 4 horas) o hasta el día siguiente si lo hacéis por la tarde.

Transcurrido este tiempo, sacamos la masa del frigo y la dejamos que se temple unos minutos. Después con ayuda de una cuchara vamos tomando porciones de ella, formamos una bola pequeña a la que iremos dando una forma ovalada simulando el cuerpo de nuestros ratoncitos. Presionando con los dedos para hacer las cuencas de los ojos.

Vamos disponiendo los ratones en la bandeja donde vayamos a hornearlos. Precalentamos el horno 175º C. Una vez formados todos, añadiremos el resto de decoraciones. Con las laminas de almendra les pondremos las orejitas, las pepitas de chocolate serán los ojos y la nariz.

Prepararemos el regaliz, pero no lo incluiremos hasta después del horneado. Yo he comprado regaliz enrollado y he formado varias tiras con el y las he recortado.

Metemos al horno durante 25-30 minutos aproximadamente. Después cuando estén listos nada más sacar del horno, en caliente es cuando debemos ponerles el rabito, con cuidado de no quemarnos, con un palito o brocheta, hacemos un agujerito en la parte de atrás de cada ratoncito y metemos el rabito para que se quede sellado. Yo los agujeros los hice antes del horneado, pero se cierran y hay que volver a hacerlos.

Cuando todos los ratones tengan su colita, dejamos enfriar sobre rejilla y listos.

Espero que os hayan gustado, a los niños les encantan!!!

Os dejo enlace para que podáis ver lo que han preparado mis compañeras del reto. Clic aquí.

Antes de irme os dejo con la anécdota de Valentina:

Como la cosa va de ratones esta vez, os contaré que desde hace poquito tenemos un nuevo integrante en la familia, un hamster de esos pequeñitos, ya que Valentina insistió mucho en quería un animalito. Para finalizar el año, el mismo día 31 de Diciembre, Valentina abrió la jaula para jugar un poco con él, el hamster se debió de asustar y se salió!!! Valentina estaba con su padre, pero en lugar de decírselo a él, viene a la cocina con cara de susto y me dice que lo siente que se ha escapado el bichito. No os podéis imaginar la tarea para encontrarlo, menos mal que el campo de búsqueda era el salón y de ahí no salió, al final le toco a mi marido intentar atraparlo. Yo solo podía pensar en la chica de la tienda donde lo compre que conta-ba que el suyo se escapo y tardo dos meses en encontrarlo!!! Madre mía!!! Menos mal que todo terminó bien!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

Dulces Postres!!!

GALLETAS LINZER {LINZER PLÄTZCHEN}

Hola a tod@s!!! Ya muy cerquita de la Navidad!! Yo sigo preparando recetas que a su vez son ideales para hacer un bonito detalle en estas fechas.

La receta que hoy os traigo son estas preciosas galletas Linzer, llevaba tiempo queriendo prepararlas, siempre que he visto fotos de ellas, me parecen de las más bonitas, así que estaba deseando prepararlas.

Antes os cuento un poquito de historia sobre ellas, no me enrollo mucho lo prometo. Según la información que figura por internet, el origen de estas galletas es en la ciudad de Linz, en Austria. Aunque uno de los postres más populares de esta ciudad es la “Linzer Torte” que fue la que dio inspiración para las galletas Linzer. Estas galletas Linzer son muy populares en toda Austria y Alemania. Su sabor es delicioso!!!

Vamos con la receta…

Ingredientes:

  • 300 gr. Harina
  • 1 Huevo L
  • 90 gr. de Azúcar Glas
  • 1 sobrecito de Azúcar Vainillado (7,5 gramos > 1 y 1/2 cucharadita)
  • 200 gr. de mantequilla fría
  • Mermelada de Fresa para el relleno o el sabor que más os guste
  • Azúcar glas para espolvorear

Preparación:

En el bol de la batidora/ amasadora, tamizar la harina, el azúcar glas y el azúcar vainillado.

Agregaremos el huevo y la mantequilla fría cortada en dados y amasaremos con el accesorio gancho hasta obtener una masa suave, terminaremos amasándola nosotros, en una superficie previamente espolvoreada con un poco de harina. La dejamos reposar unos 15 minutos.

En este punto, yo sigo el mismo procedimiento que la receta de galletas de mantequilla. Corto dos laminas de papel vegetal y transcurrido el tiempo de reposo, ponemos la masa sobre el papel y aplanamos un poco con la mano, ponemos encima el otro papel y alisamos con el rodillo, hasta que consigamos el grosor deseado.

Una vez tengamos las masa lista con el grosor deseado, metemos al frigorífico, cuanto más tiempo mejor, ya que la masa necesita frío, yo las he dejado cuatro horas, podéis dejarlas pasar noche si las preparáis por la tarde.

Decoración:

Para cortar y dar forma a las galletas, yo he comprado un set de corta-pastas Linzer Navidad que contiene diez figuritas intercambiables, para poder hacer las distintas pastas. Pero si disponéis de cortadores pequeños y uno mas grande para dar la forma a la galleta no es necesario que os lo compréis, yo reconozco que me encantan estas pijotadas y no puedo evitarlo.

Sacamos la masa del frigo y vamos cortando las galletas por parejas, una sin decoración de figura que sera la galleta base y la otra con el agujero con la forma que más nos guste. Vamos cortando y las disponemos en una bandeja para galletas o en la bandeja para hornear.

Cuando hayamos completado nuestra bandejas, las metemos al frigorífico para que enfríen, ya que enseguida cogen temperatura y se ponen blandas.

Mientras las galletas enfrían, ponemos el horno a precalentar 170-180º, ojo con la temperatura del horno, tened especial cuidado, como ya sabéis que cada horno es un mundo. Estas galletas quedan muy bien blanquitas no demasiado doradas o tostadas por ello dependiendo del horno quizás haya que poner una temperatura mas baja, 160º quizás.

Introducimos las galletas al horno durante unos 10-12 minutos, en mi caso, de esa forma quedan más blanquitas.

Una vez listas, sacamos y dejamos enfriar sobre rejilla.

