Pan de Molde Integral con Nueces y Pasas

Hola a tod@s, ya estoy de nuevo por aquí, que tal han ido vuestras vacaciones? Las mías muy bien aunque esta es mi segunda semana ya incorporada al trabajo,  así que han pasado a ser un bonito recuerdo.  Los primeros días siempre son difíciles,  poco a poco vamos volviendo a la rutina, añadiendo la vuelta al cole, estos días entre preparativos se va el tiempo volando,  con la lengua fuera, vamos, otra vez con las prisas a todos lados, que le vamos a hacer…
Os diré que para hoy tenía preparada y lista otra receta,  pero este fin de semana me enteré a través de Instagram, que varias cuentas entre ellas y liderando el grupo, el blog Cocinando Sabores,  han creado una iniciativa para todo el que se anime  a hacer pan de molde casero y de esta manera poder comer pan de verdad. La propuesta consiste en que hoy 14 de septiembre  subamos la fotografía de nuestro pan con el hastag #estosiespandemolde junto con la receta.  Me gustó tanto la idea que no pude resistirme, porque hace tiempo que tenía en mente hacer alguna receta de pan, y es que me encantan las masas levadas, así que dicho y hecho, hoy os traigo la receta  del que ha sido mi primer pan de molde y creo que para ser el primero no ha salido nada mal…
Espero que alguno os animeis a probar, nada que ver con los que se comercializan. Da gusto poder comerse una rebanada de pan, con la satisfacción de que lo has hecho tu mismo, eso me encanta…
Ahora os dejo la receta que tiene miga…
Mi elección ha sido un pan de molde integral, he tomado como receta base la de Miriam del Blog “El Invitado de Invierno” quien nos la presenta a través del blog de María Lunarillos. Por mi parte he realizado algunas pequeñas modificaciones, vamos a ello…
Ingredientes:
  • 350 gr. de Harina Panadera Integral*
  • 520 gr. de Harina Panadera Blanca*
  • 8 gr. de Levadura seca de panadería
  • 550 gr. de agua tibia
  • 40 gr. de mantequilla derretida
  • 12 gr. de sal
  • 2 cucharadas de sirope de arce, en sustitución del azúcar (esto es opcional)
  • 130 gr. de nueces troceadas
  • 100 gr. de pasas sin pepitas

*En los dos casos la harina debe ser de media fuerza, para ello me he guiado mirando la cantidad de proteína por cada 100gr. que figura en el paquete, en este caso debe tener entre 10 y 11 gramos, para cumplir este requisito.

Preparación:

En primer lugar mezclamos en un bol, ambas harinas con el agua y lo dejamos reposar 20 minutos aproximadamente.

Transcurrido ese tiempo, añadimos la sal, la levadura de panadería, el sirope de arce y las nueces troceadas, amasamos bien con amasadora o de forma manual, yo en mi caso lo he hecho con mi compinche la KA, con el accesorio gancho, amasamos 2 minutos y descansamos 10, así hasta tres veces, después añadimos la mantequilla derretida y amasamos de nuevo hasta que se haya integrado por completo en la masa.

Cuando este lista, hacemos una bola con la masa y la ponemos en un bol que habremos engrasado previamente, y lo tapamos con film o con un paño. Dejamos que leve y doble su tamaño, en mi caso han sido un par de horas aproximadamente, después lo metemos al frigorífico a dormir toda la noche.

Al día siguiente, sacamos la masa, dejamos que se temple un poco y sobre una superficie enharinada, la aplastamos para quitarle aire. Después con un rodillo alisamos, dándole una forma de rectángulo, disponemos las pasas en la mitad de nuestro rectángulo y doblamos desde el centro hacia el otro lado para cerrarlo, repetimos un par de veces o hasta que hayamos incorporado todas las pasas.

Formamos un cilindro, que tenga una longitud acorde con nuestro molde (no olvidéis engrasarlo previamente) y metemos dentro nuestra masa. (Un inciso: Con estas cantidades, podía haber hecho dos panes, pero ansiosa de ver el resultado, hice solo uno que ha salido bastante grande y alto). Tapamos el molde con film o un paño y lo dejamos levar otro rato, una hora aproximadamente.

Finalmente, cuando nuestra masa haya crecido, la metemos al horno precalentado 250ºC, 20 minutos, después lo bajamos a 190ºC otros 20 minutos y listo. Tendréis un pan recién hecho y un olorcito en la cocina…mmmmm!!!

Os diré que mi pan siguió levando durante un rato en el horno, tanto que pensé que saldría con forma de Alien, después cuando lo saqué estaba muy duro, y pensé que algo había salido mal, pero todo lo contrario según se va enfriando va tomando otra textura.

Una vez fuera del horno, debe enfriar del todo, sobre rejilla,  antes de cortarlo. No seáis ansiosos!!!!

Después, ya sabes lo que va…jejeje!!!! Espero que os animeis a probar esta experiencia, puede parecer un proceso laborioso, pero el resultado es un pan tierno, que junto con las nueces y las pasas harán que vuestro desayuno o merienda sea una delicia!!! No digo más…

Para terminar os dejo como siempre la anécdota de Valentina:

Un domingo que estábamos comiendo en casa de mis padres,  mi madre había preparado albóndigas,  y las prepara con una salsa de tomate,  cebolla y zanahoria,  entonces mi padre le dijo a Valentina,  hija come zanahoria,  a esto Valentina le dice:  No, las zanahorias son para los conejos!!! Madre mía nos dejó de una pieza a todos!!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

Un comentario sobre “Pan de Molde Integral con Nueces y Pasas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.