Cuando estén totalmente frías podemos rellenarlas con la mermelada que más os guste y espolvorear con azúcar glas. Y ya esta!!!

Os dejo enlace de la receta fuente para que podáis ver la preciosa pagina que tiene esta mujer, me ha encantado. Yo he cambiado la forma de hacer las pastas en cuanto a procedimiento de enfriado sobre todo. Los ingredientes son los mismos.

Espero que os hayan gustado!!! A mi me ha encantado prepararlas y mucho más fotografiarlas!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

Feliz Navidad a tod@s!!!

GALLETAS DE CHOCOLATE Y JENGIBRE

Hola a tod@s!!!  Como van los preparativos navideños? Yo con la lengua fuera,  no me da la vida. Se quieren hacer tantas cosas que el tiempo no da; a mi me faltan horas,  siempre arañando minutos, jejeje!!! 

Hoy os traigo estas simpáticas galletas de muñeco de Jengibre,  las preparé por el cumpleaños de Valentina, como regalo adicional a la bolsa de chuches,  para sus  compañeros del colegio, salieron encantados y comiéndose la galleta!!!

Si estáis pensando en hacer regalos diferentes y originales,  estas galletas pueden ser una idea,  quedan muy bonitas y la cara que se les queda esa es la mejor parte del trabajo,  que opináis?  Si alguien se anima aquí os dejo la receta…

Ingredientes (Para unas 25-30 galletas):

  • 480 gr. Harina 
  • 250 gr. mantequilla 
  • 125 gr. Azúcar glas 
  • 1 huevo L
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla 
  • 50 gr. Cacao en polvo 
  • 1 cucharadita de Jenjibre molido

(*) Recordaros que todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente para obtener buenos resultados. 

Preparación:

En primer lugar, con el accesorio pala de nuestra batidora, batimos la mantequilla y el azúcar a velocidad baja durante un minuto.

Después añadimos el huevo y el extracto de vainilla y volvemos a batir otro minuto a velocidad baja, transcurrido el minuto, paramos y rascamos las paredes del bol con una lengua o espátula, batimos de nuevo otro minuto más, esta vez subimos un punto la velocidad.

Seguidamente añadimos la harina, el cacao, y  el jengibre previamente tamizados y batimos de nuevo a velocidad baja hasta que la masa quede adherida a la pala, esto es cuestión de dos o tres minutos, después paramos y seguiremos amasando pero con las manos.

Espolvoreamos con un poco de harina (poquito) la superficie donde vayamos a trabajar la masa, y amasamos un poco, hasta que adquiera una consistencia suave y lisa, no es necesario amasar mucho, si esta algo pegajosa, echáis un poquito de harina, pero con cuidado de no pasaros.

Una vez lista, dejamos reposar 15 minutos. Y mientras cortamos papel de horno que usaremos para estirar la masa.

Transcurrido el tiempo de reposo, ponemos la masa sobre el papel y aplanamos un poco con la mano, ponemos encima otro papel de horno y alisamos con el rodillo, hasta que consigamos el grosor deseado (yo he usado un rodillo con aros para nivelar el grosor). 

Una vez tengamos la masa lista con el grosor deseado,  metemos al frigorífico, cuanto más tiempo esté mejor ya que la masa necesita estar bien fría,  yo esta vez las he dejado unas dos horas aproximadamente,  también podéis dejarlas toda la noche si las hacéis por la tarde. 

Decoración:

Para cortar y dar forma a las galletas, vais a necesitar los siguientes utensilios: 

  • Cortador de Muñeco de Jengibre 
  • Esteca 
  • Palitos o brocheta de madera
  • Sprinkles de bolitas
  • Bastones de caramelo

Cuando la masa haya enfriado lo suficiente, sacamos las placas que hemos preparado y comenzamos a cortar las galletas, os dejo un paso a paso en fotos para que veáis el proceso.  

En la última imagen, la galleta ya esta horneada pero el palito que lleva, se lo he puesto antes de hornearla, para que pueda dar forma a la mano del muñeco. 

Una vez que hayáis dado forma a las galletas, introducís al horno, precalentado a 180 º , durante 15 minutos. No necesitarán más tiempo, quizás menos, eso dependerá de vuestro horno. Dejamos enfriar sobre rejilla. Las bolitas de Sprinkles las he pegado con un poco de mermelada.

Una vez listas podéis meterlas en bolsitas junto con el bastón de caramelo, y cualquier otro detalle, yo puse los cartelitos que veis en la imagen y queda muy bonito para regalar. 

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

PEZ ESCAMADO DE HOJALDRE RELLENO DE PATE DE JAMÓN, QUESO Y ATÚN


Hola a tod@s!!!  Hoy toca nuestra cita mensual con el reto “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia de “Patty’s Cake”.  La tarea de elegir el cuento de este mes ha sido para nuestra compañera Victoria Martínezdel blog “Hoy cocina Vivi”,  ya que fue la ganadora del reto anterior con sus “Galletas de castañas”, os dejo enlace para que paséis a visitarla, a mi me encantaron. El cuento elegido para este mes,  es “El pescador y el pececillo de oro“.

Os dejo un breve resumen del cuento:

Un anciano pescador vivía junto al mar con su mujer. Obtenían alimento a través de la pesca. Un día en una de sus redes apareció un hermoso pececillo dorado, que para su sorpresa hablaba y le suplicó que lo soltara. El anciano así lo hizo, y se marchó a su casa sin pedir nada a cambio. A su regreso se lo contó a su mujer que le reprendió muy enfadada y le obligó a volver para que le pidiera una recompensa. El hombre así lo hizo, y el pececillo le dijo que no se preocupará que cumpliría sus deseos. El hombre regreso a su casa y encontró a su mujer con una nueva tina. A partir de este momento la mujer se hace cada vez más avariciosa exigiendo a su pobre marido que fuera a por mas recompensas al mar, llegando incluso a querer sustituirle..

Si quieres conocer el resto de la historia aquí te dejo enlace.

En esta ocasión mi idea era hacer algo con forma de pez, y curioseando por Pinterest encontré este gracioso “Pez de Hojaldre” que me pareció una idea fantástica sobre todo para una fiesta de cumpleaños o cualquier tipo de celebración. De cara a las navidades puede quedar muy bien en vuestras mesas y los invitados quedarán encantados. Por no decir los más peques, porque ofrece muchas posibilidades de relleno.

Lo ideal para los niños es rellenarlo de Nutella, les encantará, pero esta vez quería cambiar y hacer algo más nutritivo e igual de rico. Así que escogí un pate de jamón york, quesitos y atún que suelo hacer para la merienda y que está muy rico. Otra idea sería preparar un relleno con una base de salmón.

Lo mejor, es lo fácil que es prepararla, no os vais a creer que hice receta y fotos ayer por la mañana, así que no tenéis ninguna excusa para no prepararla y los ingredientes muy sencillos, esta vez no traigo nada complicado.

Como objeto común en la foto, debíamos poner algo similar a una red de pesca, así que el salvamanteles navideño dorado que veis en la foto me pareció buena idea.

Vamos con la receta, que será la primera de tipo salado que incluyo en el blog…

Ingredientes:

  • 2 Láminas de masa para Hojaldre redondas
Para el paté:
  • 200 gr. de Jamón Cocido de York
  • 8 porciones de quesitos
  • 1 lata de atún en aceite de oliva virgen
  • 50 gr. de queso rallado
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra (opcional)
  • 1 huevo batido

Preparación:

En primer lugar preparamos el paté, para ello picamos bien el jamón de york, después troceamos los quesitos, desmenuzamos el atún sin desechar el aceite y mezclamos bien todos los ingredientes con un batidor o simplemente con la espátula, mezclando muy bien, hasta que quede una consistencia untuosa, tipo pate. Si queda muy pastosa podéis añadir un chorrito de aceite de oliva para que quede más suave.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Disponemos las laminas de hojaldre, podéis hacerlo de dos formas, (abajo os dejo enlace a un video que he encontrado en youTube para que podáis verlo mejor, ya que no he podido haceros un paso a paso). Yo lo he hecho de la siguiente manera, he dispuesto una lámina, después he untado parte de la mezcla, (las cantidades que os doy, son más que suficientes, os sobrará para poder preparar sándwiches para la merienda, lo metéis en el frigo y listo) sobre la primera lámina, dejando el borde libre, sobre todo concentrando el relleno en la parte central. Con ayuda de un pincel, mojado un poquito en agua, untamos todo el borde para que actúe de pegamento.

Después cubrimos con la segunda lámina, haciendo que coincidan ambas y pegamos bien los bordes. Con un cuchillo vamos haciendo la silueta de nuestro pez, una vez listo, retiramos los restos de masa, nos aseguramos de que los bordes estén bien sellados y dibujamos el resto de decoraciones. El ojo lo he hecho con dos boquillas de distinto tamaño.

Una vez hechos los cortes, rizamos haciendo este tipo de bucles que ves en la imagen (Ver video más abajo).

Por último, pincelamos nuestro pez con huevo batido y lo metemos al horno.

Horneamos 30 minutos y listo. Dejamos enfriar un poco y…

Ya esta!!! Así de facil!!

Os dejo video de la preparación:

Espero que os haya gustado mi propuesta y que por supuesto os animéis a prepararla, ahora os dejo enlace con las propuestas que han preparado mis compañeras, haz clic aquí.

Antes de despedirme, os dejo con la anécdota de Valentina:

Ayer mientras hacia las fotos, Valentina estaba alrededor jugando y de fondo estaba la televisión en la que salía una embarazada que estaba a punto. Valentina la debió ver tan gorda que me dice: “Le van a sacar el bebé? Yo no quiero que me saquen un bebé” Le digo: No cariño, tu eres muy pequeña…y me dice: “Es que yo ya he salido de tu tripa…” jajajaja!!!!  me lo dijo como aclarando que con eso ya era suficiente, jejeje!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

Dulces Postres!!!

BUNDT CAKE DE JENGIBRE Y MELAZA {GINGERBREAD}

Hola a tod@s!!! De nuevo por aquí, esta vez para hablaros que este pasado jueves 15 de Noviembre ha sido el National Bundt Cake Day, esta celebración estadounidense se remonta a los años 50, cuando la marca “Nordic Ware” que todos conocemos, se hizo popular por el diseño y estilo de sus moldes.

Para conmemorar el 60 aniversario de los moldes Bundt, Nordic Ware designó el 15 de Noviembre como Día Nacional del Bundt.

fuente: national day calendar

Actualmente esta celebración se ha extendido de tal modo que ha dejado de ser Nacional, ya que cada vez somos más los que año tras año, nos unimos este día para homenajear estos moldes que crean adicción por sus bonitos y diferentes diseños, y lo hacemos preparando una gran variedad de bizcochos en sus diferentes modelos.

En esta ocasión y por la época que estamos, me pareció idóneo usar ingredientes como el jengibre, la canela y la melaza. Así es que me decidí a preparar un Bundt conocido como “GingerBread”. La mezcla de estos ingredientes hacen que tenga un sabor especial…a mi me sabe a Navidad!!!

Hay infinidad de recetas por la web, finalmente la que yo he preparado es una adaptación de varias que me han gustado. He incluido buttermilk porque creo que le da mucha jugosidad a los bizcochos y la verdad que el resultado ha sido un bizcocho jugoso y con sabor especiado ideal para tomarlo con un té o café, me ha gustado bastante y la melaza, que no la había usado hasta ahora para ningún bizcocho, le aporta carácter.

Para homenajear los Bundts, en esta ocasión he escogido el molde Heritage, que fue el primero que me compré. Vamos con la receta…

Ingredientes:

  • 300 gr. de Harina
  • 180 gr. de mantequilla sin sal punto pomada
  • 150 gr. de azúcar blanca
  • 150 gr. de panela
  • 240 ml. de Buttermilk(*)
  • 4 huevos L
  • 160gr. de Melaza(**)
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 2 cucharaditas de Jengibre
  • 1/2 cucharadita de Nuez Moscada (Opcional)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de extracto de Vainilla
  • Azúcar glas para espolvorear

(*) La Buttermilk, como ya os he comentado en otras entradas, no es más que la mezcla de leche con zumo de limón, en este caso usaremos 240 ml. de leche, a los que añadiremos 15 ml. (una cucharada) de zumo de limón.

(**) La Melaza, es miel de caña de un tono bastante oscuro, es la primera vez que la uso, podéis encontrarla en grandes superficies. Os dejo foto aquí.

Preparación:

En primer lugar preparamos la Buttermilk. Reservamos.

Tamizamos los ingredientes secos, harina, levadura, canela, sal, jengibre, y nuez moscada y reservamos.

Precalentamos el horno 180 ºC.

En el recipiente o bol de nuestra batidora, mezclamos la mantequilla con los azucares y batimos bien a velocidad media-baja  durante cinco minutos de modo que la mezcla sea homogénea y esponje, si es necesario pararemos para rascar las paredes del bol con una espátula, para que de este modo se integre bien toda la mezcla.

Transcurrido este tiempo, vamos añadiendo los huevos uno a uno sin dejar de batir hasta que estén integrados por completo.

Lo siguiente, a nuestra mezcla de buttermilk que tenemos reservada le añadiremos la cucharadita de extracto de vainilla.

Por último, iremos añadiendo adicciones de nuestra mezcla de ingredientes secos, intercalando estos con la buttermilk que hemos preparado. Cuando hayamos terminado de añadir la harina y la mezcla de leche y limón, y todo esté integrado por completo, dejaremos de batir y terminaremos mezclando con espátula, para evitar sobrebatir.

Lo siguiente será verter la mezcla en nuestro molde bien engrasado y hornear durante unos 45-50 minutos aproximadamente, este tiempo es orientativo, ya que cada horno es un mundo.

Cuando esté listo, lo sacamos y desmoldamos tal y como te indico más abajo y lo dejamos enfriar sobre rejilla. Una vez frio, espolvoreamos con azúcar glas y listo.

Consejos para un correcto moldado y desmoldado de Bundt Cakes

Cuando hice mi primer Bundt Cake, tuve suerte y no tuve problemas para desmoldarlo. Parte fue suerte pero la otra parte se la debo a los consejos de Bea Roque, que seguí minuciosamente para conseguir un buen resultado. Aquí os anoto todo por si decidis animaros y prepararlo. Os aseguro que si seguis todos los pasos correctamente, no tendreis problemas para obtener un buen desmoldado sin interferir siquiera que sea la primera vez o no.

  • Debemos engrasar bien el molde, yo uso spray desmoldante es muy comodo y facil, pero en su defecto podéis usar mantequilla siempre extendiéndolamuy bien. Usaremos un pincel de silicona para untar las paredes del molde de abajo a arriba y de este modo ayudar a que la masa se extienda bien por el molde.
  • Vertemos la mezcla de nuestro bizcocho en el molde, echando todo en el mismo lado del molde y que sea la mezcla la que se reparta poco a poco por todo.
  • Alisamos la mezcla un poco con una espátula, y dejamos caer el molde varias veces, sobre un paño de cocina para que se asiente bien la mezcla.
  • Una vez fuera del horno, esto es muy importante, debemos dejar reposar exactamente 10 minutos, ni más ni menos y desmoldar sobre una rejilla, donde lo dejaremos enfriar.

Espero que os haya gustado y que os animéis a prepararlo, no es necesario que sea en un molde Bundt, podéis usar el que tengáis por casa.

Antes de irme os dejo la anécdota de Valentina:

Valentina esta muy ilusionada con tener un gatito y esta detrás de nosotros para conseguirlo.  Le explique que su Papá tiene alergia y que no podía ser, y para que pudiera entenderlo mejor le dije que si teníamos uno,  Papá se tendría que marchar. Unos días más tarde, el efecto fue el contrario a lo que esperaba, Valentina me dice: “Mamá,  venga cuando se va Papá,  para que pueda venir el gatito” 😂😂😂 

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

LAYER CAKE DE CALABAZA Y CHOCOLATE

Hola a tod@s!!! Con esta receta puse el broche final a la temporada de Halloween.  Me hubiera gustado subirla el día 31 pero no me fue posible,  no me da la vida,  ese mismo dia tenía organizado un taller de “Cake Pops de Halloween” para niños, del que ya os hablé a través de Instagram. 

La receta que hoy os dejo la preparé con la idea de la celebración de Halloween y en segundo lugar, pero no menos importante, para celebrar que este pasado mes de octubre,  “Mi Dulce Valentina”  ha cumplido 3 años. En años anteriores no he podido hacerle un homenaje y este año pensé que Halloween sería un buen momento.  

No me voy a parar mucho a reflexionar sobre estos tres años desde que decidí crear el blog,  solo diré que el camino es duro,  pero no por ello deja de ser apasionante poder compartir con tod@s los que estáis ahí al otro lado mis aventuras en el mundo de la Repostería, por ello quiero daros un enorme agradecimiento a tod@s mis lectores,  que sois los que lo hacéis posible MUCHAS GRACIAS!!! 

LA TARTA

Me pareció buena idea combinar dos tipos de bizcocho,  para hacer este Layer Cake, el de calabaza (lógicamente ideal,  porque estamos en temporada) y chocolate,  que yo creo que combina con todo!!! Porque me encanta!!!  Pero en este caso, no he andado mal encaminada porque es verdad que la combinación es deliciosa,  nos ha gustado mucho, y claro si a ello le añadimos el relleno,  pues ya ni os cuento, lo dejo a vuestro criterio,  que me decís?  Os animáis a prepararla? 

El bizcocho de calabaza ya lo había preparado en una de mis primeras entradas del blog (enlace aquí)  y me gustó mucho, así que es la misma receta y cantidades,  vamos a ello…

Bizcocho de Calabaza

Ingredientes (Molde 18 cm.):
  • 260 gr. de Harina
  • 2 cucharaditas de Levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 125 ml. de Buttermilk*
  • Puré de calabaza **
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla 
  • 150gr. de Mantequilla sin sal
  • 75 gr. de azúcar Moreno
  • 200gr. de azúcar Blanquilla
  • 3 Huevo + 1 Yema
  • 1 cucharadita de Canela
  • 1 cucharadita de jengibre Molido

* La Buttermilk, podéis hacerla casera, yo he utilizado 125ml. de Leche entera y 1/2 cucharada de zumo de limón.

** Para el puré de calabaza, he usado 300 gr. de calabaza, 75 gr. de azúcar moreno, 2 ramas de canela y clavo (muy poca cantidad, dos palitos). Si lo preferís también podéis comprarlo envasado.

Preparación:

Primero preparamos el puré de calabaza, troceamos la calabaza, y la ponemos en un cazo, cubierta con agua, no mucha, solo hasta que quede cubierta, añadimos el azúcar moreno, la canela y el clavo. Lo ponemos a hervir todo junto, y que cueza hasta que la calabaza este bien blandita. Una vez llegado este punto, quitamos el exceso de agua, la canela y los clavos y la dejamos escurrir bien, después con un pasapures o con el mismo tenedor la trituramos hasta formar el puré. Dejamos enfriar.

Después preparamos la buttermilk, echamos el zumo de limón a la leche y dejamos reposar.

Precalentamos el horno a 180ºC. Calor arriba y abajo.

Mezclamos en un cuenco o recipiente, nuestro puré de calabaza con la buttermilk que hemos preparado y las dos cucharaditas de vainilla y reservamos.

En otro bol, tamizamos la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal, la canela y el jengibre, mezclamos y reservamos.

Seguidamente, batimos la mantequilla con el azúcar, hasta que nos quede una mezcla espumosa y blanquecina, después añadimos los huevos y la yema y seguimos batiendo, una vez integrados los huevos, echamos la harina en tres veces, a intervalos con la mezcla del puré y buttermilk, que hemos reservado.

Engrasamos el molde, y  vertemos la mezcla horneamos sobre rejilla, 45 – 50 minutos aproximadamente, dependiendo de cada horno, en mi caso, tuve que dejarlo algo más de tiempo.

Cuando este listo, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar en el molde unos minutos hasta que podamos tocarlo, después lo desmoldamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Bizcocho de Chocolate

Ingredientes (Molde 18 cm. ):
  • 375 gr. de Harina
  • 95 gr. de cacao en polvo sin azúcar
  • 15 gr. de Levadura (tipo Royal)
  • 1 pizca de sal
  • 375 ml. de leche
  • 250 ml. de agua caliente
  • 115 gr. de mantequilla punto pomada
  • 400 gr. de azúcar
  • 2 huevos y una yema (tamaño L)
Preparación:

En primer lugar tamizamos los ingredientes secos, harina, levadura,  cacao en polvo, y sal. Reservamos.

Precalentamos el horno 180 ºC

Comenzamos batiendo el azúcar y la mantequilla, durante unos cinco minutos hasta que la mezcla blanquee, después añadimos los huevos y la yema, uno a uno, mientras seguimos batiendo, hasta que se integren por completo.

Por último añadimos a la mezcla, los ingredientes secos que hemos reservado, intercalando adiciones de los liquidos, agua y leche, sin dejar de batir, hasta haber incorporado todo y que la mezcla sea homogenea, terminamos de mezclar con la lengua o espatula para no sobrebatir.

Engrasamos y forramos el molde, yo le hago una base de papel vegetal para que no se me pegue por abajo. Vertemos la mezcla e introducimos al horno, durante un tiempo aproximado de 45-50 minutos, o hasta que este listo, cuando al pincharlo con un palillo o stick, este salga limpio.

Una vez listo, sacamos y dejamos reposar unos 10 minutos, tras los cuales procederemos a desmoldarlo y dejarlo enfriar sobre rejilla.

Butterswiss de Queso con Canela y Arce

Ingredientes (Aconsejo doblar estas cantidades para relleno y cobertura):
  • 250 gr. de mantequilla punto pomada
  • 3 Huevos L (solo usaremos las claras)
  • 200 gr. de azúcar
  • 150 gr. de queso crema (philadelphia)
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de sirope de Arce
Preparación:

Ponemos el azúcar y las claras en un cazo al baño María, para que el azúcar se disuelva por completo. Es importante que la temperatura no supere los 65ºC (para ello, es necesario disponer de un termómetro de azúcar), para que no se cocinen las claras. En su defecto, sabremos que esta listo, cuando tomando una pequeña cantidad con los dedos no se note para nada el azúcar.

Dejamos enfriar un poco y después batimos la mezcla aumentando la velocidad de nuestra batidora progresivamente, desde la mínima a la máxima,  durante  5 a 7 minutos hasta que forme picos, después incorporamos poco a poco la mantequilla y batimos hasta que tenga la consistencia similar a la de un helado. En este punto cambiamos al accesorio pala y añadimos el queso crema, la canela y el sirope de arce, mezclamos un poco más hasta que estos ingredientes se integren y listo.

Decoración:

  • Cobertura de Chocolate *
  • Sprinkles de Halloween 

(*) Preparamos la cobertura de chocolate,  fundiendo 175 gr. de chocolate para postres en 175 ml. de nata liquida. Cuando el chocolate se haya fundido por completo,  retiramos del fuego y añadimos unos 15-20 gr. de mantequilla fría y removemos con una cuchara de madera hasta que se funda en el chocolate y adquiera este un tono brillante.  Para servir la cobertura debéis tener en cuenta que la temperatura del chocolate debe ser la idónea ni demasiado caliente ni fria,  más bien templado de forma que nos deje trabajarlo.

MONTAJE:

De los dos bizcochos que hemos preparado se obtienen unas tres placas de cada uno, usando la medida de 18 cm. He usado dos placas de cada bizcocho para montar la tarta,  y contáis con otras dos de cada bizcocho para el desayuno!!!

Cuando los bizcochos se hayan enfriado,  cortamos las capas,  tratando de que sean del mismo nivel,  yo uso una lira para ello. 

La otra opción es hornear los bizcochos en moldes individuales para obtener ya las capas,  pero a mi esta opción no me gusta para este tipo de tarta,  ya que es difícil conseguir que las placas queden niveladas.

Ponemos la placa base sobre el stand donde la vayamos a servir, por ejemplo empezamos con el de chocolate y ponemos una buena capa de relleno, después ponemos el de calabaza y seguiremos montando el resto del mismo modo.

Después untamos ligeramente los bordes y superficie de la tarta con el relleno que nos ha sobrado, de forma que no quede del todo cubierta,  y se vean las capas del bizcocho.  

Reservamos en el frigorífico unos minutos.  

Finalmente cubrimos con la cobertura de chocolate,  vertemos un poco en la superficie evitando que llegue a los bordes y extendemos.  Después con una cuchara vamos vertiendo pequeñas cantidades del chocolate,  de forma que caigan por la tarta formando las gotas.

Finalmente, decoramos con los Sprinkles en la superficie y lista para degustar!!!!

Como os decía al principio,  la combinación de los dos tipos de bizcocho y el relleno de queso es deliciosa!!! Espero que os animéis a prepararla y si es así me encantaría ver el resultado!!! 

Antes de irme,  os dejo la anécdota de Valentina:

Más que una anécdota es algo del día a día,  todavía no entiende bien el concepto de perdonar y pedir perdón por algo, así es que cuando me enfado por algo que no quiere hacer y la reprendo por ello, al rato me dice: Mamá me perdonas? A lo que contesto: Si claro!!  Y entonces me dice: Ahora me tienes que perdonar tu ( vamos que la tengo que pedir perdón yo a ella)  y así estamos!!! 😂😂😂

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

PANECITOS BRÖTCHEN

Hola a tod@s!!!  Hoy toca nuestra cita mensual con el reto “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia de “Patty’s Cake”.  La tarea de elegir el cuento de este mes ha sido para nuestra compañera Belén Mollá de “Mossets de Plaer”,  ya que fue la ganadora del reto anterior con sus preciosas galletas cisne, os dejo enlace y os aconsejo que paseis a visitarla porque es una verdadera artista. El cuento elegido para este mes,  es “Mariuca la Castañera“.

Os dejo breve resumen del cuento:

Trata de Mariuca, una niña huerfana, que es acogida en casa de Doña Paca, esta le advierte que ella es pobre y que para ganarse el cobijo y la comida debe trabajar vendiendo castañas asadas.

Mariuca con su paraguas, la silla y el fogón se pone bajo a un árbol para hacer su cometido.

Pronto empiezan a venir varios niños que se llevan alguna cosa barata, después aparece un niño que parece tener apetito, Mariuca se apena al verlo y le da un buen montón de castañas. Más tarde, aparecen más alertados por el primero y Mariuca les da igualmente su montón a cada uno.

Cuando regresa a casa, Doña Paca, la reprende ya que no ha traido tanto dinero como cabía esperar. Ella le cuenta que se lo ha dado a los chiquillos que tenían hambre. Doña Paca le dice que si se repite, no vuelva a casa, que lo importante es el negocio.

Mariuca preocupada por lo que le había dicho Dña. Paca, decide que al día siguiente será mas dura y no hara caso de las peticiones…

Pero al día siguiente, la bondad de la niña se apodera de ella y no es capaz de dejar a los niños hambrientos, apenada y pensando en lo que le había dicho Doña Paca, no regresa a casa y se queda dormida en el puesto de castañas bajo su paraguas y la lluvia.

Cuando despierta no puede salir de su asombro al ver…

Si quieres conocer el resto del cuento, dejo enlace del cuento completo, aquí.

Ya lo sé, hay infinidad de recetas para hacer con castañas, este mes lo teníamos muy fácil, pero yo decidí que las castañas irian en la foto unicamente (era el objeto elegido que debiamos incluir en la foto). Las castañas asadas estan  muy buenas y la verdad es que no he hecho postres con castañas, pero en esta ocasión me sugería preparar algo acorde con el otoño, y el hecho de que ya podemos encender más el horno y decidí preparar alguna receta de pan.

Encontré estos “Panecitos Brötchen” y me parecieron ideales para esta ocasión, son muy tiernos y blanditos como la protagonista del cuento.

Fuente: Os dejo enlace de la receta aqui

Ingredientes (14 bollitos aprox):

  • 400 gr. de Harina de Fuerza
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 y 1/2 cucharadita de levaruda seca de panadería.
  • 260 ml de agua templada
  • 20 gramos de mantequilla pomada

Preparación:

Amasamos todos los ingredientes menos la mantequilla durante 5 minutos,  bien con batidora /amasadora o de forma manual en su defecto.

Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y amasamos 5 minutos más, transcurrido este tiempo obtenemos una masa agradecida, suave y nada pegajosa. Formamos una bola y la metemos en un bol que habremos engrasado previamente con un poquito de aceite.  

Dejamos que doble su volumen,  una hora aproximadamente,  en mi caso fue hora y media. 
Una vez haya levado,  sacamos y aunque la receta Fuente no lo indica,  yo he quitado un poco de aire a la masa durante unos minutos.  

Dividimos la masa formando bolas, a ser posible que pesen similar,  las mías oscilaban entre 47-50 gramos. Dejamos reposar 15 minutos,  después les hacemos el dibujo,  si tenéis un cortador Káiser (os dejo foto aquí)  y si no con el canto de una cuchara de servir sopa, hay que marcar bien la cuchara pero sin llegar a cortar, para que no se le vaya el dibujo con el levado, yo lo hice con la cuchara y bueno desde luego el resultado no es el mismo que si dispones del cortador,  pero están igual de ricos eso sí!! Jejeje

Colocamos los panecillos en la bandeja del horno que habremos forrado con papel de horno o vegetal, espolvoreamos un poco de harina por encima y dejamos levar unos 40-45 minutos más.

Después metemos al horno precalentado a 200 grados, unos 15-20 minutos. Una vez listos sacamos y dejamos enfriar sobre rejilla.

Me ha encantado esta receta,  me parece muy fácil, los tiempos de levado no son muy largos, y el resultado es un pan muy tierno que podemos comer tanto en el desayuno como la merienda. 

Esta delicioso,  y a mi me encanta hacer masas levadas,  siempre lo digo, pero si no hago más es por falta de tiempo. Me la quedo como habitual ya que se prepara en seguida y puedes congelar los panecillos y así lo tienes a mano. 

Espero que os guste tanto como a mi, y que os animéis a prepararla,  os va a encantar!!!

Ahora os dejo enlace con el resto de recetas que han preparado mis compañeras, click aquí.

Por ultimo antes de despedirme, os dejo con la anecdota de Valentina:

Ayer el coche me dejo tirada en medio de un cruce, el embrague se hundió y ya no quiso salir. Valentina estaba con mis padres, les llamé para avisarles de lo sucedido y de que llegaría más tarde a recogerla. Mi padre le comentó a mi madre: “Marisa,  se ha quedado tirada con el coche” a lo que Valentina que estaba escuchando todo, preguntó: “Porque está tirada mi mamá?” Donde esta tirada? Ay mi niña que no entendía nada y pensaba que yo estaba por ahí tirada… 😍😍😍 Que pena que nos hagamos mayores y perdamos esa inocencia tan bonita!! 

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

Dulces Postres!!!

WHOOPIE PIES DE CALABAZA CON CREMA DE MARSHMALLOWS

Hola a tod@s!!! Este mes de octubre, estoy preparando recetas enfocadas a la festividad de “Halloween” aunque se trata de una fiesta estadounidense, creo que ya os he comentado en otras ocasiones, y es evidente, que a mi me encanta!!! Esta fiesta cada vez más se ha ido instaurando en nuestro país, y por ese motivo me gusta elaborar preparaciones en torno a ella, creo que se pueden hacer cosas muy chulas y son ideales para preparar con los niños, quedarán encantados. Que os parece, os gusta esta fiesta? Si os animáis vamos con la primera receta.

Para esta ocasión, he escogido unos pastelitos, llamados “Whoopie Pies” (Pastel Whoopie) que son típicos de la repostería americana. Estos bollitos, son una mezcla entre galleta y pastel. A primera vista parece una galleta, pero la consistencia final es más parecida a la del bizcocho. Se elabora con dos piezas de pastel intercalando crema o glaseado como relleno.

Según la wikipedia, las mujeres “Amish” preparaban estos pastelitos para el almuerzo y los colocaban en las fiambreras de los agricultores, estos al verlos, reaccionaban gritando: “Whoopie”…

 

Vamos con la receta, yo los he preparado con puré de calabaza, pero se pueden hacer diversas formas, e incluso teñirlos para darles color.  

Ingredientes para los bizcochos (10-12 pastelitos):

  • 120 ml. de aceite de girasol
  • 200 gr. de azúcar moreno
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 huevo L
  • 100 ml. de Puré de Calabaza*
  • 250 gr. de Harina
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de jengibre molido

Ingredientes para el relleno:

  • 85 gr. de mantequilla sin sal en punto pomada
  • 150 gr. de azúcar glas
  • 80 gr. de queso cremoso (tipo Philadelphia)
  • 100 gr. de crema de malvavisco (Marshmallows)**

Puré de Calabaza:

(*) El puré de Calabaza, podéis comprarlo ya preparado o hacerlo casero, es muy sencillo si decidís prepararlo vosotros, para esta receta necesitamos 100 gramos, pero podéis preparar más cantidad y conservar el resto en botes al igual que la mermelada, de esta manera podréis utilizarlo para otras recetas.  Os dejo cantidades:

  • Una calabaza pequeña (la mía pelada y cortada, pesaba 480 gr. podéis hacer una regla de tres con el resto de cantidades en función que lo que pese la vuestra)
  • 120 gr. de azúcar moreno
  • 3 palos de canela en rama
  • 3 clavos (especia)

Cortamos, pelamos y limpiamos la calazaba de pipas y cocemos junto con el resto de ingredientes hasta que este blandita, después retiramos los clavos y la canela y trituramos hasta hacer puré, dejamos enfriar.

Preparación de los bizcochos:

En primer lugar preparamos el puré de calabaza y lo dejamos enfriar. Tamizamos todos los ingredientes secos, harina, levadura, bicarbonato, sal y las especias y reservamos.

Precalentamos el horno 180º C.

Preparamos la masa del bizcocho, para lo que batiremos el azúcar junto con el aceite y el extracto de vainilla, durante unos cinco minutos aproximadamente, después incorporamos el huevo y el puré de calabaza y seguimos batiendo. Cambiamos al accesorio pala, si lo hacéis con batidora/amasadora y añadimos la harina y resto de ingredientes, y batimos hasta que la mezcla sea homogénea no es necesario sobrebatir. Una vez lista la mezcla, preparamos la bandeja de horno con papel vegetal o de horno. Vertemos la mezcla en una manga (no es necesario usar boquilla) hacemos un corte un poco ancho y vamos haciendo montañas con la mezcla, deben quedar bastante separadas unas de otras, ya que en el horno se expanden y pueden juntarse.  Horneamos de 10 a 15 minutos, dependiendo del horno, os aconsejo que no más de los 15 minutos, ya que se quedarán duros y el resultado no será el mismo. Transcurrido el tiempo de horneado, sacamos y dejamos enfriar sobre rejilla.

Preparación del relleno:

(*)La crema de Malvavisco es una crema de nubes, de las esponjitas que todos conocemos, podéis encontrarla en tiendas de repostería, también en grandes superficies, arriba en los ingredientes podéis ver una foto, pinchando sobre el nombre . Esta crema esta deliciosa, pero es un bomba, es muy muy dulce, ideal para paladares muy golosos, os lo aseguro. Como alternativa a esta crema, podéis preparar una crema de queso, que también les va fenomenal a estos bizcochos de calabaza.

Vamos con la preparación, en primer lugar batimos la mantequilla con el azúcar glas a velocidad media-baja, hasta que la mezcla se integre, después añadimos el queso y seguimos batiendo hasta que la mezcle este homogénea. Por ultimo añadimos la crema de Malvavisco batimos a máxima velocidad hasta que la mezcla se vea esponjosa.

Una vez listo, lo llevamos al frigorífico donde debe reposar unos 40 minutos para que coja más consistencia, si queréis podéis preparar el relleno el día anterior.

P1160155_r Introducimos la crema de malvavisco, en una manga, al igual que con la mezcla de bizcocho, no es necesario utilizar boquilla, cortamos una medida un poco ancha y rellenamos lo bollitos. Después espolvoreamos con azúcar glas y listo.  

Antes de despedirme, os dejo con la anécdota de Valentina:

Hace unas semanas que ha estado algo malita, nada fuera de lo normal, en cuanto vuelven al cole, volvemos a la tos y los mocos. A Valentina, contrario que a otros niños, le gustan bastante las medicinas, tanto que a veces me las pide sin estar mala. El caso es que estaba con su abuelo y le dice: “Anda abuelo, dame el Apiretal ese naranja…” jejeje

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

Dulces Postres!!!

Cisnes de Pasta Choux

Hola a tod@s!!!  Este mes de septiembre retomamos de nuevo el reto mensual  “Una galleta un cuento” organizado por Patricia Blanco Budia de Patty’s Cake.  La elección del último cuento la hizo la ganadora del reto anterior en junio,  Victoria Martínez con unos deliciosos “Sandwiches para el té”.

Vamos ahora con un breve resumen del cuento:

Trata de un rey que tiene once hijos varones y una única hija. Al fallecer su esposa,  vuelve a desposarse con la hija de una bruja. Temiendo que su recién estrenada esposa hiciera uso de sus dotes mágicas,  se llevó  a sus hijos a un castillo lejano para protegerlos. 
Pero su esposa lo descubre y hace un conjuro sobre los onces hijos convirtiéndoles en once cisnes salvajes… 

Quieres conocer el desenlace final…? Te dejo link aquí para que puedas verlo.

Ahora vamos con mi propuesta,  como no pude participar la vez anterior, tenía muchas ganas de hacerlo ahora en esta nueva etapa. 
La inspiración la encontré en Pinterest,  y me encantó la idea. Es la primera vez que preparo pasta Choux!!!  esto no es difícil,  pero lo que más me preocupaba era darle la forma a las cabezas de los cisnes, creo que no ha ido mal,  por esta vez. En mi caso no tengo tiempo para pruebas así que siempre me arriesgo.

Vamos con la receta!!! 

Ingredientes:

  • 250 ml de agua 
  • 100 gr. Mantequilla 
  • 1 cucharadita de azúcar 
  • 1 pizca de sal
  • 160 gr. De Harina 
  • 4 Huevos L 
  • Azúcar glas para decorar 
  • 150 ml. De nata montada 

Preparación:

En una olla, calentamos el agua y la mantequilla hasta que hierva. 
Una vez llegue a ebullición,  echamos la harina tamizada, mezclada con el azúcar y la sal. La echamos toda de una vez,  retiramos del fuego y mezclamos bien con una espátula o cuchara de madera, se irá formando una masa, y poco a poco se irá despegando de las paredes de la olla, llegado este punto,  dejamos reposar unos minutos.  

Cuando la masa se haya atemperado,  añadimos los huevos de uno en uno,  mezclando bien,  para que se integren. 
Una vez tengamos lista la masa de pasta,  la ponemos en una manga pastelera con una boquilla rizada. Reservamos un poco de la mezcla que pondremos en otra manga,  para hacer las cabezas y cuellos de los cisnes. Podéis usar una boquilla fina o cortando la manga. 

Horneado:

Precalentamos el horno  180 grados.  
En la bandeja con papel de horno o vegetal,  vamos formando los cuerpos de los cisnes que haremos similares a una lágrima. Hay que dejar algo de separación entre ellos para que tengan su espacio,  ya que en el horno aumentan su tamaño.  

Según recetas que he visto por la web la temperatura del horno es 250-200 grados los primeros minutos de horneado, y después la van bajando. Yo hice una primera hornada a 250 y a los 15 minutos tuve que sacarlos o se quemaban. 
Así es que en mi horno los he hecho a 180 grados en media hora de duración y han salido correctos,  ya sabéis que aquí depende de cada horno. 
Cuando estén listos abrimos el horno y dejamos la puerta abierta,  y los vamos sacando de uno en uno a una rejilla para que enfríen. 

Decoración:

Preparamos las cabezas y cuellos,  esto es cuestión de practica, pero vamos enseguida le coges el truco. Cogemos la manga y empezamos haciendo el pico, seguimos y formamos una pequeña bola simulando la cabeza y después continuamos con el cuerpo que haremos como si fuera un número 2. Yo he utilizado una boquilla demasiado fina, quizás una mas ancha de mejor resultado, asi evitais que se os rompan.

Al hornear los cuellos y cabezas,  ojo!! A mi la primera hornada se quemó. Horno 180 grados,  unos cinco minutos y ojo avizor, en cuestión de minutos se doran demasiado y no quedan bonitos!

Sacamos del horno y reservamos

Cuando se hayan enfriado los cuerpos,  (como suena esto…) los cortamos por la mitad (pues esto no suena mejor…jajaja),  a su vez la parte de arriba,  la dividimos en dos,  lo que serán las alas de nuestros cisnes. 
Disponemos la nata montada en una manga y cubrimos la base de nuestros cisnes, después colocamos las alas por encima. Por último les pondremos la cabeza insertando el cuello en la nata ( madre mía,  porque lo acompaño de fotos que si no!!! Jajaja).

Por último espolvoreamos con azúcar glas…et voila!!!

Espero que os animéis a prepararlos, quedan tan bonitos!!! Y están deliciosos!!! 

Os dejo aho enlace para que podáis ver las propuestas de mis compañeras,  click aquí.

Y por último os dejo con la anécdota de Valentina:

Cuando estaba Horneando esta misma receta, viene a la cocina, y me dice: Mamá he uelido muy bien a bollitos!!!! Habla bastante bien, pero algunas palabras aún se le resisten!!! Fue la primera en degustar los cisnes, lo mejor, ver su carita sonriente cuando lo vio puesto en el plato!!! 

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

Dulces Postres!!!